23 de abril de 2020
23.04.2020
Levante-emv

Unos ecologistas gastan 500.000 euros en salvar un playa española

La organización ecologista adquiere con esta compra 270 hectáreas de terreno protegido para impulsar la conservación del Parque Regional de Cabo Cope y Puntas de Calnegre

23.04.2020 | 18:02
Unos ecologistas gastan 500.000 euros en salvar un playa española

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha comprado, con la ayuda de WWF España, el Cabo de Cope, en la costa de Águilas, para impulsar la protección de una de las últimas zonas costeras no urbanizadas de la costa mediterránea española.

Con esta contribución, ANSE espera garantizar la protección definitiva de Cabo Cope e impulsar la conservación del conjunto del Parque Regional de Cabo Cope y Puntas de Calnegre, y la aprobación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales. Desde la organización se recuerda que este plan fue paralizado a raíz de la aprobación de la Actuación de Interés Regional de Marina de Cope que, a su vez, fue anulada judicialmente tras los recursos presentados por las organizaciones de defensa de la naturaleza.

Los terrenos, adquiridos a través de la Fundación ANSE, incluyen un conjunto de fincas que fueron propiedad de Bankia (antes Caja Madrid) y que terminaron en manos de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB). Las fincas adquiridas suman unas 270 hectáreas de superficie y engloban a la casi totalidad de los terrenos montañosos de Cabo Cope, entre la carretera que conduce desde Calabardina a la Torre de Cope, a excepción de pequeños enclavados con varias viviendas. Entre las fincas adquiridas se encuentran también varias hectáreas al otro lado de la carretera litoral.

La nueva Reserva de ANSE incluye un espacio catalogado como Parque Regional, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y cuentan con especies reproductoras tan destacadas como la tortuga mora, el camachuelo trompetero, el águila perdicera y el halcón peregrino entre otras. La vegetación del cabo está dominada por especies semiáridas, entre las que abundan cornicales, palmitos o siemprevivas. Llama la atención la existencia de una población aislada de sabinas negrales, que ha sido incluida en el Catálogo de Microrreservas de Flora de la Región de Murcia, aunque no ha sido declarada.

La adquisición de Cabo Cope cuenta con la colaboración de la oficina española de WWF. Ambas organizaciones están trabajando conjuntamente en el diseño y puesta en marcha de una campaña internacional para recaudar los fondos necesarios para la compra de Cope.

Esta compra se viene gestionando desde hace ya más de dos años, y tiene un coste de 500.000 euros, que ANSE ha financiado mediante un préstamo bancario a su Fundación y fondos propios de la asociación.

Según Pedro García, Director de ANSE: "Aunque Iberdrola insiste en recuperar la calificación urbanística de sus terrenos en Marina de Cope, ANSE y WWF España deseamos, con esta compra de terrenos, evitar la llegada de fondos especulativos interesados en recuperar el proyecto urbanístico e impulsar la aprobación definitiva del PORN y otros instrumentos de protección para la zona". Y añadió "WWF España y ANSE vamos a trabajar durante los próximos años en impulsar medidas de protección y conservación tanto para el Cabo de Cope como para la costa de La Marina y su entorno con propuestas que iremos anunciando los próximos meses."

Representantes de ANSE mantuvieron reuniones a final de la anterior legislatura con la Alcaldesa de Águilas y el Consejero de Medio Ambiente para pedirles que hicieran lo posible para que Cabo Cope fuera adquirido por una o varias administraciones, con el fin de evitar que pudiera terminar en manos de algún fondo de inversión. Ante la imposibilidad de compra por parte de ambas administraciones, ANSE ha venido gestionando con Solvia, empresa comercializada de SAREB, la adquisición de estas fincas, hasta cerrar el acuerdo de compra antes de finales de 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook