La Consejería de Salud y Familias ha confirmado la presencia de una cepa "novedosa" de covid-19 en Andalucía que se caracteriza por "una mayor capacidad de transmisión", aunque todavía "no se tiene claro" si conlleva una mayor capacidad de virulencia.

Así lo ha indicado a los periodistas el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante la inauguración en Jaén de la nueva sala de coordinación y del resto de actuaciones realizadas en las instalaciones de Salud Responde. Aguirre ha indicado que la nueva cepa se denomina A23-1 y hasta el momento se había detectado sólo en Uganda y en algún caso "muy aislado" en Reino Unido.

El consejero ha apuntado que hasta el momento todas las vacunas están respondiendo "bien" a las mutaciones y "las previenen", pero ha subrayado la importancia de "tener todo nuestro instrumental de diagnóstico perfectamente ingresado para poder hacer el máximo de secuenciaciones posibles" de cara a la posible llegada de nuevas cepas en los próximos meses.

Precisamente, por la aparición de nuevas cepas, sumado al bajo nivel de vacunación en la población y haber entrado en una fase de "meseta" en la evolución de los contagios es lo que ha llevado al consejero a defender que se mantengan en Andalucía las medidas de restricción a la movilidad.

Te puede interesar:

El titular de Salud ha concretado que las dosis administradas a día de hoy en Andalucía de las diferentes vacunas ascienden a 1.165.989 y son 407.206 andaluces los que tienen ya "la pauta completa", con las dos dosis. Por tanto, la inmunización en la comunidad "se sitúa en el 4,7 por ciento", menos de los esperado para estas fechas.

En concreto, según lo pactado en Consejo Interterritorial y el flujo de vacunas que llegaría, se estimaba que la inmunización rondaría "el diez por ciento". "Y esa es otra variable muy importante para ser restrictivos a la hora de abrir provincias, por ejemplo", ha comentado.