El Rey Felipe VI ya pisa tierras tudenses. Su Majestad llegó puntual a su cita con la Comandancia Naval del Miño, donde tenía previsto reanudar su agenda oficial tras dos semanas de parón. Don Felipe VI llegó vestido con el uniforme de Capitán General de la Armada Española y recibió los honores de los 26 militares que componen la Comandancia Naval.

Tras los honores, el rey se acercó a saludar a las más de doscientas personas que se concentraron en el Paseo Fluvial de Tui para darle la bienvenida entre aplausos y gritos de "¡Viva el Rey!", "¡Viva España. También desde la Residencia San Telmo, el personal, los residentes y las monjas se asomaron para aplaudir al rey. Para la ocasión engalanaron sus balcones con banderas de España.

Su Majestad visitará durante la mañana las dependencias de la Comandancia Naval del Miño, firmará el libro de honor, visualizará una exposición estática de artes de pesca y embarcará en el patrullero Cabo Fradera para dar un paseo de 45 minutos por el río Miño, con espectaculares vistas a los conjuntos históricos de las ciudades fronterizas de Tui y Valença (Portugal). Tras el desembarco, se espera la llegada del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el delegado del Gobierno en Galicia, Abel Losada; el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices; y los alcaldes y alcaldesas de la demarcación del Miño.

Visita de Felipe VIa Tui. R. Grobas

Con motivo de la presencia de Don Felipe VI, la ciudad está blindada por grandes medidas de seguridad e incluso sobrevuela el casco histórico de Tui un helicóptero de la Guardia Civil. Es la primera vez, desde 1502 con la visita de Manuel I de Portugal, que un monarca acude a Tui en acto oficial, según informa el historiador tudense Rafael Sánchez Bargiela en su blog "Tudensia".