El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, ha apelado a la solidaridad de los valencianos para sumarse a las medidas de ahorro energético y ha rechazado la posición en contra de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, porque supone no tener conciencia de la emergencia climática y seguir una configuración terraplanista y una irresponsabilidad manifiesta.

"Lo que tenemos que hacer es actuar con responsabilidad, el populismo tiene unos limites en lo que es la decencia", ha declarado en un acto en Dénia sobre la postura de Ayuso, quien avisó este lunes que su gobierno no apagará la luz de los edificios públicos ni de los escaparates del comercio exterior porque cree que generaría inseguridad y espantaría el turismo y el consumo.

La también presidenta del PP de Madrid se mostró así en contra del plan de ahorro energético del Gobierno, que obligará a apagar las luces de escaparates y edificios públicos que estén desocupados a partir de las diez de la noche.

Frente a esta posición, el líder del PSPV ha garantizado que la Generalitat lo apoyará porque ya lleva tiempo impulsando medidas de ahorro como la instalación de placas fotovoltaicas en dependencias de la administración autonómica. Lo contrario, ha advertido, supone cruzar "todas las líneas rojas" y poner en cuestión lo que la UE y "todas las democracias del mundo" están intentando.

"Es una insolidaridad con las nuevas generaciones no atender lo que ya sabemos que podemos hacer para detener en cierta medida la crisis climática", ha expuesto tras lamentar que "cada día que pasa estamos perdiendo oportunidades de futuro".

Ha llamado así a la unidad de los dirigentes públicos y a que "todos sean conscientes" de los pasos que hay que dar, especialmente por solidaridad con los países europeos más afectados. Esto pasa, a su juicio, por acelerar la instalación de energías renovables y por continuar con las medidas de eficiencia y ahorro para "un futuro mejor".

QUITARSE LA CORBATA ES SOLO "SIMBÓLICO"

Preguntado por medidas como la de quitarse la corbata, algo que pidió el pasado viernes Pedro Sánchez al resto de responsables públicos, Puig ha hecho notar que solo es "una cuestión simbólica si se quiere", ya que "depende del momento se puede llevar corbata y chaqueta o no" pero "no es lo fundamental".

Sí ha garantizado que el Consell aumentará las medidas de ahorro energético en todas sus dependencias, "intentando que la temperatura sea la adecuada y que se apague la luz". "Es una acción común: todos tenemos que actuar para que tengamos energía en el futuro", ha insistido recordando que también supone un ahorro personal en un contexto de inflación.