Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden inhabilitar 12 años al alcalde de una localidad de Alicante por colarse en la vacunación

El Ministerio Público acusa al alcalde de La Nucía y diputado provincial del PP de cohecho y prevaricación y reclama además dos años de suspensión de cargo público y nueve meses de prisión. La juez le ofrece a Sanidad personarse como perjudicada

El alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, a la salida de los juzgados de La Vila el día que declaró por su vacunación. | DAVID REVENGA

Aprovecharse de su cargo para vacunarse contra el covid antes de que le correspondiera puede costarle a Bernabé Cano la Alcaldía de La Nucía (Alicante), así como su escaño en la Diputación provincial, si prospera la petición planteada por la Fiscalía ante el tribunal de la Audiencia que juzgará al político del PP por los delitos de cohecho y prevaricación.

El Ministerio Público presentó este miércoles su escrito de acusación en la causa abierta contra el regidor por unos hechos que el fiscal Pablo Romero denunció en junio tras tenerse conocimiento de que Cano se había vacunado sin que le tocara en una residencia de mayores de la localidad. Un centro con vinculación al Ayuntamiento en el que estaba restringido el acceso a toda persona ajena al mismo por el riesgo de contagio que corrían los residentes.

Por el delito de cohecho la acusación púbica pide que el político popular sea condenado a nueve meses de prisión y dos años de suspensión de cargo público. Por el de prevaricación, a doce años de inhabilitación especial para empleo y cargo público y para el derecho de sufragio pasivo. Es decir, para concurrir a unas elecciones.

La magistrada de La Vila Consuelo Martínez, instructora de proceso, notificó a últimas horas de la mañana a Cano el escrito de la Fiscalía al tiempo que, tal y como había planteado el fiscal, ha ofrecido a la Conselleria de Sanidad la posibilidad de personarse como perjudicada por el uso indebido del vial que se administró al político.

La instructora ha visto indicios de criminalidad en la actuación de Cano, quien declaró que se había vacunado con dosis que sobraban cuando la investigación desveló que había sido «el quinto o el sexto» en inmunizarse, antes incluso de que lo hubieran hecho todos los residentes y el personal socio sanitario del centro.

Frente a los intentos de su defensa, el abogado Agustín Ribera, de que se archivaran las actuaciones alegando, entre otros motivos, que Cano también es médico y que por ello estaba justificada su inmunización, la juez se ha ratificado en su convencimiento de que el político se prevalió de su cargo como alcalde y como diputado para acceder a la residencia la mañana de Reyes de este año, en los albores de la campaña de vacunación, y para que le fuera administrada una dosis cuando no le correspondía según el calendario establecido.

La magistrada ha dejado claro que «no es sostenible que alegue su labor como médico del equipo de fútbol cuando su ejercicio como facultativo era esporádico». Y considera que «lo realmente relevante a efectos penales no es que Bernabé Cano pidiera la vacuna sino que la aceptara a sabiendas de que no le correspondía». A la juez también le ha sorprendido que, según declaró, el regidor creyera que vacunándose en ese momento «estaba haciendo un bien a la sociedad».

En cuanto al papel de los responsables de la vacunación, la instructora sostiene que esta «se produjo sin que la representante de Salud Pública fuera consciente». Afirmación compartida por el fiscal, quien únicamente acusa al político.

La otra causa: A la espera de los alcaldes de El Verger y Els Poblets

La denuncia presentada por la Fiscalía contra los alcaldes de El Verger y El Poblets, el matrimonio formado por los socialistas Ximo Coll y Carolina Vives, por haberse vacunado también en los primeros días de enero antes de que les correspondiera, continúa en instrucción en los juzgados de Dénia. Por allí han desfilado ya, además de los investigados, personal sanitario que participó en el proceso, quienes han declarado que a los regidores se les inmunizó al final de la jornada con viales que se habían abierto sin deber y que, de no administrarse, se habrían perdido. El fin de la instrucción no está lejos.

Trayectoria política: Dieciocho años de mayorías que puede frenar la Justicia

Bernabé Cano acaba de ser reelegido por séptima vez presidente del PP de La Nucía arropado, en pleno proceso penal por el asunto de la vacuna, por los presidentes regional y provincial del partido, Caros Mazón y Toni Pérez. Con esta reelección suma ya 28 años al frente de la agrupación local, desde 1993 de forma ininterrumpida. Desde su llegada a este cargo, los populares han ganado en la localidad 29 elecciones (entre locales, autonómicas, nacionales y europeas), de las 30 convocadas desde el 93. Prueba de que sigue manteniendo un importante tirón a pesar de las polémicas que en ocasiones han envuelto su gestión. Gracias a esos apoyos ha encadenado hasta cinco mayorías absolutas consecutivas como primer edil de La Nucía: en 2003, 2007, 2011, 2015 y 2019, siendo en alguna de ellas uno de los alcaldes más votados de España. Una trayectoria pública que este proceso penal puede frenar. 

Compartir el artículo

stats