02 de septiembre de 2013
02.09.2013
PSOE

Rubalcaba advierte a Cospedal que puede ir a la cárcel

El líder del PSOE afirma que los dirigentes del PP "no han parado de mentir desde el primer momento"

02.09.2013 | 23:11

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha manifestado este lunes que Rajoy habrá pasado el verano "andando, andando y andando" por el campo, pero a su vuelta se ha encontrado con que siguen las tres crisis: económica, política y territorial.

Es más, sostiene que la crisis política desencadenada por el 'caso Bárcenas' está peor que antes del mes de agosto, porque se ha confirmado que los 'populares' "no han parado de mentir desde el primer momento, en el Parlamento ni en la Audiencia Nacional" y "sin que se les moviera ni un solo músculo".

A su juicio, el asunto se ha convertido en un "culebrón dramático porque afecta a la vida poítica y a la imagen del primer partido del país". Así, ha avisado a Rajoy de que "tiene que explicar en el Parlamento por qué ha mentido" . "No sé si la señora De Cospedal tendrá que explicarse en la Audiencia. Por mentir en un juzgado puedes ir a la cárcel y por mentir en el Parlamento no, te tienes que ir a tu casa", ha añadido, después de que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, haya insistido en que está colaborando con la Justicia.

De hecho, ha recordado que el PSOE ha anunciado diligencias ante el juez para que investigue si el borrado de los discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas constituyen un delito de obstrucción a la Justicia.

"Nadie destruye el disco duro del ordenador de un delincuente para ajustarse a la ley, lo destruye para lo contrario, para ocultar pruebas a la justicia", ha manifestado, advirtiendo a los 'populares' de que lo empeoran todo con las explicaciones que dan. Preguntado por las eventuales responsabilidades políticas de Cospedal, se ha remitido a las peticiones de dimisión que ha hehco el PSOE castellano-manchego.

Subcomisión parlamentaria

Por otra parte, Rubalcaba ha propuesto este lunes crear una subcomisión parlamentaria, dependiente de la Comisión Constitucional del Congreso para negociar con todos los grupos, incluido el PP, reformas institucionales de lucha contra la corrupción, según ha anunciado él mismo en rueda de prensa tras una reunión de la Comisión Ejecutiva Federal.

Sin embargo, Rubalcaba ha defendido que esta propuesta no cambia "en absoluto" la decisión anuncida por el PSOE el pasado mes de julio, cuando decidió romper toda relación con el Gobierno a raíz de la supuesta financiación ilegal del PP desvelada en el 'caso Bárcenas'.

"No ha cambiado nuestra posición, ahora, en el ámbito parlamentario habrá que hablar con los grupos y ver las enmiendas, eso no quita para que no haya relaciones con el Gobierno, ya lo dijimos pero habrá enmiendas y práctica parlamentaria", ha justificado el jefe de la oposición. Rubalcaba trata de resucitar así una propuesta suya lanzada después del Debate del estado de la Nación y que había quedado en suspenso.

Ahora quiere recuperar su propuesta "si cabe con más énfasis porque todo ha ido a peor". El PSOE registrará además de inmediato propuestas concretas para reformar el Código Penal y tipificar los delito específico de financiación ilegal y manipulación contable, impedir que los partidos reciban donaciones de empresas, hacer que los casos de corrupción los juzgue la Audiencia Nacional y modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) para agilizarlos y reformar también la ley del Tribunal de Cuentas para acortar los plazos en los que este órgano debe revisar las cuentas de los partidos.

La intención del PSOE es que las reformas sean pactadas por todos los grupos parlamentarios -a todos les va a enviar una carta informándoles de sus planes-- y, a través de la subcomisión, debatirlas también con representantes de la sociedad, igual que se hizo para redactar la Ley de Transparencia, con debates en los que participaron numerosos expertos. Según Rubalcaba, de este modo las reformas tendrán amplio consenso político y también social.

Precisamente en la segunda fase de la tramitación de la Ley de Transparencia el PSOE decidió abandonar las negociaciones parlamentarias porque consideraban incoherente negociar mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no diese explicaciones por el 'caso Bárcenas'. Al final se reincorporaron al debate del texto en comisión, pero no lo apoyaron.

Eso sí, en su primera rueda de prensa del nuevo curso político, Rubalcaba ha advertido a Rajoy de que, aunque la situación económica mejore levemente, eso no hará olvidar este escándalo: "No podrá esconder a Bárcenas tras la prima de riesgo", ha avisado, recordándole el cuento de Augusto Monterroso: "Cuando despertó, el dinosaurio aún estaba allí".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook