30 de mayo de 2018
30.05.2018
Moción

El PP duda del PNV, que decidirá su voto tras escuchar a Sánchez

La Ejecutiva de la formación vasca se reunirá de forma extraordinaria este jueves para decidir

31.05.2018 | 08:26
El PNV no tiene decidido su voto.

El PP duda sobre lo que pueda hacer el PNV en la moción de censura que ha presentado el PSOE contra Mariano Rajoy, y a la espera de su decisión reconoce que sólo puede ofrecer a los nacionalistas vascos "presupuestos y estabilidad".

El PNV ha trasladado al Gobierno y al PP que aún no tiene decidido su voto y que se está pensando si apoya a Pedro Sánchez o se abstiene en la votación de este viernes.

La formación nacionalista vasca ha convocado para este jueves de manera extraordinaria a su Ejecutiva, el Euskadi Buru Batzar (EBB), para decidir "el sentido de su voto". Lo hará tras escuchar la intervención de Pedro Sánchez ante el Pleno del Congreso, según han avanzado los nacionalistas vascos.

A la espera de la decisión que adopte sobre la moción cada uno de los grupos parlamentarios, la posición del PNV es clave para que pueda prosperar, debido a que su voto favorable permitiría que Pedro Sánchez fuera presidente si apoyan también la moción, además del PSOE y Podemos, los partidos independentistas catalanes.

Según ha avanzado hoy en una breve declaración, el Euskadi Buru Batzar (EBB), la ejecutiva del PNV, comunicará su decisión "tras escuchar las motivaciones del PSOE para presentar la moción y conocer los compromisos que adquiere el candidato Pedro Sánchez".




Esta mañana, fuentes nacionalistas han señalado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, acordaron el pasado lunes que sus partidos dialogaran sobre la moción de censura presentada por los socialistas y que esos contactos empezaron ayer y continuarán hoy y puede que mañana.

Estas fuentes del PNV han rechazado confirmar que entre las cuestiones que se abordan figuran las garantías de que se ejecutarán las partidas presupuestarias que negoció con el Gobierno del PP y el calendario electoral, ya que una de las razones que dio el PNV para apoyar los Presupuestos fue prolongar la legislatura para evitar unos comicios en un momento en el que las encuestas pronostican la victoria de Ciudadanos.

Por su parte, el Gobierno ha asegurado hoy que el PNV no le ha comunicado el sentido de su voto en la moción de censura.

Por ahora, el Ejecutivo del PP no tiene ninguna garantía de que los nacionalistas vascos -que hace una semana permitieron con sus cinco escaños que salieran adelante en la Cámara Baja los Presupuestos Generales del Estado- vayan a rechazar esa moción de censura. " Tienen dudas. El PNV no dice lo que va a hacer", admiten fuentes del PP.

Estas fuentes han admitido su preocupación sobre la posición que pueda tomar el PNV, y recuerdan que si bien hablan con todos los grupos las conversaciones con el partido vasco las mantiene directamente el Gobierno y posiblemente sea el propio Rajoy el que esté hablando con el presidente de ese partido, Andoni Ortuzar.

"Solo les podemos ofrecer estabilidad y presupuestos", señalan en la dirección 'popular', mientras admiten que hay inquietud en el partido a un día de que se celebre el debate, aunque aseguran por otra parte que Mariano Rajoy está "tranquilo".

Tras haber escuchado de la dirección de Ciudadanos el compromiso de que no apoyarán la moción, todos los ojos del PP están puestos en el PNV.

Y uno de los debates más intensos en los pasillos de la Cámara es si el partido vasco, que acaba de apoyar los presupuestos tras negociar con el Gobierno, se arriesga a perder inversiones para Euskadi contenidas en las cuentas.

Fuentes de la dirección nacional rechazan hablar del término amenaza para hablar de este asunto, aunque el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, sí ha mandado mensajes a PNV relacionados con las cuentas.

Hernando ha señalado que el PNV es un partido "maduro" que debe decidir "lo que quiere hacer, si quiere sacar adelante los presupuestos que acaba de aprobar o quiere generar inestabilidad y proponer un presidente que no tiene la confianza de la Cámara ni de los españoles".

En cualquier caso, las fuentes consultadas han asegurado que no se plantean en este momento la modificación de los presupuestos en el Senado, donde el PP tiene mayoría, y donde incluso podría vetar el proyecto de ley, aunque dicho veto lo podrían levantar otras mayorías en el Congreso.

La posición de los partidos catalanes

En este momento, tanto el PDeCAT como ERC se inclinan por apoyar la moción de censura del PSOE. De hecho, este mismo miércoles en la sesión de control del Congreso, el diputado republicano Gabriel Rufián ha dicho al Grupo Socialista que echar a " ladrones y carceleros" es "una obligación", no "una opción". Y en los pasillos, portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha adelantado que su partido votará lo mismo que ERC, aunque todavía no anticipan el sentido del voto.



Ese hipotético apoyo de los partidos catalanes a la moción de censura socialista aumenta la presión sobre el PNV, en un momento en el que además está a punto de levantarse la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Los nacionalistas vascos, que no desean elecciones a corto plazo, tampoco quieren quedarse solos con Ciudadanos salvando a Rajoy y en frente de ERC y PDeCAT.

Públicamente, el PNV asegura que quiere saber qué dirá Sánchez, al que emplazan a aclarar "cómo va a mantenerse si saliera adelante en el poder; cuál es su opinión hacia el autogobierno vasco; su concepto sobre el Estado o qué piensa sobre Cataluña y qué piensa hacer", en palabras de su portavoz parlamentario, Aitor Esteban.

Moncloa, en contacto con el PNV

En el PP confían en que los nacionalistas vascos no apoyen finalmente la iniciativa de Pedro Sánchez, después de todo lo que han negociado con las cuentas públicas. " Son gente seria", asegura un miembro de la dirección nacional del partido, que confiesa que desconoce en este momento cuál será la posición final del PNV.

Esos contactos con los máximos dirigentes del PNV los está llevando Moncloa, como ha ocurrido también en la negociación presupuestaria, explican las fuentes consultadas. El PP sí que mantiene un hilo directo con Ciudadanos, formación que ya le ha trasladado que no apoyará la moción de censura que arranca este jueves en el Pleno del Congreso.

Rajoy, a su entrada en el hemiciclo. EFE


Este mismo miércoles los medios gráficos han captado la imagen de el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, conversando con el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. Ambos mantienen buena relación, a pesar de los 'rifirrafes' constantes que hay entre sus dos partidos.

Rajoy, "tranquilo"


Fuentes próximas a Rajoy han indicado que el presidente del Gobierno está " tranquilo" y han subrayado que no está encima de la mesa la opción de que pueda presentar su dimisión para evitar que salga adelante la censura.

En esta línea, desde el PP recalcan que no se trata de una moción de censura "contra Rajoy sino contra el Partido Popular". "¿Cambiaría algo si pusiéramos a Sáenz de Santamaría o Tejerina? No. Nos pondrían otra moción", señala un miembro de la Ejecutiva del PP alegando que el objetivo es echar a su partido de la Moncloa.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook