El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha abogado por mirar al futuro ante las preguntas relativas al hecho de que Ignacio González no sea el candidato del PP a la presidencia de la comunidad madrileña y ha asegurado que Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes Esperanza Aguirre Cristina Cifuentes son "dos apuestas muy buenas".

Rajoy ha sido preguntado por su decisión de relegar a González en favor de Cifuentes en la conferencia de prensa que ha ofrecido junto al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, al término de la reunión que han mantenido en la capital guatemalteca.

"En relación a ese asunto ya he dicho que estamos en el futuro", ha respondido ante la insistencia de los periodistas por conocer las razones que le han llevado a decantarse por Cifuentes como candidata a la comunidad madrileña en detrimento de González.

Además, no ha realizado comentarios ante la petición que le ha hecho hoy el líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que González abandone ya la presidencia madrileña después de las informaciones en las que se desvelan extractos de una conversación que mantuvo en 2011 en una cafetería con dos comisarios de policía a los que pidió que taparan la investigación sobre un ático de su propiedad en Estepona (Málaga).

El jefe del Ejecutivo se ha limitado a señalar ante todas las preguntas realizadas en relación con las candidaturas madrileñas que lo principal es el futuro.

Al mismo tiempo, ha reiterado que da por "zanjada" (como ya hizo ayer) la polémica con Aguirre sobre el momento en que debería dejar la presidencia del PP madrileño y ha considerado que tanto ella como Cifuentes son "dos magníficas candidatas que salen con el ánimo de ganar las próximas elecciones".

"Son dos personas que llevan ya su tiempo en política, tienen su experiencia y son dos apuestas del PP muy buenas", ha recalcado.

Por ello, ha subrayado que el partido va a pedir el apoyo para ellas a los ciudadanos madrileños.

En ese contexto, ha explicado que la comunidad de Madrid y el ayuntamiento madrileño han crecido en los últimos tiempos, han generado empleo y tienen un gran crédito en todo el mundo.

Por ello, Rajoy ha insistido en que el único objetivo es intentar convencer a los madrileños de que les den su confianza porque considera que la apuesta del PP es la que más beneficia a los intereses generales.