Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El concejal de IU, en la declaración sobre el asalto al Pleno: “Cuando entré oí gritos que decían: ‘Gandules, os vamos a matar’”

La jueza toma declaración al presidente de Adespolorca, a tres agentes que resultaron con lesiones y al edil de Izquierda Unida cuya moto fue 'pateada'

Ganaderos enfrentándose a agentes de la Policía Local.

"Cuando llegué había decenas de personas a las puertas del Centro de Desarrollo Local. Como siempre, dejé mi moto aparcada y me encaminé a la entrada del edificio. Me costó trabajo y mientras lo hacía escuché gritos que decían: ‘Gandules, os vamos a matar’”. El relato lo hacía este martes a La Opinión de Murcia el portavoz de Izquierda Unida-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca (Murcia), Pedro Sosa. Poco antes, había repetido lo mismo ante la jueza que instruye el caso del ‘asalto’ al Pleno.

Durante el interrogatorio uno de los abogados de la defensa le preguntaba por qué había entrado por la puerta principal. “Le he explicado que desde la situación de pandemia la entrada se realiza por esa puerta y la salida por la lateral, que no podía entrar por la otra, porque no estaba permitido”.

Le han insistido en si conocía a los que ‘patearon’ su moto y si quería presentar cargos contra los que la dañaron. “No los había visto nunca, pero sí he querido que me paguen los daños que le causaron”. En un vídeo de las cámaras de seguridad se puede ver a los individuos que atentaron contra su vehículo. En la declaración, que apenas duraba diez minutos, también le han preguntado por el intercambio dialéctico que mantuvo con dos de los manifestantes. “No fue con dos ganaderos, sino con un tractorista y con una persona de una empresa de riegos, aunque la conversación en todo momento fue pacífica”.

La jueza Cristina Ojados, que instruye el caso del ‘asalto’ al Pleno por un grupo de medio millar de ganaderos también tomaba declaración a denunciantes y testigos. Entre estos últimos, tres agentes que resultaron con lesiones ese día. Sufrieron distintas magulladuras en brazos y cuello mientras intentaban evitar que los asaltantes llegaran hasta la tercera planta del CDL donde debía celebrarse la sesión plenaria que tenía que debatir sobre las distancias de las granjas de porcino con manantiales, colegios, consultorios médicos y núcleos de población.

Junto a ellos, también comparecía el comisario jefe de la Policía Local José Antonio Sansegundo al que durante el altercado se le cayeron las gafas que resultaron fracturadas. Los cuatro contaban la situación que se vivió aquella jornada. Su versión de los hechos también la hacía el presidente de los ganaderos. Francisco Román, de Adespolorca, quien explicaba lo ocurrido aquel 31 de enero.

Poca o escasa información ofrecía sobre lo ocurrido a las puertas del CDL y el posterior ‘asalto’, ya que formaba parte del grupo de ganaderos que se reunió con el alcalde, Diego José Mateos, y varios concejales del equipo de Gobierno poco antes de producirse el altercado que llevó a la suspensión del Pleno. Está previsto que en junio declaren los poco más de una docena de ganaderos que permanecen imputados por la jueza del Juzgado de Instrucción número 7 de Lorca acusados de desórdenes públicos en el ‘asalto’ al Pleno.

Compartir el artículo

stats