Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Gobierno y servicios de inteligencia ultiman un plan de seguridad para la vacuna

El CNI y el Mando militar Conjunto del Ciberespacio operan para evitar ciberataques a centros sanitarios e investigadores

Vial de vacuna para el covid-19 de Pfizer BioNTech

El Gobierno, responsables del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y del Mando militar Conjunto del Ciberespacio están trabajando intensamente y desde distintas perspectivas para garantizar que el proceso de vacunación anticovid en España se lleva a cabo con mínimos riesgos para la seguridad nacional. Para ello se han seguido de cerca operaciones similares desarrolladas en las últimas semanas en Reino Unido o Estados Unidos -que van por delante a la hora de vacunar a sus ciudadanías- y se está en contacto permanente con instituciones internacionales que aportan información y alertas útiles para evitar sabotajes o ciberataques, entre otras cuestiones.

Según ha podido saber EL PERIÓDICO, desde hace días existe un grupo de trabajo formado por representantes de los ministerios de Interior, Sanidad y Ciencia orientado a tomar decisiones y adoptar medidas en colaboración con otros organismos -como la Agencia Española del Medicamento- que garanticen un dispositivo de seguridad y protección al suministro de vacunas. También se cuidarán los sistemas de energía para cámaras frigoríficas dado que las primeras dosis que llegarán serán las de los laboratorios Pfizer y BioNTech, que han de conservarse a temperaturas extremamente bajas.

Será precisamente Pfizer, dada la sensibilidad de su producto, la que se ocupe de hacer llegar las vacunas a todos los Estados de la UE (el transporte está incluido en el precio pactado entre Europa y la empresa farmacéutica) una vez que oficialmente se haya avalado para su comercialización por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Eso podría ocurrir el próximo 21 de diciembre. Si la EMA da su visto bueno, está previsto que la Comisión Europea lance una aprobación acelerada de la vacuna en las siguientes 72 horas. Pasados esos trámites, la inoculación a gran escala en Europa podría comenzar a partir del 26 de este mes.

Seguimiento por satélite y defensa contra ciberataques

Pfizer ha previsto también complementar la seguridad oficial de cada Estado con su propio sistema de seguimiento de los envíos. "Cada cargamento lleva un sensor térmico habilitado con GPS con una torre de control que rastreará la ubicación y la temperatura de cada envío a través de rutas preestablecidas", indicaron a EL PERIÓDICO fuentes del laboratorio. "Las cargas con GPS nos permitirán prevenir desviaciones indeseadas y actuar antes de que ocurran»".

Además de proporcionar seguridad y custodia a todo el proceso descrito hasta ahora y, especialmente, al medio centenar de puntos elegidos y dispersos por las comunidades autónomas para depositar las primeras dosis, el Gobierno y los cuerpos de inteligencia están especialmente preocupados por los ciberataques. Con la inminente llegada de la vacuna a España se han redoblado los esfuerzos que, desde hace meses, se vienen haciendo en este campo. Valga a modo de ejemplo que todos los grupos científicos que en España desarrollan estudios sobre vacunas y fármacos vinculados al Covid-19 tienen implementadas medidas extras de ciberseguridad, puesto que se detectaron intentos de ataques potentes a sus sistemas ya desde antes del verano.

Ahora, con la campaña de inmunización a punto de llegar, el Centro Criptológico Nacional -organismo adscrito al CNI- y el Mando Conjunto del Ciberespacio -Defensa- están jugando un papel clave para evitar en lo posible sabotajes a centros sanitarios o logísticos, especialmente después de que se produjera la pasada semana un potente ciberataque a la Agencia Europea del Medicamento, en pleno proceso de evaluación de las primeras vacunas contra el covid. Este tipo de delincuencia se está cebando con las instituciones sanitarias en la pandemia, sin que España resulte ser una excepción.

El registro de los pacientes, vulnerable

Por ello, en el dispositivo de seguridad que se está preparando en torno a la inoculación general en el país se cree relevante, entre otras cosas, la necesidad de proteger como punto vulnerable el registro de pacientes y sus datos médicos, que obran en los historiales custodiados por hospitales y centros de salud, y ha sido motivo de debate el sistema de inscripción de cada dosis por paciente.

En eso están los responsables de inteligencia. En eso y en detectar campañas peligrosas en redes como los intentos de venta de supuestas vacunas y tratamientos contra el virus en lo que denominan la 'dark web' o internet oscura, esto es, redes paralelas a la que es pública y que requiere de software o configuraciones específicas. Sumésele, asimismo, el seguimiento de campañas de desinformación contra la vacunación.

Compartir el artículo

stats