Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Irene Montero: "El permiso de maternidad tiene que ampliarse a seis meses"

A las puertas del 8-M, la ministra de Igualdad reconoce que no está satisfecha con las medidas de conciliación

Irene Montero: "El permiso de maternidad tiene que ampliarse a seis meses" JOSÉ LUIS ROCA

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Irene Montero: "El permiso de maternidad tiene que ampliarse a seis meses" Patricia Martín - Miguel Ángel Rodríguez

-¿Qué actos prevé organizar el ministerio para conmemorar el 8-M teniendo en cuenta que la ministra Darias ha señalado que “no ha lugar” a las manifestaciones? 

-El ministerio ha organizado diferentes actividades que giran en torno al lema ‘Por ser mujeres’. Nuestro objetivo es poner encima de la mesa que todas las barreras que las mujeres encuentran en su día son por el hecho de ser mujeres y también por eso somos capaces de poner en el centro una agenda urgente de transformación del país. Tenemos muchas actividades preparadas, adaptándonos a la emergencia sanitaria y cumpliendo escrupulosamente las normas.

-¿Usted participará en algún acto en las calles? 

- Voy a hacer lo que digan las autoridades sanitarias y actuaremos de forma unánime como Gobierno. Quiero aprovechar para decir que no podemos permitirnos seguir comprando el discurso a la ultraderecha y criminalizar al movimiento feminista y a las mujeres que han estado en primera línea para hacer las tareas más esenciales.

-¿Qué medidas ha puesto en marcha el ministerio desde el último 8-M para hacer frente a esas barreras? 

-En primer lugar, fuimos muy conscientes de que teníamos que tomar medidas para combatir las violencias machistas [durante el confinamiento]. Por eso, aprobamos un plan de contingencia con el objetivo de convertir en esenciales los servicios de atención integral y ampliar las formas de comunicación, poniendo por primera vez en marcha una línea de WhastsApp, que es un mecanismo más silencioso. También hicimos una campaña de comunicación para lanzar el mensaje de que ante una situación de peligro, no había confinamiento que valiese.

Además, hemos peleado mucho para que los presupuestos contemplen por primera vez 200 millones de euros para el plan corresponsables, que pretende lanzar el mensaje de que los cuidados no son tarea exclusiva de las mujeres y de que necesitamos repartirlos con los hombres y también con las administraciones. Y hemos hecho un trabajo muy importante en materia de transparencia retributiva y de planes de igualdad en las empresas. Y por último, políticas de respeto a la diversidad. Es verdad que faltan cosas pero para ser un año de emergencia sanitaria y con un ministerio nuevo, podemos estar moderadamente satisfechas.

Irene Montero. JOSÉ LUIS ROCA

-La 'ley trans' ha generado un fuerte choque con el ala socialista del Gobierno, ¿está dispuesta a que las personas que se quieran cambiar de nombre y sexo en el registro demuestren una “situación estable de transexualidad”, en aras al consenso? 

-Eso es lo que ocurre ahora, que tienen que someterse a dos años de hormonación y que un médico acredite su condición. Pero lo que nos están exigiendo los organismos internacionales es lo contrario, que garanticemos el derecho a la libre determinación de género. Y también es una exigencia de nuestra jurisprudencia, que cuenta con un amplísimo respaldo social y del consenso parlamentario de todos los grupos, incluido el PP, en 2019.

Por lo tanto, yo creo que no podemos seguir mandando a las personas trans y LGTBI el mensaje de que sus derechos pueden esperar. Yo estoy dispuesta a recibir todas las aportaciones, a introducir mejoras en la ley, pero desde luego lo que no es negociable, porque además está así reflejado en el acuerdo de Gobierno, son los derechos de las personas trans y el derecho a la libre determinación es un derecho. Puedo negociar todo tipo de mejoras en la ley, pero los derechos no se negocian.

He hablado muchas veces con Carmen Calvo pero lo que estoy esperando es recibir aportaciones concretas a la 'ley trans'

decoration

-¿Ha tenido una charla pausada con Carmen Calvo sobre los reparos del PSOE a la ley? 

-Hemos hablado muchas veces pero lo que yo estoy esperando no solo es poder hablar sino recibir aportaciones concretas que nos permitan saber cuáles son las cosas que el PSOE está proponiendo. Creo que el PSOE tiene que resolver sus diferencias internas, decidir si está de acuerdo o no con la libre determinación de género, como estaba en 2019, y una vez que decida esto, hacer aportaciones concretas. Y no entendemos porque el PSOE está bloqueando la tramitación de las leyes LGTBI y trans porque precisamente es ese paso el que posibilita hablar de cosas concretas y de que otros ministerios hagan aportaciones. Por favor, lancemos un mensaje contundente a las personas trans, sus derechos ya no van a esperar más.

-¿Entiende la preocupación de un sector del feminismo porque la ‘ley trans’ implique el “borrado” de las mujeres, desvirtúe las estadísticas o la lucha contra la violencia machista? 

-La ley es muy rotunda respecto a esto. Yo creo que los derechos que ahora mismo están borrados son los de las personas trans y las personas LGTBI. Y creo que hay un amplísimo consenso en el movimiento feminista y en la sociedad española para garantizar sus derechos.

Irene Montero, tras la entrevista. JOSÉ LUIS ROCA

-¿Qué opina del informe crítico del CGPJ sobre la ley ‘sí es sí’ y de la petición de la ministra Robles de que se adapte la norma a dicho informe? 

-Respecto a las declaraciones de la ministra, no tengo nada que decir en público. Respecto al informe del CGPJ, sí. Lo que dice resuena mucho a lo que ha dicho siempre que se ha planteado en España una legislación garantista con los derechos de las mujeres y del colectivo LGTBI. Si fuese por el CGPJ, no habría una ley contra la violencia de género. Si fuese por el CGPJ, no habría una ley de matrimonio igualitario. Por tanto, este Gobierno va a actuar con responsabilidad y va a cumplir con los mandatos internacionales y del movimiento feminista, que ha dicho con rotundidad, desde casos tan sonados como el de ‘la Manada’, que no es abuso, que es violación, y que el consentimiento tiene que estar en el centro del Código Penal. Un mensaje muy claro para todas las mujeres, la ley ‘sólo sí es sí’ será ley.

Un mensaje muy claro para todas las mujeres: la ley 'sólo sí es sí' será ley

decoration

-Hace justo un año, ante las “excusas técnicas” planteadas por el Ministerio de Justicia a esta norma, Pablo Iglesias consideró que el problema es que hay “mucho machista frustrado”. ¿Considera que en el Gobierno perviven los tics machistas? 

-Hay plena sintonía con el Ministerio de Justicia y creo que vamos a estar de acuerdo en que esta legislación es urgente que se siga tramitando.

-Si la conciliación familiar ya era problemática antes de la pandemia, ahora mucho más, por lo que son muchas las mujeres que piensan que las medidas aprobadas son insuficientes. ¿Planea poner en marcha nuevas acciones o ayudas? 

-Yo tampoco estoy satisfecha, soy muy autocrítica y creo que el principal debe de este Gobierno en este año de emergencia sanitaria es con las madres de este país. Es verdad que la situación no se crea con la emergencia sanitaria, viene de lejos. Pero la pandemia ha hecho estallar todas las costuras de la conciliación, que estaba sostenida en las escuelas y en los abuelos y como estos pilares han fallado, se han quedado solo las madres.

Frente a ello, hemos ido haciendo algunas cosas, como la igualación de los permisos de maternidad y paternidad, pero soy consciente de que hay que hacer mejoras y complementar con más medidas. En mi opinión y aunque no forme parte del acuerdo de coalición, el permiso de maternidad tiene que ampliarse mínimo a los seis meses, que es el tiempo que la OMS recomienda para la lactancia, con independencia a la decisión que tomen las madres sobre dar el pecho o no.

Soy consciente de que hay que hacer mejoras y complementar con más medidas los permisos de paternidad

decoration

-Y el plan corresponsables, ¿en qué se va a traducir para las familias? 

-Este plan supone que las administraciones públicas asumimos la corresponsabilidad de los cuidados. Sabemos que con 200 millones no vamos a llegar a cubrir necesidades que llevan desatendidas décadas, pero sí creemos que podemos diseñar una buena política semilla, que se extienda. No solo para asegurar que muchas familias puedan dejar a sus hijos a cargo de cuidadores profesionales, para conciliar con la vida laboral y personal, sino para garantizar los derechos de las personas que cuidan, caminando hacia un sistema estatal de cuidados.

-¿Qué le parece que la fiscalía vaya a investigar que usted haya usado como niñera a una de sus asesoras? 

- Este caso terminará como termina últimamente el resto de cuestiones que se judicializan con Podemos.

"Las tensiones se resolverían si el PSOE cumpliese con lo que ha pactado"

Llevamos dos semanas en los que los roces entre PSOE y Unidas Podemos han ido a más. ¿Qué está ocurriendo en el Gobierno? 

Debemos naturalizar las discrepancias, somos dos formaciones políticas que tenemos opiniones muy diferentes en muchas cosas y eso lo sabíamos cuando pactamos un acuerdo de coalición para gobernar durante cuatro años. Creo que la ciudadanía no espera que pensemos igual en todo, pero la inmensa mayoría de las tensiones se resolverían si el PSOE cumpliese con lo que ha pactado. Si cumplimos el acuerdo de coalición estoy segura de que no vamos a tener tensiones, tendremos diferencias, las expresaremos normalmente y eso la ciudadanía lo entenderá como algo normal.

El ministro de Transporte, José Luis Ábalos, no parece dispuesto a regular el precio de los alquileres, ¿qué van a hacer? 

Estamos trabajando duro para demostrar que se puede plasmar en un texto legislativo lo que hemos pactado en el acuerdo: que los precios de los alquileres tienen que ser regulados para que no suban de una forma abusiva. Al margen de cualquier otra consideración, es que está pactado. Vuelvo a lo mismo, hay que cumplir con el acuerdo y nuestra función es exigir machaconamente, cabezonamente, su cumplimiento y demostrar que se puede hacer una legislación que así lo garantice, que no hay ninguna inseguridad jurídica en ello

Todas estas discrepancias públicas, ¿cree que podrían dañar la coalición o crear cierta desafección en la ciudadanía? 

La ciudadanía es consciente de que el Gobierno es ahora mismo la institución que aporta estabilidad a nuestro país. En el contexto español, en el que la derecha ha decidido echarse al monte, los debates políticos se dan en el seno del Gobierno. Creo que la gente valora positivamente que haya dos formaciones que estén debatiendo cuales son los principales retos de nuestro país y cómo resolverlos.

¿Por qué se han mantenido en un segundo plano en la negociación de la renovación del Consejo General del Poder Jucial (CGPJ)?

El Gobierno negocia por los dos partidos de la coalición, eso también forma parte de la normalidad. Hay cosas en las que actuamos como debe ser, con lealtad entre los socios del gobierno. Creo que el problema con el CGPJ lo tiene el PP. Su problema no se llama Unidas Podemos, se llama Lezo, Púnica, Bárcenas cantando la traviata y ese es un problema que tiene el PP. Un problema tan gordo.

¿Qué opina de la regularización por parte de Juan Carlos I de cuatro millones de euros presentada ante Hacienda? 

Es por hechos como este que el descrédito de la monarquía es cada vez mayor en la sociedad. La gente, particularmente los jóvenes, no toleran la corrupción ni los privilegios. El horizonte republicano está cada vez más cerca, porque republica significa servicios públicos, cuidar lo común, y profundización democrática.

Compartir el artículo

stats