Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

La fiscal general del Estado intervino directamente en el 'caso Stampa'

Dolores Delgado citó a su despacho al Fiscal Superior de Madrid Jesús Caballero Klink ante la negativa del fiscal encargado, Ruiz de Alegría, a seguir dilatando artificialmente el caso tras proponer dos veces el archivo

Dolores Delgado.

La fiscala General del Estado, Dolores Delgado, citó en diciembre de 2021 a su despacho de la madrileña calle de Fortuny al Fiscal Superior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Jesús Caballero Klink, para abordar la situación de las diligencias de investigación sobre presunta revelación de secretos por parte del fiscal encargado del 'caso Tándem-Villarejo', Ignacio Stampa. El encuentro tuvo lugar a raíz de la negativa del fiscal encargado de esas diligencias, Carlos Ruiz de Alegría, de seguir haciendo investigaciones que consideraba inútiles.

Hasta ahora, Delgado informó al Consejo Fiscal, el pasado 24 de noviembre, que se mantuvo al margen de la gestión de esas diligencias y que fueron llevadas adelante por el fiscal jefe de su secretaría técnica, Álvaro García, quien, a su vez, explicó que Delgado no estaba al corriente de las sugerencias-instrucciones de carácter “reservado” que él había cursado a la fiscalía del TSJM, las cuales, precisamente, pretendían alargar las diligencias.

La prolongación de esas diligencias tuvo dos fases. Una primera hasta el 27 de octubre de 2020, fecha en la que el Consejo Fiscal, órgano asesor de la Fiscalía General del Estado, debía adjudicar ocho plazas fijas a los fiscales aspirantes --entre los cuales estaba Stampa-- a la Fiscalía Anticorrupción.

El fiscal Ruiz de Alegría propuso, después de completar su investigación, archivar las diligencias el 5 de octubre de 2020 al recabar que no existía la pretendida revelación de secretos por parte de Stampa a una de las acusaciones populares --la de Unidas Podemos en el 'caso Tándem-Villarejo'--. El fiscal jefe de la secretaría técnica, García, “sugirió” nuevas diligencias. Ruiz de Alegría hizo las diligencias y volvió a concluir que se debía archivar el 23 de octubre de 2020.

Pero se trataba de mantener abiertas las diligencias, según declaró a EL PERIÓDICO, diario que pertenece a este grupo, Prensa Ibérica, el fiscal Ruiz de Alegría, para que el Consejo Fiscal no tomara nota del archivo. “La finalidad de todo ello era retrasar la conclusión de las diligencias para que estuvieran vivas en el momento en que se resolviera el concurso de las ocho plazas en la Fiscalía Anticorrupción”.

Jesús Caballero Klink, fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El 27 de octubre de 2020, Delgado consiguió el apoyo de su propia asociación, la Unión Progresista de Fiscales (UPF), y de la conservadora Asociación de Fiscales, de la que era miembro Stampa, a la lista de ocho fiscales a los que se le adjudicaba la plaza fija. Con más de cuatro años de servicio instruyendo el 'caso Tándem-Villarejo', tras investigar casos de corrupción en Lanzarote, el fiscal Stampa era apartado de la instrucción por la vía de denegarle la plaza a la que aspiraba.

La segunda fase de la prolongación artificial de las diligencias tuvo lugar después del 27 de octubre de 2020 con el objetivo de encubrir, según fuentes judiciales, que solo se habían alargado puntualmente hasta la reunión del Consejo Fiscal del 27 de octubre, y exhibir que se proyectaban más allá de su celebración.

La fiscal general del Estado, contra lo que informaría un año más tarde, el 24 de noviembre de 2021, a raíz de la “reapertura” del 'caso Stampa' en el Consejo Fiscal, estaba al corriente de las “sugerencias-instrucciones” que se cursaban desde Fortuny a Plaza de las Salesas, sede de la fiscalía del TSJM.

Fue ella misma quien anunció públicamente al diario 'El País' el 1 de noviembre de 2020 la continuación de las investigaciones. “Las diligencias abiertas contra el señor Stampa siguen vigentes hasta que se agote la investigación, que podría estar pendiente de nuevas actuaciones”.

Se da la circunstancia de que esas “nuevas actuaciones” todavía no habían sido solicitadas por el fiscal jefe de la secretaría técnica, García, al instructor de las diligencias, el fiscal Ruiz de Alegría. Esas “nuevas actuaciones” tardarían todavía un mes en ser “sugeridas”. El 2 de diciembre de 2020, las cursaba García al fiscal Ruiz de Alegría, quien rechazó de plano las “sugerencias”. “Se lo dije a mi superior, Caballero Klink, y por escrito me negué a hacerlas. Eran inútiles”, dijo el fiscal a EL PERIÓDICO en la entrevista ya citada. Este rechazo ocurrió el 9 de diciembre de 2020.

Fausto Cartagena, fiscal jefe de la Inspección.

Caballero Klink se veía obligado a ordenarle que ejecutara las “sugerencias-instrucciones” de García (artículo 27 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, EOMF), lo cual permitiría a Ruiz de Alegría plantear la cuestión ante la Junta de Fiscalía, que resolvería el conflicto. Pero Caballero Klink consideró que debía asumir directamente las diligencias mediante una avocación a sí mismo de las mismas, es decir, decidía sustituir a Ruiz de Alegría.

El problema planteado era que el artículo 23 del EOMF exige que la “sustitución será comunicada al Consejo Fiscal, que podrá expresar su parecer”. Para evitar esa comunicación, la fiscala general del Estado citó a Caballero Klink en diciembre de 2020 a una reunión en su despacho. Fuentes fidedignas señalan que en la misma participaron el entonces fiscal jefe de la Inspección, Fausto Cartagena, y el fiscal jefe de la secretaría técnica, García.

La posición transmitida por Delgado consistía en interpretar, según una instrucción de la propia FGE, que todas las diligencias de investigación son diligencias del fiscal jefe --en este caso, de Caballero Klink-- quien suele delegar su tramitación en sus fiscales subordinados. La presencia del fiscal jefe de la Inspección, Cartagena, respondió, según las fuentes judiciales consultadas, a la necesidad de dar “solvencia jurídica a esa interpretación”.

Caballero Klink, empero, siguió adelante con su avocación, el 15 de diciembre de 2020. Sin embargo, el asunto de la avocación de Caballero Klink no se llevó por la Fiscalía General a la reunión del Consejo Fiscal del 22 de diciembre de 2020.

El Fiscal Superior del TSJM realizó las diligencias que se le pidieron y propuso el 16 de febrero de 2021 --esta tercera vez sería la vencida-- el archivo de las diligencias. El Consejo Fiscal del 26 de febrero de 2021, finalmente, sin conocer todos los detalles apuntados, al abordar el tema de la avocación de Caballero Klink, consideró que era conforme a las normas.

Compartir el artículo

stats