24 de octubre de 2019
24.10.2019
Memoria histórica

En directo | Franco, exhumado del Valle de los Caídos

Familiares del dictador han sacado a hombros el féretro de la basílica donde fue enterrado en 1975 - Los restos serán trasladados en helicóptero hasta el cementerio de Mingorrubio, donde serán reinhumados

24.10.2019 | 08:53
En directo | Franco, exhumado del Valle de los Caídos

Los restos de Francisco Franco han salido de la basílica del Valle de los Caídos unos minutos antes de la una de la tarde. A hombros de sus familiares, entre ellos su nietos Francis, Jaime y Cristóbal y su bisnieto Luis Alfonso de Borbón, el féretro ha traspasado la puerta de la basílica de Cuelgamuros, en la que el dictador ha estado enterrado desde el 23 de noviembre de 1975.

Por decisión de la familia y, a pesar de los daños que presenta, los restos han sido portados en el féretro original, tapado con una tela de color marrón y un pendón con el escudo personal de Franco como Jefe del Estado, así como una corona con la bandera de España con la leyenda "Tu familia".

Salida del féretro de Franco de la basílica del Valle de los Caídos. Vídeo: ATLAS

En el momento en que el féretro era introducido en el coche fúnebre se han podido escuchar gritos de "Viva España" y "Viva Franco".

Gritos de '¡Viva Franco!' durante el traslado del féretro. Vídeo: ATLAS

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, y altos cargos del Ministerio de la Presidencia, han permanecido a unos metros junto a la puerta de la basílica sin acercarse al coche fúnebre donde el prior de la basílica, Santiago Cantera, ha bendecido los restos en presencia de la familia.

A continuación, el ataúd ha sido trasladado en un coche fúnebre hasta uno de los aparcamientos del Valle de los Caídos, donde se encuentra un helicóptero de las Fuerzas Armadas, en el que viajará al cementerio de Mingorrubio para ser reinhumado. Precisamente, durante la introducción del féretro en el helicóptero se han vivido algunos momentos de tensión debido a las dificultades para introducir el féretro.

Momento en el que el féretro ha sido introducido dentro del helicóptero. Foto: REUTERS

Los trabajos para la exhumación de Francisco Franco de la Basílica del Valle de los Caídos han concluido, según han informado fuentes del Gobierno, pasadas las 12:30h, unas dos horas después de iniciarse.

Previamente, los operarios de la empresa contratada por el Gobierno habían logrado retirar "sin incidencias" la lápida que cubre la tumba actual del dictador Francisco Franco.

Se han ayudado de un gato hidráulico para levantar la pesada losa de granito, de 1.500 kilos, y de unos rodillos para desplazarla, tras lo cual han comprobado el estado de conservación del féretro original.

El cuerpo de Franco se conservaba dentro de una caja de zinc sellada, introducida a su vez en un ataúd de madera que se temía que podía estar en mal estado. El Gobierno había previsto por ello otra caja de madera para, en caso necesario, pasar el féretro al nuevo ataúd antes de trasladarlo a Mingorrubio, pero la familia del dictador lo ha descartado.

Un médico forense cuya identidad el Gobierno no ha facilitado por su seguridad se ha encargado de supervisar todo el procedimiento.


A petición de la familia, el prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha bendedido los restos cuando estos han salido de la carpa, pero ningún monje benedictino más ha podido estar presente en el interior de la basílica en ese momento.

Llegada de los familiares de Franco

Los familiares de Francisco Franco, en su mayoría nietos y bisnietos, junto al resto de autoridades y su abogado, Luis Felipe Utrera-Molina, han accedido al interior de la basílica del Valle de los Caídos pasadas las 10:20 para asistir a la exhumación del dictador.

Los descendientes de Franco han llegado en un minibús y dos furgonetas, escoltados por vehículos policiales. Previamente había llegado la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado.

Llegada de los familiares de Franco al Valle de los Caídos. Vídeo: ATLAS

Junto a la familia, dentro de la basílica solo están los operarios estrictamente necesarios para extraer la losa que cubre la tumba, así como un forense, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como notaria mayor del Reino, y altos cargos del Ministerio de Presidencia.

Todos han pasado antes por un detector de metales para evitar la entrada de cualquier dispositivo de grabación y el perímetro de la tumba estará cubierto con una carpa a la que solo entrarán dos familiares -Cristóbal y Merry Martínez-Bordiú- y el personal indispensable.

Protestas franquistas en el Valle de los Caídos y Mingorrubio

Un pequeño grupo de franquistas se ha apostado frente a la entrada del Valle de los Caídos para oponerse al "robo a mano armada del cuerpo" de Francisco Franco, como califican la exhumación de los restos mortales del dictador prevista para este jueves.

Vigilados por agentes de la Guardia Civil y recluidos en la puerta de una finca situada frente el acceso del Valle de los Caídos, en el municipio madrileño de San Lorenzo de El Escorial, reproducen desde el equipo de sonido de un vehículo himnos militares como 'El novio de la muerte'.

Sin embargo, la Guardia Civil les ha impedido desplegar pancartas, como lamenta Pilar Gutiérrez, una de las contadas manifestantes e hija de un ministro franquista, que considera que la exhumación de Franco es una decisión contraria a la voluntad de los españoles.

"Este dictador de la Moncloa se pasa por el forro la voluntad popular", ha dicho en alusión al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Para Gutiérrez, la exhumación de Franco es "la consumación del Golpe de Estado del año pasado con la moción de censura".

También varias decenas de franquistas se concentran en las inmediaciones del cementerio de El Pardo Mingorrubio. Alrededor de las diez de la mañana ya eran decenas los partidarios del dictador que se han desplazado hasta cerca del citado cementerio para protestar por la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de sacar al dictador del Valle de los Caídos y también para rezar por su alma.

"Queríamos rezar por su alma. Esto es una injusticia", ha manifestado Carolina, vecino de Arroyomolinos (Madrid), que ha recalcado que Franco no sólo hizo "cosas malas", sino también "muchas buenas".

Otros consultados, como Fernando, hablan de "venganza" y acusan al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de querer "otra guerra" y "dividir a los españoles" tan sólo para cosechar un puñado de votos.

"Es como si nosotros ahora desenterramos a La Pasionaria, a Santiago Carrillo o a Pablo Iglesias", se ha quejado. "Él (Franco) no estaba haciendo nada, no pedía pan", ha añadido otra vecina de Mingorrubio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook