Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento aprueba inicialmente el presupuesto de 2022 con el sí del Rialto y el no de PP, Cs y Vox

El gobierno local defiende unas cuentas expansivas para la recuperación económica y social y la oposición censura la subida de impuestos

Imagen del pleno del Ayuntamiento de València.

El Ayuntamiento de València ha aprobado inicialmente tanto el presupuesto general del consistorio para 2022, que asciende a 1.010.878.200 euros y crece 95,9 millones respecto al de 2021, como el consolidado, en el que se incluyen empresas y organismos públicos dependientes de esta administración y que alcanza los 1.096 millones.

Estas cuentas, que antes de que acabe el año se aprobarán definitivamente, han salido adelante con el voto a favor de Compromís y PSPV y han contado con el rechazo de la oposición: PP, Cs y Vox.

Superan la barrera histórica de los 1.000 millones

El presupuesto de 2022 supera por primera vez en la historia de ayuntamiento los 1.000 millones de euros y se destinará a la recuperación económica y social en el contexto actual de postpandemia, como ha resaltado el alcalde, Joan Ribó, en la sesión plenaria. En 2021 estas cuentas llegaron a los 914.888.748,34 euros.

Ribó ha insistido en que el de 2022 es un "presupuesto expansivo" que también busca "un modelo de ciudad sostenible" y ha reiterado que el "aumento considerable" que muestra se debe a "las entregas a cuenta del Estado, superiores a las estimadas en principio --ha destacado el retorno del IVA de 2017--, a las transferencias de la Generalitat --sobre todo, "en bienestar social, empleo y contrato programa para EMT--" y a la incorporación de los fondos europeos Next Generation.

El primer edil ha subrayado también la reducción de deuda contemplada y ha negado subida de impuestos. "Se mantienen congelados todos los impuestos y tasas, con excepción del IBI y el ICIO, que se rebajan por la instalación de placas solares", ha dicho, además de apuntar que el aumento por tasas es por una mayor actividad económica.

La portavoz del PP, María José Catalá, ha justificado su rechazo porque "se suben impuestos" --ha apuntado que se recaudan 500 millones por ese concepto y por tasas--, no aumentan políticas sociales y "se mantienen las ayudas a los amiguetes", entre ellos, a la Plataforma per la Llengua, "la Gestapo del castellano".

Desde Cs, que el año pasado se abstuvo para que las cuentas de 2021 salieran adelante, su portavoz Fernando Giner ha explicado que para 2022 no es posible esa abstención y sí un rechazo porque no se bajan impuestos como pide su grupo y el dinero no se queda "en el bolsillo de las empresas y las familias". El edil de Vox Vicente Montañez ha señalado que las cuentas son "un disco de doble cara" que muestran "la cruda realidad" de "pagar más impuestos".

Compartir el artículo

stats