El PPCV ha vuelto a instar al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, a un "frente común" por la financiación autonómica, a un día de conocer las alegaciones que presentará el gobierno valenciano al borrador del Ministerio de Hacienda para el nuevo modelo. Por contra, el PSPV ha exigido que Pablo Casado "se aclare a favor de qué financiación está", si basada en el criterio de población ajustada o en el de despoblación que defienden comunidades como Castilla y León.

Así lo han manifestado representantes de los grupos de las Corts antes de que el comité de expertos que asesora al Consell presente este miércoles 26 a la Plataforma per un Finançament Just -donde están integrados todos los partidos salvo Vox- las alegaciones del gobierno autonómico.

Como portavoz adjunto 'popular', José Antonio Rovira ha recordado que el líder del PPCV, Carlos Mazón, ya ofreció a Puig en su reunión de finales de año "un frente común de los dos grandes partidos para llevar este asunto a Madrid", pero ha criticado que no les han hecho "ningún caso" y no les han aportado el documento previamente.

También ha remarcado, sobre las recientes declaraciones de Casado a favor de un modelo de financiación que cubra las necesidades de las CCAA donde los servicios cuestan más por la despoblación, que el PP no va "contra ninguna comunidad" ni pretende "quitar dinero a otros", sino que lo que quiere es que lleguen los fondos "justos y necesarios" a la Comunitat. Ha recordado además que el modelo actual lo aprobó el gobierno de Zapatero.

Del PSPV, la portavoz adjunta Carmen Martínez ha subrayado que tanto Puig como el conseller de Hacienda, Vicent Soler, han dejado claro que la Generalitat no pretende "renunciar" al criterio de población ajustada, mientras ha reprochado al PPCV que no hayan "desautorizado" a Casado por sus palabras en un mitin de las elecciones de Castilla y León. Es más, ha urgido a Mazón a pedir una entrevista con el líder del PP para "recriminar sus declaraciones".

Entre el resto del Botànic, Aitana Mas (Compromís) ha coincidido en que "al PP siempre le gusta quejarse" y ha pedido esperar a conocer las alegaciones porque "no se trata de que haya que convocarles a ellos individualmente". En la reforma ha defendido que hay vías para llegar a un acuerdo nacional en el que "nadie salga perdiendo".

También Pilar Lima (Unides Podem) ha reprochado al PP que "se mueve dependiendo del momento electoral en cada sitio" al defender "una cosa en Castilla y León y otra en la Comunitat", por lo que ha pedido que "se aclaren antes de buscar la foto que más les conviene". Dicho esto, ha insistido en que el nuevo modelo aborde tanto el criterio de población como la deuda histórica "ilegítima" y la reforma fiscal.

De la oposición, Ruth Merino (Ciudadanos) ha augurado que las alegaciones no servirán después de "tantos años de ninguneo" y con "un Ximo Puig complaciente" con el Ministerio, además de exigir que la reforma no dependa del "lastre" de los partidos nacionalistas que apoyan al Gobierno en el Congreso.

Y como portavoz adjunta de Vox, Llanos Massó ha advertido que su partido se mantendrá en contra de la reforma de la financiación porque "se está convirtiendo en un 'qué hay de lo mío'" de cada barón autonómico o "reyezuelo de los 17 reinos de taifas". Ha advertido así al conseller socialista Soler que no cuente con ellos si pretende salir de la reunión con la unanimidad de la cámara.

MAZÓN PIDE ANTEPONER LA COMUNITAT A LAS SIGLAS

Por su parte, en un comunicado posterior, el presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha reiterado su propuesta de hacer un frente común para exigir el cambio de financiación, defendiendo que la Comunitat "debe estar siempre por delante de las siglas de los partidos políticos".

"Apuesto por el frente común siempre. Con la financiación debe dejar de haber vencedores y vencidos, y la Comunitat Valenciana lleva a la cola demasiado tiempo", ha aseverado, para recordar las promesas del Gobierno y sus retrasos en abordar la reforma que ve como un "ninguneo".

Mazón, que acudirá este miércoles a la reunión de la Plataforma per un Finançament Just, ha subrayado que ha ofrecido en reiteradas ocasiones a Puig "todo el apoyo del PPCV". "El frente común de 'populares' y socialistas, especialmente en la Comunitat Valenciana, es el camino y servirá para reforzar una negociación que no es sencilla -ha abundado-. Hay que poner a nuestro territorio por delante".

Por tanto, ha garantizado que tan pronto como conozcan la postura de los técnicos que han trabajado para la Generalitat se pronunciarán, siempre partiendo de dos premisas: que la deuda histórica se debe compensar y que la Comunitat no puede "estar a la cola por más tiempo". "No se trata de ganar a nadie, se trata de dejar de ser los perdedores y tener una situación de igualdad", ha resumido.