Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Igualdad

Irene Montero: "Tenemos mucho camino por delante para implicar a los hombres"

La Ministra de Igualdad explica los retos frente a la violencia machista tras la renovación del pacto de Estado por parte de todas las fuerzas políticas excepto Vox

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la entrevista. José Ramón Ladra Martín

Desde que llegó la pandemia, se ha reducido el número de asesinatos machistas. ¿A qué se debe? 

Lo primero es lanzar el mensaje de que mientras haya un solo asesinato o una sola situación de violencia, de acoso en el trabajo, de agresiones sexuales, no vamos a descansar y tenemos la obligación como Estado de desplegar cada vez mejor y más efectivos mecanismos. Pero también es evidente que invertir y hacer políticas de lucha contra las violencias machistas es útil y salva vidas. Las instituciones son puertas seguras, a través del 016, de las farmacias, de las fuerzas de seguridad, de las asociaciones feministas o de los puntos de información.

¿Fue difícil sumar al PP a la renovación del pacto de Estado? 

Desde el principio pusieron una enorme responsabilidad. Ha sido un trabajo minucioso, pero hemos contado desde el primer minuto con el compromiso de todas las fuerzas políticas para poder llegar a un acuerdo que nos permitiese actualizar el pacto de Estado, para convertir en permanentes todas las medidas y blindar su financiación.

¿Vox no ha querido participar o no ha sido invitado? 

Ha participado en las reuniones, pero decidió no sumarse. Y creo, además, que es muy importante que hayamos lanzado el mensaje de blindaje de las instituciones frente al negacionismo de la violencia machista. 

Una vez firmado este dictamen con 13 grandes objetivos, ¿es necesario reformar la ley contra la violencia de género?

Tenemos que buscar los mecanismos legislativos más adecuados y con el máximo consenso, y creo que en eso va a haber flexibilidad por parte de todos los grupos, porque lo importante no es la técnica legislativa concreta, sino que seamos capaces de llevar al máximo nivel de la legislación las medidas del pacto.

"Tenemos que llevar al máximo nivel de la legislación las medidas del pacto de Estado"

decoration

En verano iniciaron la revisión de los protocolos existentes contra la violencia machista. ¿Qué fallos han detectado? 

Tras el repunte de asesinatos al inicio del verano, creímos fundamental convocar al pacto de Estado y a otros actores implicados para hacer una evaluación precisa de qué mecanismos están fallando o necesitan ser mejorados. Hay muchos protocolos que se desarrollaron con la ley de 2004 y que no han sido revisados. Y los principales ámbitos de intervención que hemos detectado como prioritarios son la prevención y la detección precoz. 

¿Qué se va a hacer en ambos ámbitos? 

Pocas semanas después lanzamos un plan de medidas urgentes. Por ejemplo, se aprobó poner en marcha un cribado universal en la atención primaria y los servicios de urgencia que nos permita que los profesionales del ámbito sanitario tengan una especialización para saber detectar determinados signos y hacer sentir a las mujeres seguras para que denuncien la violencia y que a partir de ahí sean derivadas a los recursos especializados.

La ministra de Igualdad, Irene Montero. José Ramón Ladra Martín

Y el resto de protocolos, ¿se van a actualizar? 

Estamos trabajado en un protocolo marco que pueda servir como una guía para comunidades, ayuntamientos y entidades que tienen actuaciones dedicadas a la erradicación de las violencias. Pronto la podremos compartir con todas las partes. Además, la actualización del pacto implica una necesaria revisión y evaluación permanente que nos permita detectar cualquier fallo y cualquier necesidad de mejora en tiempo real y ser capaces de actuar en consecuencia. Ya había evaluaciones periódicas en el anterior pacto, pero lo hemos reforzado porque pensamos que es fundamental para detectar qué cambios deben producirse para llegar siempre a tiempo a todas las mujeres.

Uno de los retos pendientes y mencionados en el dictamen del pacto es implicar más a los hombres en la prevención. ¿Con qué medidas?

Cuando hablamos de transitar de una cultura de la violación a una cultura del consentimiento, es un cambio que nos afecta a todas y todas. Además, todo el mundo, hombres y mujeres tenemos que estar unidos para erradicar las violencias machistas. Eso quiere decir que cualquiera, también los hombres, si sospechan que hay una mujer en situación de violencia, que sepa que siempre puede tenderle la mano. El tipo de sociedad basada en los buenos tratos que el feminismo propone implica también que los hombres deconstruyan esa masculinidad que está en la base de las violencias. Para ello tenemos enormes retos en cuanto a la educación en igualdad, que es un derecho que el Estado debe garantizar y que queremos desarrollar en la reforma de la ley del aborto. Tenemos mucho camino por delante para implicar a los hombres y hacer políticas públicas que les haga sentir implicados en ese proceso de tender la mano y deconstruir esa masculinidad que es la base de las violencias. 

"El tipo de sociedad que el feminismo propone implica que los hombres deconstruyan esa masculinidad violenta"

decoration

La renovación del pacto también menciona incidir en acciones contra la violencia vicaria, la que se ejerce contra los hijos para dañar a la madre. ¿Cómo? 

En ley de infancia se ha prohibido el síndrome de alienación parental y el régimen de visitas para los maltratadores diciendo claramente que nos hacemos cargo del lema feminista de que ningún maltratador puede ser un buen padre. Pero tenemos mucho camino que hacer y lo reconoce el pacto de Estado para ser capaces de luchar contra todas las formas de violencia, la económica, la vicaria, la digital y todas las formas. 

Para erradicar la explotación sexual la ley del 'solo sí es sí' penaliza a quien destine un local a la prostitución, lo que se conoce como tercería locativa. ¿Permitirá el cierre de muchos prostíbulos?

No solamente la tercería locativa, sino también la tipificación del proxenitismo no coactivo. La tercería locativa quedó fuera del Código Penal bajo un gobierno del PSOE. Este gobierno está determinado a recuperarla para perseguir a quienes se lucran con la explotación sexual. Va a ser uno de los elementos que ya los diferentes grupos han avanzado que quieren debatir y por tanto haremos una negociación discreta y afinada para ser capaces de llegar a un consenso. 

"Tenemos que ser capaces de luchar contra la violencia económica, vicaria y digital"

decoration

El PSOE quiere multar a los clientes de las prostitutas como medida para abolir la prostitución. ¿Comparte esta tesis?

Los organismos internacionales nos dicen que uno de los objetivos prioritarios para acabar con la explotación sexual y la trata, que son formas de violencia machista, es la desincentivación de la demanda. Pero los mecanismos predilectos tienen más que ver con la prevención, la sensibilización o la educación en igualdad. En todo caso, tememos que ser capaces de encontrar el consenso más amplio posible en el conjunto sociedad, de los grupos parlamentarios y de los socios de Gobierno para desplegar los mecanismos más eficaces de desincentivación de la demanda. Con dos premisas: una es que esos mecanismos sean eficaces y funcionen y otra, que no lleven a una mayor situación de vulnerabilidad a las mujeres que son víctimas de explotación sexual o de trata. Si no ponemos en el centro sus derechos, si no articulamos planes de inserción sociolaboral que les permitan tener una oportunidad, va a ser muy difícil que erradiquemos la explotación sexual y la trata. Y tenemos que revisar la ley de extranjería porque la mayoría tienen una situación administrativa irregular y eso condiciona el acceso a sus derechos. 

Han trascendido roces con el PSOE a la hora de regular la objeción de conciencia en la reforma de la ley del aborto. ¿Eso va a impedir que haya un texto a corto plazo?

El primer paso con esta ley ha sido escuchar a las organizaciones feministas y a los profesionales para ser capaces de entender cuáles son las principales demandas de la sociedad. Ese proceso va a terminar en diciembre y como ha ido acompañado de elaboración de la reforma, ese mes tendremos un primer borrador, que tiene como pilar la garantía del derecho al aborto y la educación sexual. A partir de ese momento, negociaremos en el seno del Gobierno y después con la tramitación de la ley. Pero esta norma tiene que ser capaz de garantizar de forma efectiva el derecho al aborto en el ámbito de lo público porque hay comunidades donde no se realizan y por ello algunas mujeres tienen que desplazarse miles de kilómetros, dado que la objeción de conciencia se está utilizando de forma perversa para impedir el derecho a las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo. Por eso, tenemos que ser capaces de armonizar el derecho a la objeción con el derecho a las mujeres a decidir.

"Las medidas para desincentivar la demanda de prostitución no pueden llevar a las mujeres a más vulnerabilidad"

decoration

¿Qué se hará para impedir la violencia obstétrica?

Quiero empezar reconociendo que ha habido enormes avances y tenemos excelentes profesionales. Pero los organismos internacionales nos están diciendo que también en nuestro país hay situaciones de violencia obstétrica y las políticas públicas deben ser capaces de responder. Fundamentalmente elevando a rango de elevado cumplimiento la Estrategia al Parto Normal, que puede necesitar mejoras porque se aplica de forma desigual y hay que extenderla a todo el territorio. Trabajaremos de forma discreta y con voluntad de acuerdo.

Compartir el artículo

stats