La empresa valenciana de mascarillas de nanofibra Proveil ha donado 5.000 mascarillas al Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, una de las poblaciones afectadas por la erupción del volcán en Cumbre Vieja, en la isla de La Palma.

Desde que el volcán se activó el pasado 19 de septiembre, cientos de vecinos se han visto obligados a trasladarse a casas de familiares y pabellones habilitados donde conviven un gran número de personas.

Además, la llegada de la lava al océano ha provocado que la mascarilla resulte algo imprescindible entre los vecinos de esta isla, ya que la inhalación de estos humos puede ser perjudicial para todos los habitantes de La Palma y de las islas cercanas, según señala la empresa en un comunicado.

Ante esta situación de emergencia, Proveil ha respondido con el envío de 5.000 mascarillas con viricida, que serán distribuidas por el ayuntamiento de Los Llanos de Aridane entre sus vecinos para protegerlos tanto de posibles contagios por coronavirus, como de la ceniza y los gases que emanan del volcán.

"Nuestras mascarillas están fabricadas con el filtro Proveil que protege más que algunas mascarillas tradicionales", asegura Jose María Lagarón, investigador del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), institución que, junto a la empresa Bioinicia, ha desarrollado este filtro.

Según Lagarón, su composición de nanofibra "hace que sea mucho más filtrante y el componente viricida que incluye aumenta su capacidad de protección.

Proveil desarrolla numerosas campañas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) dirigidas a proteger la salud de los colectivos más vulnerables, según las fuentes.

La empresa acaba de poner en marcha la campaña "Octubre solidario", cuyo objetivo es enviar mascarillas a varios proyectos e instituciones, uno por cada semana del mes, y en el que se incluye el envío a La Palma.