El pleno de las Corts ha aprobado este jueves una petición urgente del PP para que el Gobierno corrija en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la vinculación del origen de las bandas de música valencianas con las agrupaciones corales catalanas. Esta rectificación ha salido adelante por unanimidad.

Finalmente PSPV y Unides Podem, que se había resistido a votar a favor, se han sumado a la unanimidad. Compromís ya anunció el miércoles que apoyaría la iniciativa del PP.

Se trata de una frase del Real Decreto 229/2021, de 30 de marzo, que declara las sociedades musicales de la Comunitat Valenciana como manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, la que afirma que "el origen de las bandas de música valencianas se debe a un movimiento mimético al de las agrupaciones corales catalanas (Clavé)", según recoge Europa Press.

Tras la publicación, la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat (FSMCV) remitió un escrito al ministro de Cultura, el valenciano José Manuel Rodríguez Uribes, agradeciendo el avance "importantísimo" de la declaración y pidiendo la corrección de esta cita "errónea e incompleta". A esta petición se sumó la Diputación de Valencia con el apoyo de todos los partidos con representación.

Durante el debate de este miércoles, en la primera sesión del pleno de las Corts, Mª José Catalá (PP) denunció ofendida "como música y como exconsellera de Cultura" un texto que ve infame y un agravio a todos los valencianos. "Treinta y una bandas valencianas tienen un origen anterior a las catalanes Clavé", recalcó, como la de Aldaia en 1766.

La 'popular' reclamó "agallas" al PSPV para exigir una rectificación al Gobierno, acuso al ministro Uribes de "ser valenciano solo por el DNI" y lamentó que ni el 'president' de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ni el conseller Vicent Marzà (Compromís) lo hayan pedido: "La Comunitat Valenciana es el conservatorio de Europa y la mitad de los músicos de España están en nuestra tierra; eso no lo puede silenciar el BOE de Sánchez".

Por el PSPV, Trini Castelló reprochó a Catalá que "cómo se nota que ya está en campaña", de cara al XV Congreso del PPCV de julio, y defendió que el Ministerio "no es responsable del texto" y la FSMCV "no busca ninguna confrontación y mucho menos soflamas entre valencianos y catalanes". 

A su juicio, lo verdaderamente histórico es de la declaración como patrimonio cultural porque permite a las bandas acceder a subvenciones estatales.

Los socialistas presentaron una enmienda, rechazada por el PP, para que Les Corts defiendan el origen de las bandas y así "reparar ese mal que injustamente se le ha hecho a la gente", pero sin exigir la rectificación del BOE ante "lo que supone modificar una ley". En su réplica, Catalá insistió en que es necesario un acto de "desagravio" y afeó al PSPV que vote diferente en la Diputación.

De Compromís, Jesús Pla defendió a las bandas "como músico valenciano y valencianista" y justificó el voto a favor por ellas y no por la propuesta de PP, ya que la ve irresponsable, surrealista y ridícula. "No pueden ser un arma, no necesitan reafirmarse ante nadie", aseveró, para lamentar que "se arrastre un elemento de unión del pueblo valenciano por el fango político como la lengua y hasta la paella". También quiso dejar claro que "se les defiende en el Diari Oficial de la Generalitat" invirtiendo en ellas y que "no habría debate" si no hubiera mención a Catalunya.

Y desde Unides Podem, Naiara Davó coincidió en que "el PP se aferra a cualquier cosa para agitar el debate identitario", les acuso de "abandonar la bandera valenciana para entregarla al centralismo de Madrid" y les espetó: "Vuestro tiempo ya ha pasado, aquí hay una tierra digna y el valencianismo es un proyecto en positivo que no va en contra de Cataluña ni de nadie".