17 de febrero de 2020
17.02.2020
Tribunales

Willy Toledo: "Seguiré cagándome en la Virgen"

Defiende en el juicio que sus palabras no son delito y Abogados Cristianos dice que "vejan" el "dogma"

17.02.2020 | 12:57
Willy Toledo se sienta en el banquillo por sus insultos a Dios y a la Virgen.

El actor Guillermo Toledo, conocido popularmente como Willy Toledo, ha defendido este lunes en el juicio por sus mensajes en Facebook, en los que insultaba a Dios y a la Virgen María, que sus palabras son "blasfemia" y no constituyen delito, mientras que la acusación ha destacado que se trata de un ataque a la libertad religiosa.

El abogado defensor, Endika Zulieta, ha señalado que las palabras de Willy Toledo corresponden a las "antiguas blasfemias". "Eso pertenece a la España oscura. A mí me suena muy mal, pero eso no es delito", ha dicho.

Zulueta ha destacado además que conoce a Willy Toledo desde muchos años, en los que incluso han coincidido "en misa". El actor ha estado acompañado de tres familiares, entre ellos su madre, así como del artista Abel Azcona. Por su parte, Toledo ha asegurado durante el juicio que "no tenía intención ni deseo de ofender ni a los católicos ni a los musulmanes, ni a los seguidores de la secta del mounstruo del espagueti volador".

Por su parte, la abogada Polonia Castellanos, de Abogados Cristianos, asociación que ha ejercido la acusación, ha destacado que "el insulto no es necesario" para ejercer la "libertad de expresión". "La libertad de expresión se puede ejercer sin pisotear los derechos de los demás", ha resaltado.

Al mismo tiempo, ha resaltado la importancia de este juicio para que "las vejaciones terminen". Durante el juicio, el presidente de la Asociación Musulmanes por la Paz, Raúl González, ha reconocido en calidad de testigo que no había leído los textos por los que se acusa a Willy Toledo.

"El mundo entero no me ha impedido profesar mis ideas", ha agregado, una afirmación que la defensa ha reivindicado para afirmar que las palabras del acusado no son obstáculo para la libertad religiosa.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha afirmado que si Toledo "es tan valiente para arremeter contra creyentes, que sea valiente para afrontar las consecuencias". Castellanos considera que el actor ha cometido "un abuso de derecho al pisotear los derechos de otros" para ejercer su libertad de expresión.

Llegada a los juzgados

Previamente, a su llegada a los juzgados, Toledo ha afirmado que va a defender la libertad de expresión y que va a seguir "cagándose en la Virgen" porque en la legislación española no existe el derecho a no sentirse ofendido.

"A mí me ofenden los discursos homófobos, racistas, machistas, pero no voy por la vida denunciando", ha señalado Willy Toledo a las puertas del juzgado.

"La Fiscalía ha cambiado su criterio de manera espectacular", ha respondido el actor al ser preguntado por la nueva posición de la fiscal, aunque ha remarcado que el Ministerio Público pidió que se investigaran sus entradas de Facebook de los dos últimos años para ver si había cometido algún delito.

"Ahora solo está la acusación de esta asociación ultraderechista y fundamentalista de abogados cristianos, cuya función en la vida es perseguir a los no cristianos", ha afirmado el interprete.

En referencia a las medidas que pretende adoptar el nuevo gobierno respecto a la apología al franquismo, Willy Toledo ha señalado que le "parece una vergüenza que se pueda judicializar a nadie por decir ¡Viva Franco!". "Me da asco que lo digan, pero me parece más repugnante que se pueda acabar en el banquillo", ha insistido.

Además, ha explicado que decidió no acudir a los juzgados de instrucción como "desobediencia civil" para que "el mundo sepa que en este país aún se está persiguiendo a gente por delito de opinión y por ofensa a sentimiento religioso, es decir, blasfemia".

Por su parte, la presidente y letrada de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha indicado que ha acudido a "defender una vejación contra el dogma católico y el derecho de los creyentes a que se les respete", porque "no pueden ser atacados". "No amparemos en la libertad de expresión lo que es un insulto y una vejación", ha añadido la letrada.

A las puertas del juzgado se ha concentrado un grupo de apoyo a Willy Toledo, entre los que se encontraba el exdiputado Diego Cañamero y miembros de Europa Laica, quienes han acompañado al actor a la entrada del juzgado, mientras gritaba "todos somos Willy Toledo" y "Libertad de expresión".

En la acera de enfrente también se han concentrado unas pocas personas con pancartas donde aparecía el hashtag "defiende tu fe".

Los hechos

La asociación Abogados Cristianos interpuso una denuncia contra el actor por unos mensajes publicados en su perfil de la red social Facebook en 2015 y 2017 en los que insultaba a Dios y a la Virgen, y pide 22 meses de multa para él. Concretamente, Toledo afirmó en la red social, después de criticar el juicio contra las tres mujeres acusadas por la llamada 'procesión del coño insumiso': "Yo me cago en dios y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María".

La Fiscalía y su defensa piden su absolución por estos hecho, al situarlos en el marco de la libertad de expresión.

Durante la fase de instrucción, Willy Toledo fue llamado a declarar en tres ocasiones. Tras no acudir a las dos primeras citaciones por considerar que no había cometido "delito alguno" sino que había "ejercido su libertad de expresión", el pasado 12 de septiembre fue detenido por la Policía para asegurar su comparecencia en los Juzgados.

El juez del juzgado número 11 de Madrid concluyó en su auto, hecho público el 26 de septiembre, que los hechos objeto de instrucción podrían ser "constitutivos de un delito contra los sentimientos religiosos", haciendo alusión al artículo 525 del Código Penal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook