Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

La Fundación La Caixa pide ejercer la acusación particular en el caso Volhov

La subdirectora de la entidad declaró ante el juez que el Govern planteó sufragar el 'pelotazo' de un 'exconseller' de ERC

Xavier Vendrell, tras declarar el pasado octubre en la Ciutat de la Justícia. RICARD CUGAT

La Fundación La Caixa ha solicitado este miércoles al juez que instruye el caso Volhov, Joaquín Aguirre, ejercer como acusación particular en la investigación sobre la operación de 'Villa Bugatti', una finca de Cabrera de Mar (Barcelona) en la que se sospecha que el exconseller de ERC Xavier Vendrell obtuvo un trato a favor del ayuntamiento y de la Generalitat para lograr una recalificación urbanística que le hacía doblar su valor, según han confirmado fuentes conocedoras.

La petición de la fundación de la entidad financiera de personarse como acusación llega solo 24 horas después de que la subdirectora general de la Fundación La Caixa, Esther Planas, asegurase ante el juez que fue el Departament de Vicepresidència i Economia, cuando lo dirigía el actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el que propuso financiar con fondos de la obra social dicha operación, que se sospecha derivó en un 'pelotazo' urbanístico.

Planas fue citada a declarar como testigo a raíz de un informe de la Guardia Civil que apunta a que la Generalitat pudo sufragar el supuesto 'pelotazo' a través de la fundación pedagógica El Brot, un proyecto que se llevaría a cabo en la finca de 'Villa Bugatti', que, una vez recalificada, iba a pasar a manos de una empresa administrada por Vendrell.

Convenio de colaboración

En su declaración ante el juez, la directiva de la Fundación La Caixa explicó que era Economia, conselleria controlada por ERC entre 2017 y 2019, años en que se financió El Brot, la que hacía la propuesta de las entidades y proyectos que debían ser subvencionados. Las entidades receptoras de esos fondos, entre 200 y 300 al año, eran subvencionadas en virtud de un convenio marco de colaboración firmado por la Fundación La Caixa y el Departamento de Vicepresidencia de la Generalitat.

Posteriormente, una comisión integrada por el entonces director general de la fundación y actual 'conseller' de Economia, Jaume Giró, y por el secretario general de Economia (Aragonès en 2017 y Albert Castellanos en 2018 y 2019) se reunía varias veces al año para hacer seguimiento de los proyectos subvencionados.

Según la testigo, la Fundación La Caixa confiaba en la buena fe de la Generalitat al proponer los proyectos que merecían ser financiados a través de la obra social y se limitaba a examinar que estos y las entidades que los impulsaban se acomodaran a los fines previstos en el acuerdo marco para la concesión de subvenciones.

En el caso de la Fundación El Brot, dedicada a la integración educativa de los niños con dificultades de aprendizaje, Planas añadió que el proyecto sí se adecuaba a los fines previstos en las ayudas de la obra social de La Caixa, sin que esta pudiera prever la reordenación urbanística posterior que pretendía Vendrell.

Posible malversación

El informe de la Guardia Civil se basa en la documentación incautada en el marco de la operación Volhov, en octubre de 2020, en el que fueron detenidos empresarios y excargos de CDC y ERC que formaron parte del denominado "estado mayor del procés" que organizó el 1-O, entre ellos Vendrell.

El instituto armado sostiene que hay indicios de un delito de malversación en la operación de 'Villa Bugatti', ya que con las subvenciones concedidas por la Generalitat con cargo a los fondos de la obra social de la Fundación La Caixa, Vendrell pudo sufragar el 'pelotazo' urbanístico a través de la fundación pedagógica El Brot.

Esa fundación, añade la Guardia Civil, utilizaría los fondos de La Caixa para la "tramitación, ejecución y puesta en marcha de una actividad educativa" en la finca que, una vez recalificada, pasaría a manos de la mercantil Maresme Futur, administrada por Vendrell.

150.000 euros bajo sospecha

Según el instituto armado, la Fundación El Brot obtuvo inicialmente 850.000 euros entre 2017 y 2019 en ayudas de la Fundación La Caixa, de los que 149.718 euros se habrían podido destinar a "finalidades distintas" a las que fueron adjudicadas. En todo caso, en esos tres años la entidad recibió solo un tercio de lo inicialmente acordado, 232.000 euros, de acuerdo a la entrega acreditada de las facturas.

Para la Guardia Civil, los fondos redundaron en beneficio de Maresme Futur y Bauleer Serveis i Promoció -vinculadas a Vendrell-, por lo que la Fundación El Brot fue "utilizada" como un "instrumento" para financiar actividades de ambas mercantiles relacionadas con el supuesto 'pelotazo' de Villa Bugatti, en que se incluyeron "actividades ajenas al proyecto educativo" para niños con dificultades de aprendizaje.

Compartir el artículo

stats