El volcán de Cumbre Vieja en La Palma sigue rugiendo y los vulcanólogos creen que la erupción no cesará a corto plazo. Las lenguas de lava han devorado miles de casas, un polígono industrial y decenas de hectáreas de cultivos de plataneros. Las pérdidas económicas provocadas por esta erupción volcánica se cuenta por millones de euros y las consecuencias económicas para la isla resultan impredecibles a corto plazo por sus implicaciones en el turismo y la agricultura.

La fuerza de la naturaleza y la de este volcán resulta sorprendente. Una usuaria de Twitter ha logrado recoger en dos fotografías el antes y el después de la erupción. La superposición de ambas imágenes permite entender la ingente cantidad de material que ha expulsado el volcán desde que entrase en erupción el 19 de septiembre.

Las imágenes que Nieves Castro captó desde su propio domicilio recogen con claridad cómo ha surgido el enorme cono volcánico en las faldas de Cumbre Vieja. El antes y el después de la erupción dejan se aprecia. Una ladera verde a la izquierda y a la derecha, una nueva montaña gris que no deja de arrojar lava y fuego desde su cumbre.