Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a la economista y humorista

Marta Flich: "No puedo entender que alguien vote a la derecha"

La televisiva presenta un manual en el que desgrana el concepto de 'necroeconomía': "Escribí este libro para empoderar al ciudadano y que vea que la economía es asequible"

Marta Flich repasa la economía desde el humor.

Marta Flich repasa la economía desde el humor.

Si uno entra en el Youtube de Marta Flich (Valencia, 1978) puede encontrar comentarios de todo tipo. Por un lado los de los ofendidos que usan el insulto como lema, por otro los de la propia economista en su vídeo blog, cargados de ironía y humor, con los que hace que el ciudadano de a pie pueda llegar a entender algunas de las cosas más complicadas de la política o la economía.

MARTA FLICH

Nacida en Valencia, estudió piano y canto en el conservatorio de música. Es licenciada en Economía por la Universidad de Valencia y máster en Comercio Internacional por la Universidad de Delaware. Ha trabajado en banca, profesión que compaginó con su formación en interpretación. Ahora participa en 'Todo es mentira' con Risto Mejide.

Porque la carrera de esta exbanquera, actriz, humorista, presentadora y economista ha sido más que meteórica gracias a sus hilarantes análisis de la actualidad española, algo que ha trasladado al papel en su primer libro, 'Necroeconomía. El manual para entender la economía perversa'. Un tomo donde Flich hace hincapié en todas esas falsas noticias sobre la materia que suelen lanzar los políticos. Con ilustraciones del dibujante Darío Adanti, la valenciana desgrana todo aquello que se "rentabiliza a partir del dolor, la muerte, la injusticia, la desgracia o todo a la vez".

- Define necroeconomía.

- Sería, simplificando mucho, las 'fake news' económicas, es decir, la falsa información económica. Por ejemplo, en el momento en el que se dice -sobre todo en política- "tu padre va a tener que esperar menos tiempo por la Ley de Dependencia", las partidas presupuestarias no se dotan de recursos económicos y entonces estás mintiendo. Es la falsedad económica. Estás vendiendo un beneficio y después haces todo lo contrario. Con el tema del feminismo pasa lo mismo. Dicen que el feminismo es transversal y no depende de ideologías, pero sí, porque en el momento que la derecha entra en el poder lo que hace es reducir las partidas para la Ley contra la violencia de género, contra la violencia machista, o la precarización del mercado de trabajo, que nos afecta más a nosotras, porque alguien decidió en un momento de la historia que teníamos que cuidar a padres e hijos y, por lo tanto, teníamos que salir del mercado de trabajo asiduamente y aspiramos a perder trabajos. Cuando todas las políticas económicas no se ponen al servicio de la igualdad estamos ante la necroeconomía.

- ¿Cuál es el mayor engaño económico que se le ha hecho al ciudadano español?

- El rescate a la banca y que ahora la banca no quiera pagar un poquito más justo, un impuesto de sociedades, un tipo efectivo más alto. Que nosotros hayamos rescatado a todo un sistema financiero y que cuando hay que arrimar el hombro no se consiga cuando tiene que existir una justicia proporcional en cuanto a presión fiscal... si no existe eso, ya me dirás, es un engaño bastante importante.

- Y, ¿por qué la gente sigue votando a los mismos?

- No creo que se siga votando a los mismos, hay gente que cambia el sentido de su voto dentro de la misma ideología, pero sí es verdad que no se ha hecho la suficiente pedagogía como para entender qué es lo que hace cada uno en la práctica. No puedo entender que alguien vote a la derecha salvo que seas multimillonario. Si lo eres no vas a utilizar la sanidad pública ni la educación porque vas a un médico privado, tus hijos a un colegio privado, tienes todas las necesidades cubiertas y no necesitas aportar nada a una pensión que es el sistema intergeneracional que tenemos en España. Vale, ok. Para el 99% de esta sociedad no contribuir o pensar que no se debe contribuir al estado de bienestar, que las grandes fortunas no tienen que aportar o que las grandes empresas no tengan que pagar los mismos impuestos que nosotros, es de juzgado de guardia.

- ¿Qué futuro le ves a la economía con Sánchez en el Gobierno central?

- Hay una pequeña desaceleración de la economía, que eso es producto de la disminución de la demanda internacional, de las políticas arancelarias que está haciendo Donald Trump, algo que nos va a repercutir, y hemos tenido muchos años de recesión donde se metió el tijeretazo y se ajustaron las productividades en función de las competitividades bajando los sueldos, no se invirtió en I+D+I que hubiera dado un poco de respiro a las empresas por ser más competitivas, por lo tanto, estamos en un momento en el que el modelo productivo está raquítico y se tiene que nutrir todo eso para que, en el caso de que vaya a volver a haber crisis, estemos en una situación mejor. Desde luego, la economía no van tan mal como pintan, sigue habiendo buen crecimiento y acabamos de salir de la tutela de Europa después de 10 años, hemos llegado a los objetivos del déficit y pinta que si apostamos por un Gobierno progresista puede sobrevivir el estado de bienestar y podemos evolucionar. Sería muy bonito.

Dictadura

- ¿Si tuvieras que decirme un adjetivo que defina a cada uno de los políticos?

- (Risas) Pablo Casado a mi me parece falso. Albert Rivera... ¿lo puedo agrupar todo? (Risas) Vox me parecen absolutamente indocumentados en todos los sentidos, su ignorancia se quitaría leyendo un poquito. Pablo Iglesias es demasiado intrépido, no en el buen sentido, sino que tiene una intrepidez preocupante. A veces hay que dejar los egos de lado para hacer grandes cosas. En cuanto a Pedro Sánchez hubo dos: antes de entregar el acta de diputado y después. Es una persona que ha aprendido y eso lo valoro mucho. Ha tenido un desarrollo muy positivo. Si cumple todo lo que dice sería esperanzador.

- ¿La gente debe tener miedo de partidos como VOX?

- Sí, sí. Hay que tener miedo, claro que sí. Un partido que quiere eliminar las libertades, ¡imagínate! Es lo más parecido al ideario de una dictadura. Empiezan a sacar temas que estaban absolutamente superados, como empezar a decir otra vez que las mujeres no podemos hacer lo que queramos con nuestros cuerpos. Son homófobos, recortan el estado de bienestar, son incultos, son machistas... tienen todo lo malo. A estas personas, ¿cómo les vas a dejar gestionar los recursos económicos, osea, nuestro dinero? ¿Te puedes imaginar que manejen nuestro dinero personas machistas que no quieren igualdad? ¡Ni de coña! (risas).

- ¿Cómo has vivido los resultados de las elecciones autonómicas como el de Madrid?

- Con mucha pena. En la Comunidad de Madrid es bastante evidente que el sistema sanitario está muy precario ya, necesita un gasto público importante, la sanidad pública está muy resentida. Pensé que por fin podía haber un cambio lógico, tranquilo y normal con una persona como es Gabilondo, preparada para esto, y en este caso creo que el ser kamikazes ha sido por parte de la izquierda, el dividirse, está escisión en Podemos... todo esto ha perjudicado porque los votos a Sánchez Mato, por ejemplo, no sumaron y en el Ayuntamiento igual. Muchas tristeza, revertir todo el progreso que ha existido en la ciudad, el núcleo Central... estamos diciendo que la derecha quiere revertir Madrid Central exponiéndose, no sé si por ignorancia, a una multa multimillonaria por parte de la Unión Europea. (Risas) Es una incapacidad galopante en los argumentarios. Si sumamos a esto que en Barcelona puede haber un gobierno independentista, muy grave.

"Si tuviera que elegir una actual política como presidenta del Gobierno sería María Jesús Montero, es una mujer muy inteligente que podría ser perfectamente válida para dirigir un país"

Marta Flich - Economista

- ¿Hay manera de tomarse con humor todo esto?

- Yo no uso el humor para pasar por encima sino al revés, para provocar y reflexionar, y como mecanismo pedagógico para despertar un interés en algo. En ese sentido, es la única forma en la que puedo entender esto con humor, porque reírme de algo que no tiene ni puta gracia, pues no. Reflexionar a través del humor, para que la gente investigue un poco más, siempre. Con el drama se ha pasado a muy pocos sitios, con el humor a muchos.

- ¿Escribiste 'Necroeconomía' como un manual para el ciudadano?

- Sí. Escribí este libro para empoderar al ciudadano, para que vean que los conocimientos económicos son súper asequibles, para que vean que la política hay que entenderla, cómo nos afectan las cosas y para que tomen las decisiones empoderados.

- Y si tuvieras que elegir a una mujer como presidenta del Gobierno...

- Mónica Oltra lo hace muy bien pero a nivel nacional no sé cómo le iría, me parece una gran política. Sino mujeres como Montero, la ministra de Hacienda, es una mujer muy inteligente que podría ser perfectamente válida para dirigir un país.

- Si tuvieras ahora a Santiago Abascal delante, ¿qué le dirías?

- Le recomendaría un libro, supongo (risas). No sé cómo podría empezar la conversación pero, si nos dejaran encerrados en una habitación, intentaría entender qué hay dentro de su cabeza para intentar modificar estas cosas tan ancladas en el pasado, estos complejos que tiene, este miedo que debe de tener para no querer que exista igualdad... debe estar atemorizadísimo. Creo que intelectualmente tiene muchas carencias y por eso está muy asustado.

- ¿Crees que la economía será algún día 'trendig topic'?

- (Risas) Yo la he hecho 'trending topic' alguna vez. Si a la gente le interesa algo siempre puede ser.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats