17 de noviembre de 2013
17.11.2013
Consell Nacional extraordinario

Navarro impone sus tesis y refuerza su liderazgo en el PSC

Los socialistas catalanes han aprobado por mayoría la resolución por la que se desmarcan del frente proconsulta

17.11.2013 | 17:53
Pere Navarro durante su intervención en el Consell del PSC.

El líder del PSC, Pere Navarro, se ha impuesto a las tesis de los sectores críticos del partido, a los que ha vencido en el Consell Nacional extraordinario celebrado este domingo con el 83,5 % de los votos, con una resolución que refuerza su liderazgo y que permitirá al PSC desmarcarse del frente catalán proconsulta.

La resolución del PSC ampliamente mayoritaria -258 votos frente a 41 (13 %)- deja claro tres cuestiones: que el PSC no caerá en el "error" de votar a favor de pedir al Congreso el traspaso de las competencias de referendos para celebrar una consulta sin un acuerdo previo con el Estado, que rechaza "una consulta sin acuerdo político ni marco legal" porque supondría romper el consenso y un "descalabro", y que su proyecto propio es impulsar una reforma constitucional federal que pactó con el PSOE en Granada.

El Consell Nacional extraordinario que Navarro convocó tenía por objetivo clarificar la postura del partido sobre la consulta, lo que ha derivado al final en una doble votación porque los críticos han presentado su propia resolución y han forzado una votación secreta.

Pero la idea de los críticos de apoyar en el Parlament el próximo 4 de diciembre la iniciativa de CiU, ERC, ICV y la CUP de pedir el traspaso de los referendos sólo ha recibido el aval del 13 % del Consell Nacional, lo que sin embargo no permite descartar que dirigentes como Àngel Ros, Marina Geli o Joan Ignasi Elena acaten la disciplina de voto.

A la salida del Consell Nacional, Ros (Agrupament Socialista) y Elena (Avancem) no han descartado votar diferente a la línea oficial en la propuesta que debata el Parlament y se han limitado a señalar que ese asunto se discutirá en su momento en el grupo parlamentario.

Un voto distinto al marcado por la dirección del grupo parlamentario podría tener diferentes efectos, desde la salida de los diputados PSC para ir al grupo mixto o incluso que Ros pierda el respaldo del partido como alcalde en Lleida, según fuentes socialistas consultadas por Efe.

En este contexto, no hay que olvidar que el PSC tiene ante sí el reto de celebrar unas primarias para escoger el cartel electoral en las próximas elecciones catalanas, en 2016, a las que podría concurrir algunos de los dirigentes críticos, como el propio Ros.

La dirección del partido y representantes de los críticos estuvieron intentando sin éxito, hasta instantes antes del inicio del Consell Nacional, consensuar una única resolución a someter a votación y evitar la escenificación de la división del PSC.

Nueve votos en blanco y uno nulo

Finalmente, en una votación secreta, han depositado sus papeletas 309 de los militantes que han acudido al Consell Nacional, de los que 258 han apoyado la resolución planteada por la dirección del PSC, lo que supone el 83,5 %, mientras que otros 41, el 13,3 %, lo han hecho a favor de la propuesta del sector crítico.

Se han contabilizado 9 votos en blanco y 1 nulo, dado que en el sobre se habían introducido dos papeletas con ambas resoluciones.

El PSC se reafirma así en su idea de "votar en contra de cualquier propuesta o iniciativa legislativa relacionada con la consulta que no haya sido previamente negociada y acordada con el Gobierno de España", siguiendo el modelo de Escocia y Québec.

Además, el texto aprobado por el Consell alerta del "error político" que supone "pretender fijar de forma unilateral fecha, pregunta y mecanismo legal para celebrar la consulta", una iniciativa que "puede implicar la liquidación de cualquier posibilidad de ejercer el derecho a decidir".

"Un tema de tanta transcendencia política y de relevante impacto social como el que estamos abordando no puede quedar desdibujado en un debate sobre instrumentos jurídicos, sino que debe partir de acuerdos políticos amplios y profundos (...)", prosigue la resolución, que apela a no caer en el error de "tomar falsos atajos que no son más que callejones sin salida".

"No queremos repetir la experiencia fallida del Plan Ibarretxe", agrega la resolución, que insiste en que la discrepancia del PSC "no está en los diferentes mecanismos que se puedan utilizar para hacer posible y real la consulta", sino en su negativa a "estrellar las posibles soluciones".

En el Consell Nacional extraordinario del PSC han intervenido 17 militantes socialistas, entre ellos el expresidente catalán José Montilla y el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu.

Una de las intervenciones más aplaudidas ha sido la de Hereu, que ha anunciado que con la reunión de hoy el PSC ha decidido "pasar a la ofensiva en nombre de la Cataluña que no quiere ni romper, ni resignarse a que todo continúe igual. Representamos la Cataluña que quiere un cambio posible", ha añadido, según fuentes presentes en la reunión consultadas por Efe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine