17 de octubre de 2019
17.10.2019
Protestas

Barcelona vive otra noche de tensión y graves disturbios

Radicales independentistas y ultras de extrema derecha se enfrentan en las calles de la ciudad

17.10.2019 | 19:55
Barcelona vive otra noche de tensión y graves disturbios

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional detuvieron anoche a diecinueve personas en Cataluña en la cuarta jornada de altercados por la sentencia condenatoria a los líderes del procés, operación en la que además resultaron heridos cinco agentes de la policía catalana en Barcelona.

Según informan los Mossos este viernes, el número total de detenidos en Cataluña es de diecinueve personas: cuatro en Barcelona, cinco en Girona, dos en Lleida, dos en la zona central y seis en Tarragona.

De las seis personas arrestadas en Tarragona, tres de ellas fueron detenidas por los Mossos, dos por la Policía Nacional y la otra por la Guardia urbana de esta ciudad.

Las diecinueve personas han sido detenidas por desórdenes públicos y por "atentado a agentes de la autoridad," a la espera de que pasen a disposición judicial.

Según ha podido constatar EFE, unos 200 independentistas radicales han deambulado por la Rambla Cataluña y las calles Rosselló y Balmes hasta que se han encontrado con el grupo de extrema derecha, a pesar de que los Mossos han intentado evitar el choque cortándoles el paso.

Durante su recorrido, los manifestantes de extrema derecha, muchos de ellos encapuchados, iban armados con palos y bates de béisbol, y han ido gritando consignas contra los independentistas y enarbolando banderas españolas como "a por ellos, oe" y "yo soy español, español".

El grupo independentista estaba integrado por manifestantes que iban también mayoritariamente encapuchados. Hasta pasada la medianoche, estos radicales seguían formando barricadas y quemando hogueras, con momentos de gran tensión y varias cargas de los Mossos d'Esquadra.

Los enfrentamientos están siendo más intensos en la Rambla Cataluña, donde la policía autonómica utiliza la técnica del carrusel con las furgonetas para dispersar a los manifestantes y ha empezado a realizar las primeras cargas de esta noche.

Previamente a estos incidentes, unas 200 personas se habían congregado en la plaza Artós, en el barrio de Sarrià, siguiendo un llamamiento de grupos de extrema derecha.

En este espacio, los Mossos d'Esquadra han cargado contra varios manifestantes al coincidir la concentración y otra convocada por Arran y grupos de la izquierda independentista.


Las dos manifestaciones de signo contrario se han encontrado a las 19.00 horas en la plaza de Sarrià, donde agentes de la Policía catalana han hecho salvas y han cargado con las porras contra un grupo de manifestantes de extrema derecha.

Un cartel publicado el miércoles en redes sociales había llamado a concentrarse este jueves a las 20.00 horas en la citada plaza con banderas españolas, pero ninguna organización había compartido la convocatoria públicamente.

Arran respondió a la llamada con una convocatoria a las 19.00 horas en la misma plaza, y diversos CDR además de grupos identificados como antifascistas han llamado a asistir.

Al principio, sobre las 18.30 horas, centenares de personas se han concentrado en la plaza en dos grupos diferenciados, uno con banderas españolas que no ha coreado consignas y otro que ha gritado 'José Antonio Primo de Rivera', 'Dónde están los CDR', 'Puigdemont a prisión', 'Viva Franco', 'El Valle no se toca' y 'Pedro Sánchez, hijo de puta', y que era más minoritario, aunque después ha crecido su número y han protagonizado incidentes.

{C}

{C}

Concentraciones ultra y antifascista en Barcelona. Vídeo: ATLAS

Decenas de concentrados han cantado el 'Cara al sol' y también han gritado 'España una y no cincuenta y una' y 'Barcelona zona nacional', y algunos han exhibido simbología de extrema derecha y una parte de los asistentes ha hecho varias veces el saludo fascista.

Algunos manifestantes han vestido camisetas con el logo de la Guardia Civil y algunos también con el perfil de Mossos d'Esquadra y la inscripción 'La república no existeix, idiota'.

Nueve heridos

La tercera noche consecutiva de altercados en el centro de Barcelona se ha saldado, hasta las 23.30 horas, con 9 personas heridas, mientras que otras dos han resultado también con heridas en Girona.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña ha informado de que entre los nueve heridos de Barcelona se encuentra el joven manifestante independentista que ha recibido una paliza por parte de un grupo de extrema derecha en la calle Balmés con Rosselló.

Por otra parte, otro de los atendidos en la capital catalana es un joven que sufre una contusión facial y que ha perdido varias piezas dentales.

En las redes sociales circula un vídeo en el que se ve tendido en el suelo y con una brecha en la cabeza a un joven que, según algunos comentarios que acompañan las imágenes, ha recibido también una paliza por varias decenas de radicales independentistas que le han arrebatado un machete y una bandera española.

De los nueve heridos, seis han sido asistidos in situ por los servicios médicos, dos han sido trasladados a centros médicos y otro está siendo todavía evaluado.

Uno de los dos heridos en Girona ha sido atendido también en la calle y ha recibido el alta, mientras que el otro ha sido trasladado a un centro sanitario.

Concentración pacífica con 13.000 personas

Previamente, miles de manifestantes se han concentrado la tarde de este jueves, cuarto día de protestas por la sentencia del 1-O, en los Jardinets de Gràcia de Barcelona y la plaza del Cinc d'Oros, con una protesta de ambiente festivo que ha querido emular las Olimpiadas Populares de 1936.

Convocada por CDR, la manifestación ha empezado pasadas las 19.00 horas con los manifestantes ocupando toda la plaza del Cinc d'Oros, el paseo de Gràcia cortado a la altura de Provença y la Diagonal cortada por Via Augusta --en la parte superior--, y Pau Claris --en la inferior--.

Ataviados algunos con 'esteladas' a la espalda, los manifestantes han empezado a jugar con pelotas de varios tamaños, así como con cuerdas para saltar, a la vez que han desplegado redes de vóley, e incluso se ha organizado un pequeño concierto con guitarra, mientras seguía llegando más gente.

Los convocantes han dado la consigna de ir vestidos en chándal y con propuestas deportivas para organizar una 'Fiesta deportiva y desobediente' con la que han querido conmemorar las Olimpiadas Populares de 1936, un evento antifascista que se organizó en Barcelona en oposición a los Juegos Olímpicos del Berlín nazi de ese año.

"Hoy no nos concentramos, hoy nos expandimos", han dicho los CDR en la convocatoria, en la que han llamado a ocupar todo el espacio posible.

Dos horas y media después, los Comités de Defensa de la República (CDR) han desconvocado la manifestación, que ha reunido unas 13.000 personas, según cifras de la Guardia Urbana.

A través de las redes sociales, los CDR han informado a través de las redes sociales de que la daban por acabada asegurando que todos necesitan levantarse temprano mañana, cuando está convocada una huelga general en Cataluña.

"La olimpiada se acaba, deportistas, que mañana toca levantarse temprano", reza un tuit del CDR del Barcelonès, uno de los convocantes de la concentración, que ha tomado la forma de una jornada lúdica y reivindicativa.

El ambiente de la manifestación, en el que han participado básicamente estudiantes, ha sido predominantemente festivo. Los concentrados han jugado con pelotas, a las cartas e incluso han levantado una torre humana.

Este clima lúdico ha contrastado con las manifestaciones convocadas por los CDR en Barcelona las dos últimas noches, en las que grupos violentos quemaron coches y contenedores, lanzaron cócteles molotov y ácido contra agentes de los Mossos d'Esquadra y prendieron hogueras. Estos incidentes tuvieron lugar después que, el pasado lunes, miles de personas se desplazaran al aeropuerto de El Prat en una jornada que también culminó con graves incidentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook