Callosa de Segura

booked.net
booked.net

Corazón de huerta

Callosa de Segura es gastronomía, historia, industria y, sobre todo, patrimonio. Ubicado a 16 metros de altitud sobre el nivel del mar, el municipio cuenta con una extensión de 24,8 km².

Se encuentra al sur de la Comunidad Valenciana, en la zona más meridional de la provincia de Alicante, concretamente en el curso bajo del río Segura (comarca de la Vega Baja). Posee un clima mediterráneo suave, con unos 18 ºC de temperatura media anual. Su proximidad al mar Mediterráneo incide en la bondad térmica.

Una desarrollada red de comunicaciones

Callosa de Segura se caracteriza por disponer de una accesibilidad muy variada y eficiente, con unas modernas comunicaciones. Se encuentra situada en un punto estratégico, no sólo por su proximidad a ciudades de tradición turística, sino también por sus buenas vías de comunicación con las ciudades más importantes de las provincias limítrofes de Murcia y Alicante.

Cuenta con un renovado sistema de accesos a la ciudad, con rápidas circunvalaciones que conectan con precisión todos los puntos de la ciudad y sus alrededores.

Respecto al desplazamiento en autobús, varias empresas ofrecen un servicio diario y regular. Además, el municipio dispone de una línea de autobús urbano que permite conectar distintos puntos de la ciudad.

En lo que a transporte en ferroviario se refiere, Callosa de Segura posee una estación de cercanías. Por otro lado, el aeropuerto más cercano a Callosa de Segura es el de l’Altet, con enlaces desde las principales ciudades europeas.

Gran variedad turística

El municipio goza de una amplia oferta turística que ofrece al visitante una estancia agradable y le ofrece lugares de interés como sus monumentos o museos, así como disfrutar de la naturaleza en sus parajes naturales o realizar actividades al aire libre, como escalada o senderismo.

Cuenta con una amplia oferta en restauración con locales de reconocido prestigio donde la gastronomía local se hace protagonista. Además, comercios cercanos donde la calidad de sus productos y el trato amable.

La oferta patrimonial incluye diversos puntos de referencia, donde destacan algunos de ellos. En primer lugar, la Iglesia Arciprestal de San Martín Obispo. Monumento Nacional desde el 14 de noviembre de 1980, constituye una impresionante iglesia renacentista que data del siglo XVI.

Asimismo, el Santuario de San Roque forma parte del patrimonio histórico del municipio. De estilo colonial, fue construido entre 1759 y 1798 en el lugar exacto donde, según la tradición, se produjo una aparición del Patrón de la Ciudad.

Por otro lado, el Paraje Natural Municipal “La Pilarica-Sierra de Callosa” es un espacio que comprende una superficie de 143,44 hectáreas. Se trata de un espacio natural que alberga valores ambientales de gran singularidad.

Esta amplia oferta turística fue la que llevó al municipio a ser declarado en 2010 Municipio Turístico. Así pues, toda su oferta está coordinada por la Tourist Info de Callosa de Segura, integrada en la Red de Oficinas de la Comunitat Valenciana.

Una industria en crecimiento

La actividad económica del municipio goza de vitalidad que tiende a progresar gracias a la iniciativa, laboriosidad y visión de futuro de la mayor parte de sus empresarios y trabajadores.

De su industria, base de la economía local, destaca la manufactura de fibras sintéticas, que abastecen el 70% de los mercados nacional e internacional en hilos, cuerdas y redes, elevándose hasta el 80% referido a redes de protección y para el deporte.

La exportación derivada de la industria callosina contribuye notablemente a que la comarca de la Vega Baja presente uno de los mejores saldos exportadores de la Comunidad Valenciana.

La estructura comercial está haciendo un extraordinario esfuerzo de modernización que está repercutiendo, de forma positiva, en la transformación y el avance del comercio callosino, aglutinando la venta al por mayor y la minorista.

Amplia actividad comercial

La amplia oferta comercial callosina permite al visitante disfrutar de productos de elevada calidad y de la agradable atención de los comerciantes.

Uno de los principales centros de actividad comercial de Callosa de Segura es el Mercado de Abastos, lugar donde, al margen de poder ver y comprar alimentos propios de la ciudad, se puede disfrutar del ambiente más auténtico.

Este mercado se ha convertido con el paso de los años en un elemento fundamental en la vida social y económica callosina, representando el principal referente en la distribución de producto fresco en la localidad. Y es que la visita al mercado tiene un triple interés: gastronómico, cultural y arquitectónico.

Por otro lado, todas las semanas tiene lugar el Mercadillo de los Miércoles, un característico mercadillo que se instala a lo largo de la rambla y el casco antiguo.

Riqueza gastronómica

Uno de los recursos importantes de la oferta turística de Callosa de Segura es, sin duda, la gastronomía. Su riqueza gastronómica es tan variada como lo son sus paisajes y productos. Es típicamente mediterránea, con recetas de antaño y costumbres que han permanecido inalterables durante siglos; recetas donde se funden la cocina tradicional y la moderna.

La herencia que han dejado las distintas culturas y pueblos asentados en la región se puede percibir en multitud de platos que hoy perduran, tales como el “Arroz con costra”, “Bacalao meneao” o “Almojábanas callosinas”.

Además se pueden degustar platos como el cocido con “pelotas”, “gachas con arrope” y un largo sinfín. Y para postre, un amplio surtido de pasteles y dulces apropiados para cada época del año, entre los que cabe destacar la “torta boba”, “leche asada” o los “pasteles de gloria”.

 

Diversidad de tradiciones

Si algo caracteriza a Callosa de Segura es el mantenimiento de muchas de sus tradiciones, enraizadas en la cultura más ancestral de la ciudad, lo que la convierte en un referente en la comarca y en la provincia.

Sus fiestas más emblemáticas son las Fiestas Patronales de San Roque y de Moros y Cristianos, que tienen lugar desde el 5 al 16 de agosto. En ellas, se rememora la época de la Reconquista, con la conmemoración y organización de unos desfiles en el que los participantes se dividen en dos bandos, moros y cristianos, vestidos de acuerdo a la época medieval de cada cultura. Están reconocidas por la Agencia Valenciana de Turismo como Fiestas de Interés Turístico Local.

La Semana Santa, con una antigüedad de más de cuatro siglos, está considerada desde el año 2011 como Fiesta de Interés Turístico Provincial. Con actos que van más allá del siglo XVIII que han mantenido prácticamente su esencia y una participación cercana a los 4.000 cofrades, le llevan a estar considerada como una de las mejores muestras procesionales pasionales de la Comunidad Valenciana.

Las Fiestas de Navidad son también de gran importancia, donde destaca la Misa Pastorela o la Cabalgata de Reyes Magos, ambas con una gran antigüedad.

Por todo ello, Callosa de Segura es un destino perfecto para todos aquellos amantes de la buena gastronomía, de la cultura y del patrimonio arraigado a las tradiciones propias.

© 2020 – Editorial Prensa Valenciana | www.levante-emv.com | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies