Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

Senadores piden la comparecencia de Zapatero y Bono por el foro del Sáhara

Una iniciativa ante la mesa de la Cámara alta reclama que aclaren en nombre de quién participaron en la conferencia internacional sobre el futuro de la excolonia

José Luis Rodríguez Zapatero. Juan Castro

La polémica Conferencia Internacional por la Paz y la Seguridad del Sáhara Occidental celebrada los días 22 y 23 de septiembre en la capital grancanaria prolonga el debate sobre la naturaleza y objetivos de ese foro y traslada a las instituciones la controversia. Si de inicio esa conferencia ya fue muy cuestionada por los colectivos canarios de apoyo al Frente Polisario, que no participó en el evento, y por las posibles conexiones de los organizadores, el Movimiento Saharaui por las Paz (MSP) surgido de la disidencia polisaria, con el gobierno de Rabat o incluso con los servicios secretos marroquíes, ahora el debate se traslada al Senado a través de la iniciativa de un parlamentario y una parlamentaria para que comparezcan en la Cámara tres de los participantes en ella: el ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el ex ministro de Defensa José Bono, y el ex ministro de Justicia y actual presidente de la Comisión de Libertades, Justicia e Interior del Parlamento Europeo, el canario Juan Fernández López Aguilar.

Los propulsores de esta iniciativa han sido dos ex dirigentes de Cs que abandonaron el partido y ahora están integrados en el Grupo Mixto del Senado. Emilio Argüeso es senador autonómico por las Cortes Valencianas y firma junto a su compañera Ruth Goñi, senadora electa por Navarra, un escrito que ya está registrado ante la Mesa del Senado y que este órgano parlamentario tendrá que calificar probablemente mañana. En el escrito se justifica la petición de las mencionadas comparecencias "para que aclaren si actúan en representación del Gobierno de España o en nombre del PSOE", y por "si hay postura política del Gobierno o algún tipo de acuerdo con Marruecos y con los Servicios de Inteligencia de Marruecos de los que este gobierno tenga que dar cuenta a los grupos parlamentarios".

"Que nos expliquen si intervinieron en nombre del PSOE o fueron comisionados por el Gobierno. Es muy extraño que un expresidente y dos exministros, uno de ellos ahora eurodiputado estén realizando labores que son propias del Gobierno", afirma Emilio Argüeso en conversación telefónica con este periódico. Añade que "todas las fuentes que tenemos nos dicen que actuaban por encargo del Gobierno y queremos que lo confirmen o lo desmientan. Pediremos otras comparecencias para contrastar esa información. Sabemos que hay gente que lo sabe".

El senador valenciano no hace mención explícita a la polémica surgida en los días previos al inicio de la conferencia sobre la posible conexión entre el MSP y los servicios secreto marroquíes, ni sobre la acusación que ha realizado el Frente Polisario y los colectivos prosaharauis canarios hacia los participantes en la conferencia de estar actuando en beneficio de los intereses marroquíes en el conflicto de la excolonia española y "blanqueando" el giro español, liderado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para apoyar ahora la integración del Sáhara Occidental en el Reino de Marruecos a través de un estatuto de autonomía y cerrando el paso así a la posibilidad de una referéndum de autodeterminación.

Sin embargo, la mención que se hace en el escrito remitido a la Mesa del Senado a ese posible "acuerdo" del Gobierno español con Rabat y la inteligencia marroquí pone el foco en las informaciones surgidas a raíz de la difusión de un informe del CNI señalando las conexiones del MSP con el Marruecos, o incluso otras en las que se asegura que dirigentes políticos socialistas están actuando de lobbistas de los intereses marroquíes en relación con el conflicto de la antigua colonia española.

Los tres socialistas que intervinieron en la conferencia defendieron, efectivamente, la actual postura del Gobierno español para buscar una salida al conflicto de casi 50 años a través de la vía autonomista con el amparo de Naciones Unidas. Zapatero insistió en que la posición española asumida por Pedro Sánchez tras su entrevista con Mohamed VI el pasado 7 de abril es "valiente y acertada" y recordó que ya fue defendida por el gobierno que él mismo presidía en 2009. Bono y López Aguilar insistieron es la misma idea subrayando en que cualquier acuerdo debe estar avalando por ambas partes y con el respaldo de la comunidad internacional. La Conferencia se cerró con el denominado 'Manifiesto de Canarias' que apostaba por un diálogo bajo el paraguas de la ONU.

Para los senadores que piden la comparecencia de Zapatero, Bono y López Aguilar, las intervenciones de estos ex dirigentes socialistas en un foro sobre un conflicto territorial tan importante como el del Sáhara, en el que España es un agente activo vital, se sitúan en una zona fronteriza que debe aclararse. "Queremos saber si nuestro gobierno no tiene la suficiente capacidad para tener como interlocutores a un presidente y un ministro que están en activo como para tener que recurrir a dos personas que están fuera del ámbito político y a un eurodiputado", insiste Emilio Argüeso. "Si las decisiones que se toman afectan a la gobernabilidad y a las posiciones de un país en un determinado problema internacional entonces están actuando en nombre de alguien. No creo que un ex presidente y dos ex ministros se metan en cosas de estas si alguien no se lo pide", recalca.

El escrito de los dos senadores una vez sea debatido por la Mesa del Senado y, si se admite a trámite, se trasladará a la Comisión correspondiente, seguramente la de Asuntos Exteriores. Será la propia mesa de esa comisión la que establezca el calendario para ello, proceso que se podría retardar o incluso mantener congelada hasta el final de la legislatura y decaer. Fuentes parlamentarias consideran poco probable que se trámite a estas comparecencias.

Compartir el artículo

stats