Pedro Sánchez ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo sábado la rebaja del IVA de la luz del 10% al 5% dentro del real decreto con las medidas para hacer frente a las consecuencias de la guerra de Ucrania. El presidente del Gobierno ha asegurado que esta será una de las medidas que implementará el Ejecutivo de coalición para hacer frente a la subida de los precios de la energía. En este sentido, ha recordado que el pasado año el Gobierno ya rebajó este impuesto del 21% al 10%.

"Con eso vamos a proteger a las familias de nuestro país y me gustaría que en lugar de quejarse, en lugar de criticar, apoyen este real decreto", ha asegurado Sánchez durante la sesión de control al Gobierno en respuesta al portavoz de ERC, Gabriel Rufián. El jefe del Ejecutivo ha recalcado que el origen de la inflación actual se debe a la guerra de Ucrania y que están trabajando en dos vertientes: la puesta en marcha del tope del precio del gas en 40 euros y la implementación de medidas "para amortiguar y proteger a las familias". Dentro de estas últimas está la bajada del IVA de la luz, que tendrá un coste para las arcas públicas de entre 250 y 300 millones, informa Juanma Romero.

La directiva europea que regula el IVA autoriza a los estados miembros a aplicar tipos reducidos al gas natural, la electricidad y la calefacción, pero respetando una tasa mínima del 5%, informa Sara Ledo. Así lo transmitió el comisario de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, en una carta a los 27 socios a finales de abril de este año en la que se detallan las medidas fiscales que se pueden llevar a cabo para hacer frente a la crisis energética actual. Es decir, el Gobierno no puede reducir la factura al 4%, el tipo mínimo del impuesto sobre el valor añadido en España. En el caso de los carburantes, también disparados por la crisis energética, Bruselas no permite establecer tasas reducidas de IVA.

La propuesta no ha terminado de gustar en Unidas Podemos. El portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, ha señalado que "no viene mal", pero que resulta "insuficiente" para proteger a las familias y que el Ejecutivo "recupere la iniciativa política" tras el batacazo de las elecciones andaluza.

En este sentido, ha reclamado al PSOE que "sea valiente" y acepte las propuestas lanzadas por Yolanda Díaz como el cheque de 300 euros para los más afectados por la crisis, la rebaja de los abonos transporte y elevar los impuestos a las grandes energéticas para sufragar estos gastos.

El Gobierno, no obstante, no concreta si ultima una rebaja del abono transporte a través de posibles subvenciones, como informan algunos medios. Sí admiten que habrá medidas en ese sentido, pero no detallan cuáles.

Cambio de opinión

El recorte de este impuesto al 5% está incluido en el plan que presentó Alberto Núñez Feijóo, el líder del PP, hace dos meses, aunque los conservadores se abstuvieron en la primera rebaja del 21% al 10% el año pasado. El Gobierno de Sánchez no acababa de ver la viabilidad de esta medida. De hecho, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, calificó la propuesta del PP como "medida cosmética" y consideró que sería "insuficiente" en el medio y largo plazo. En todo caso, ahora, la Moncloa reclama al PP su apoyo al real decreto que contendrá esta medida.

"Hemos practicado la rebaja más importante de la historia", ha declarado María Jesús Montero, ministra de Hacienda, en los pasillos del Congreso. Montero ha defendido esta decisión ahora porque el Gobierno está "acompañando" a las familias y quiere "contribuir" a que vean un beneficio directo en la factura.

Fuentes de la dirección del PP aplauden la "rectificación" pero consideran que el jefe del Ejecutivo la hace por el "varapalo" de Andalucía y "llega tarde". "Los españoles se podrían haber ahorrado ese dinero ya varías semanas", denuncian. Pese a esta coincidencia, los conservadores consideran que hay muchas medidas que lanzar y no aseguran ni siquiera su abstención al real decreto. "Si no se quedarán cortos", avisan.

El triunfo del PP en Andalucía

En la pregunta que le ha planteado Cuca Gamarra, la portavoz del PP, Sánchez ha comentado por primera vez en público la debacle del PSOE en las elecciones. El presidente del Gobierno ha felicitado a Juanma Moreno por su victoria (con mayoría absoluta por primera vez en esa autonomía) y se ha comprometido a hacer una oposición “leal” y “constructiva”. “Reconocemos la legitimidad del Parlamento andaluz que salga de las urnas. Lo decimos porque ustedes no reconocen la legitimidad de este Gobierno”, ha dicho entre aplausos de su bancada.

Gamarra a Sánchez: "Las urnas constataron que el Gobierno Frankenstein es un proyecto fracasado y agotado"

Gamarra a Sánchez: "Las urnas constataron que el Gobierno Frankenstein es un proyecto fracasado y agotado". Agencia ATLAS | JOSÉ LUIS ROCA

En todo caso, Sánchez ha iniciado su respuesta citando al escritor portugués José Saramago. “Dijo que las derrotas tienen algo positivo, porque nunca son definitivas. Y las victorias tienen algo relativo ya que jamás son definitivas. Esto conviene recordarlo en los buenos y los malos momentos”, ha continuado.

"Los andaluces han dicho alto y claro que hay otra forma de gobernar en el fondo y en la forma", le ha dicho la portavoz conservadora. "Existe otra política: la política del pacto y del acuerdo, la que no enfrenta, la que no insulta, la que piensa en los ciudadanos por encima de la ideología. Esa es la política que practica el PP: la política con mayúsculas", ha continuado entre abucheos de los diputados socialistas