17 de octubre de 2019
17.10.2019
Sentencia del 'procés'

Los manifestantes lanzan un cohete al helicóptero de los Mossos

Los radicales han quemado al menos una docena de coches y numerosos contenedores en los nuevos disturbios

17.10.2019 | 09:36

La virulencia de los actos vandálicos subieron varios peldaños durante los disturbios del martes. Además de las barricadas de fuego, los Mossos han denunciado el uso por parte de los grupos más radicales de cócteles molotov y de ácido. Un vídeo muestra incluso como los manifestantes lanzan un cohete pirotécnico contra el helicóptero de los Mossos, con el consiguiente peligro para la aeronave. 

El caos se generó en los alrededores de la Conselleria del Interior en Barcelona por las grandes barricadas de fuego que han hecho un grupo de manifestantes y que han quemado al menos una docena de vehículos y también árboles y mobiliario urbano. Los radicales han llegado a lanzar hasta cinco cohetes contra el helicóptero de los Mossos. A medianoche, continuaban los incidentes en la Gran Via con Nápols.




El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha cifrado, a las 23.00 horas, en 45 los fuegos simultáneos en el centro de la ciudad, sobre todo en la derecha del distrito del Eixample.

En la calle de Roger de Flor han quemado varios coches y las llamas se han acercado mucho a los locales comerciales a pie de calle y a algunos pisos.

Los Mossos han confirmado a la una de la madrugada que hay al menos una veintena de detenidos
en todo Cataluña en relación a su participación en actos violentos de distintas manifestaciones

y los servicios de emergencia médica (SEM) han hecho decenas de asistencias. Las cargas de la policía han generado escenas caóticas en los alrededores de la Conselleria de Interior, con manifestantes refugiándose en tiendas a pie de calle.

Árboles incendiados


Algunos vecinos han salido a mover sus vehículos aparcados a la calle para intentar salvarlos de las llamas. En el Paseo de Sant Joan, los servicios de emergencia también han tenido que intervenir para apagar las llamas de los árboles, que llegaban a la altura equivalente a un primer piso de un edificio.

En la Gran Via con Bruc un fuego de gran dimensiones tenía una altura equivalente a dos pisos. De hecho, había barricadas de fuego en varios puntos de la zona del Paseo Sant Joan y Tetuán. La situación, de mucho caos, ha empezado cuando ya se dispersaba la concentración de los CDR, que había empezado en Gran Via con Marina y había llegado hasta la Conselleria de Interior.

Según fuentes policiales, un grupo muy violento de manifestantes ha empezado entonces a echar ácido, piedras y otros objetos, y ha empezado a quemar contenedores y mobiliario urbano. Los agentes antidisturbios de Mossos y Policía Nacional han intervenido, con foam y porras, y ha habido carreras y escenas caóticas por las calles alrededor de la Conselleria.

Hogueras y contenedores incendiados


Los CDR han encendido hogueras y han quemado contenedores en el paseo de Sant Joan y en la calle Roger de Flor de Barcelona, pero también han encendido fuegos en Consell de Cent, plaza Tetuan y Diputació.

Los manifestantes han protagonizado altercados en la zona, donde han tirado al suelo motocicletas y jardineras; han cruzado contenedores en la calle, y se han producido carreras para huir de los agentes antidisturbios.

La concentración de los CDR ha convocado en la zona de Gran Via con la calle Marina unas 22.000 personas, y unos grupos más reducidos se han dirigido hacia la Conselleria de Interior, en el paseo de Sant Joan, y han tratado de superar el cordón de seguridad moviendo las vallas y han tirado piedras y petardos. También han lanzado ácido contra la línea policial y piedras de grandes dimensiones en la zona de Tetuán. Varios miles de personas, jóvenes en su mayoría, han exigido la dimisión del 'conseller' de Interior, Miquel Buch, en una concentración convocada por los CDR en la confluencia de la Gran Vía con la calle Marina, que se ha desplazado luego frente a la sede del departamento de Interior.

Los agentes cargan contra los manifestantes ante la Conselleria de Interior. EFE


Los CDR habían convocado a las 19 horas una concentración en ese punto de la Gran Vía de Barcelona con el lema "Que se'n vagin" (Que se vayan), en la que los manifestantes han lanzado centenares de rollos de papel higiénico al aire y han gritado consignas en favor de la libertad de los presos independentistas.

Los CDR habían llamado a los asistentes a acudir con papel de váter a esta protesta porque, según este colectivo, hay "mucha mierda por limpiar".

Antes de reunirse en ese punto, los manifestantes han provocado cortes de tráfico en vías principales de la ciudad, como la Ronda Litoral y la Via Laietana, entre otras.

Además de "Buch, dimisión", los manifestantes, que llevaban banderas independentistas, han gritado también consignas en contra de la represión y la violencia policial, y otras como " Las calles serán siempre nuestras" o "Policía el que no bote".

Además de los efectivos habituales, los Mossos han desplazado a esta protesta una tanqueta de agua, según ha comprobado Efe y han confirmado fuentes de este cuerpo.

Al acabar esa concentración, los manifestantes se han dirigido hacia la sede del departamento de Interior, protegida con un vallado y custodiada por numerosa presencia policial en los alrededores.

Los Comités de Defensa de la República (CDR) han pedido esta mañana el cese del conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas de Mossos d'Esquadra en las protestas independentistas y, tras los disturbios de ayer en Barcelona y otras ciudades catalanas, han avisado: "Hemos comenzado un camino de no retorno".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook