27 de septiembre de 2013
27.09.2013
Investigación

Los secretos que Asunta se llevó a la tumba

Cuando murió su abuelo, inició un blog en el que incluye el relato de un asesinato en una familia de tres miembros

29.09.2013 | 18:54
Imagen de Asunta en su blog.

El mismo mes en que murió su abuelo, en julio de 2012, Asunta Basterra inició un "peculiar" blog -así lo llamó ella- de misterio en inglés, "Asunca", en el que se proponía contar la historia de "los parques encantados" de Santiago junto a una tal Sophie Elizabeth Paton -una profesora de inglés de A Estrada que, según sus vecinos de Curantes Vello, trabajaba en una academia en Santiago-.

Las pesquisas de estas "cazadoras de fantasmas", como se define ella misma, estaban destinadas a indagar en la Alameda, Belvís y Bonaval "porque otra gente" les "contó que ha visto extraños en los parques". No obstante, en la misteriosa bitácora en torno a apariciones sobrenaturales solo la Alameda mereció otra entrada, un relato de asesinato y venganza en una familia de tres miembros que acabó con el fantasma de John, el padre asesinado, vagando por ese jardín, y con el de la madre asesinada, Anna, en Belvís.

El blog, que expertos analizan por si pudiera guardar alguna relación con la muerte de sus abuelos, se inicia en julio de 2012, el mismo mes en el que fallecía, a los 88 años su abuelo materno, Francisco Porto. Siete meses antes la pequeña había perdido a su abuela materna, Socorro Ortega.

Con un diseño que homenajea a los créditos que Saul Bass creó para las películas de Preminger "El hombre del brazo dorado" y "Anatomía de un asesinato", la pequeña explica que tanto ella como Elizabeth "están investigando esos extraños avistamientos" en los parques, aunque ella es la "jefa" del equipo. En ese post de introducción, además, incluye una foto suya en tono azulado sentada en un banco de la Alameda, que su abuelo solía recorrer, en una pose parecida a la estatua del escritor Valle-Inclán del mismo jardín. Al pinchar en la imagen, se descubre la imaginación de una niña aficionada a la lectura y a la escritura, según el director de su centro, ya que la foto aparece descrita como "Asunta con el espíritu de John".

La última vez que escribe, en septiembre, lo hace para narrar la historia de una familia golpeada por la tragedia de dos asesinatos. "Primero contaremos la historia del parque de la Alameda", anuncia, y narra: "Érase una vez una familia feliz; un hombre, una mujer y un hijo. Un día la mujer fue asesinada. El hombre tenía que tomar represalias sobre la persona que mató a su mujer (Anna) pero también murió, porque intentó tomar represalias pero el hombre malo mató a John, el marido. Su cuerpo está en el parque de la Alameda y su espíritu también. Espera que el espíritu de su mujer venga a él. Cada día se sienta en los bancos. El cuerpo y el espíritu de su mujer están en el parque de Velvís (sic)".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook