14 de mayo de 2018
14.05.2018
Sesión de investidura

Torra reitera que su prioridad es impulsar una república catalana "libre"

El elegido por Puigdemont garantiza que recuperará las 16 leyes suspendidas por el Constitucional

14.05.2018 | 17:05

El nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha reivindicado hoy una "nación plena" catalana, que se desarrolle en una "república de todos" y de "todos los derechos" que sea "libre justa, próspera, que garantice el bienestar al conjunto de los ciudadanos que la componen", al tiempo que ha pedido autocrítica tanto del soberanismo como de los partidos que apoyaron la aplicación del 155.

En el arranque de la segunda sesión del pleno de investidura en el Parlament, Torra ha utilizado el catalán, el aranés y el castellano, las tres lenguas cooficiales en Cataluña, para defender una "república de todos los derechos", en la que "todos gocen de plenitud de derechos", porque "la república somos todos".

Discurso de Torra en la segunda sesión de investidura. Vídeo:ATLAS | REUTERS

Torra ha defendido la creación de una "república" también para España, pues "libertad" que quiere para Cataluña también la desea "para todos los pueblos" y ha afirmado: "La libertad tiene nombre de república: república catalana y república española".

También ha pedido al soberanismo que haga "autocrítica" por lo ocurrido en los últimos meses, porque "no hemos hecho bien algunas cosas", pero también se lo ha pedido a las fuerzas que dieron apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ya que a su juicio es "imprescindible que rechacen" la prisión preventiva de los presos soberanistas y la "criminalización de las ideas", y ha insistido en su apuesta por el "diálogo".

"Es hora de que evaluemos las lecciones aprendidas en los últimos meses", ha planteado Torra, que ha recalcado que es necesario hacer "un punto de autocrítica" y se ha mostrado dispuesto a ser "el primero" en hacer este ejercicio.

Así, ha "lamentado" los polémicos tuits que publicó en 2012 y 2013, en los que refería de forma despectiva a "los españoles" y, aunque considera que están "sacados de contexto", ha reiterado sus disculpas y ha recalado que "de ninguna manera" su intención era ofender; "me sabe mal si he podido utilizar alguna palabra inconveniente. Me arrepiento, no volverá a pasar", ha agregado.

Torra ha aprovechado este segundo discurso para desgranar la acción sectorial de su futuro gobierno, que se llevará a cabo haciendo uso de la "soberanía" del Parlament para aprobar "leyes justas que ayuden a todas las personas", ha dicho.

En este contexto, ha garantizado que recuperará las dieciséis leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional a partir de sendos recursos presentados por el Gobierno central.

Ha recordado que algunas fueron "aprobadas por unanimidad, con apoyo del PP -en el Parlament-, algo que no ha servido para evitar que la apisonadora del Gobierno del Estado las dejara en suspenso".

Torra ha recordado que leyes "justas" como las de lucha contra la pobreza energética o contra el cambio climático o la de la igualdad entre hombres y mujeres eran "de interés común" y "no distinguían entre ciudadanos independentistas o no independentistas".

En su alocución, el candidato ha mantenido su apuesta por el "diálogo, el debate y las urnas", pero sin moverse de su reivindicación de una república, que ha dicho que es "de todos".

En este sentido, ha dicho que "defender la república es defender a cada uno de los ciudadanos de Cataluña", porque "la república somos todos" y en ella "nadie debe renunciar a nadie", porque "todo el mundo ganara derechos y nadie los perderá".

Torra ha defendido que "lo que es verdaderamente radical" es tratar de "transformar problemas en soluciones", para lo que ha remarcado que es necesario tener "recursos económicos y poder político, es decir, capacidad de decisión".

Un salario mínimo de 1.100 euros brutos

Por otra parte, el candidato a la presidencia de la Generalitat ha fijado el objetivo de llegar a un salario mínimo de 1.100 euros brutos mensuales. También se ha comprometido a recuperar la gestión pública de la Empresa Aigües Ter-Llobregat.

A diferencia del pasado viernes, Torra ha dedicado gran parte de su discurso a detallar la acción del gobierno que nombrará esta semana, después de que sea investido hoy con el apoyo de JxCat y ERC y la necesaria abstención de la CUP.

El candidato ha prometido, en política fiscal, "recuperar el pleno funcionamiento" de la "hacienda" catalana, previo al 155, y completar el despliegue de la Agencia Tributaria Catalana. También ha prometido instaurar un IVA superreducido para el sector cultural, situar a los Mossos en organismos internacionales de cooperación policial, seguir con el despliegue de la Agencia Tributaria de Catalunya y promover una nueva ley de salud que garantice la "sostenibilidad del sistema".

Además, se compromete a activar el Mecanismo catalán para la lucha contra la corrupción y el fraude, crear una oficina que registre la inversión extranjera en Cataluña y la catalana en el extranjero, y cambiar el modelo energético para que en el 2050 toda la energía en Cataluña provenga de fuentes renovables.

También prevé la tarjeta T-Movilidad que permita, con un único título transporte, moverse por todo el territorio catalán, y financiar los medios de comunicación públicos catalanes para que sean viables y líderes en sus respectivos ámbitos.

"Defender la república es defender a los siete millones de habitantes de Cataluña", ha asegurado Torra, en un discurso que ha hecho sobre todo en catalán, pero para el que también ha utilizado el castellano para dirigirse al Gobierno central y el aranés porque es lengua cooficial en Cataluña.

En seguridad, se ha comprometido a "revertir del daño del 155" en el cuerpo de los Mossos d'Esquadra, después del cese del mayor Josep Lluís Trapero, imputado por el 1-O, por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Investidura con 66 votos

La segunda sesión del pleno de investidura se ha iniciado poco después de las 10.30 horas en el Parlament, tras la primera votación fallida del pasado sábado y que con toda probabilidad convertirá a Torra nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña.

Tras Torra, están interviniendo los líderes parlamentarios catalanes, que disponen de 20 minutos cada uno. Torra puede responder uno a uno a los representantes de los grupos parlamentarios y abrir con ellos un turno de contrarréplica, o bien acumular todas las respuestas en una intervención al final, que también abriría un turno de réplicas.

Al finalizar el debate se procederá a la segunda votación, en la que, a diferencia del sábado, cuando la investidura requería la mayoría absoluta de la cámara, a Torra le bastará la mayoría simple para ser investido, algo que tiene garantizado con los 66 votos de JxCat y ERC y las cuatro abstenciones de la CUP, cuyo consejo político decidió ayer en Cervera (Lleida) no bloquear la elección.

La decisión de la CUP supone un alivio para JxCat y ERC, las dos formaciones independentistas que, a propuesta del expresident Carles Puigdemont, habían apostado por Quim Torra como el último candidato para evitar la repetición de elecciones, antes de que expire el plazo el próximo 22 de mayo.

La CUP decidió ayer abstenerse en la sesión de investidura de este lunes. Vídeo: ATLAS

En estos cinco meses se habían llevado a cabo las investiduras fallidas de Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull.

En el discurso que pronunció el pasado sábado en la primera sesión de investidura, Torra defendió una "república catalana" y dejó claro que uno de los ejes del nuevo gobierno catalán será la "recuperación" de las instituciones, para lo que creará un "comisionado" adscrito al Departamento de la Presidencia que elaborará un "plan de choque" para revertir los efectos "negativos" del artículo 155.

El 131 presidente de la Generalitat es un editor, ungido por Carles Puigdemont, sin carné de partido, en una etapa que JxCat entiende como "provisional".

Nacido en Blanes (Girona) el 28 de diciembre de 1962, un día antes que Puigdemont, es licenciado en Derecho y en su trayectoria profesional ha trabajado durante dos décadas en la empresa privada, lo que le llevó a vivir dos años en Suiza para trabajar para una multinacional de seguros.

Su trayectoria política empezó en movimientos sociales como la asociación independentista Soberanía y Justicia y fue elegido miembro permanente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), además de pertenecer hace años a Reagrupament, una escisión de ERC.

Con Xavier Trias en la alcaldía de Barcelona, Torra fue nombrado director en 2012 del Born Centre Cultural, un antiguo mercado convertido en uno de los símbolos del independentismo, pues las obras de remodelación dejaron al descubierto los restos arqueológicos de las casas del barrio de la Ribera que fueron derruidas tras la guerra de Sucesión de 1714.

Torra se encargó de la museización de las ruinas del Born Centre Cultural, donde se relata la Guerra de Sucesión y el sitio de Barcelona de 1714, entre otras exposiciones.

Cuando se supo que era el elegido por Puigdemont, la polémica por sus comentarios despectivos hacia los españoles en las redes sociales resurgió y volvieron a publicarse algunos de ellos como: "Vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario", "Oír hablar a Albert Rivera de moralidad es como oír hablar a los españoles de democracia" o "Los españoles solo saben expoliar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook