Calpe

booked.net
booked.net

Paraíso en la Costa Blanca

Lo primero que uno ve al llegar a Calp es un impresionante promontorio de roca caliza, a medio camino entre una isla y una montaña. Es el peñón de Ifach, símbolo de la localidad y uno de sus balcones privilegiados al mar. 

 

Constituye un parque natural único, el más visitado de la Comunitat Valenciana, que acoge a más de 80 especies de aves y una variada vegetación autóctona. El peñón es punto de encuentro también de escaladores y submarinistas, que desafían a este coloso desde sus paredes o profundidades.

 

Junto a él, se encuentra el paraje natural de Las Salinas, una zona húmeda, hábitat del flamenco, la garza y muchas otras aves.

En Calp hay otros rincones de gran belleza, entre los que destacan sus 13 kilómetros de calas y playas, con tres banderas azules que certifican la calidad de sus aguas, arena y servicios; así como una espléndida gastronomía, en la que destaca «l’arròs del senyoret».

 

Los visitantes también pueden perderse un día entre las animadas y pintorescas callejuelas de su casco antiguo, que durante el verano suelen acoger actuaciones musicales todos los días. Además, quienes se adentren en el centro histórico de Calp podrán sumergirse en su cultura, entre sus museos: la sala de exposiciones “Ajuntament Vell”, el museo de historia de Calp “Casa Senyoreta” y el museo del coleccionismo.

Una ciudad deportista

Además de sus recursos naturales ideales para la práctica deportiva, Calp cuenta con una red de instalaciones deportivas que permiten la práctica de una amplia oferta deportiva. Recientemente se ha abierto al público el “Esplay Park”, un espacio de 5.400 metros que dispone de una pista de patinaje, una zona para la práctica del “parkour” y un “skate park”. También cuenta con una zona verde habilitada para la práctica de yoga, zumba y deportes al aire libre.

Paralelamente a este tipo de actividades, el municipio de la Costa Blanca ofrece al público la posibilidad de practicar otro tipo de deportes al aire libre, aprovechando la riqueza paisajística y natural de su entorno.

 

Sin embargo, el aspecto más característico de Calp es su extenso litoral, que incluye algunas de las mejores playas de la costa española, de arena fina, calas recónditas y vírgenes de aguas cristalinas. Así pues, los aficionados al deporte náutico tienen en esta localidad un verdadero edén para su práctica durante todo el año, tanto si lo hacen por competición como por ocio y entretenimiento. 

 

De este modo, es difícil encontrar en España un lugar donde se concentre una oferta de instalaciones más completa, así como toda una serie de eventos deportivos. Las numerosas instalaciones deportivas, los puertos aptos para realizar actividades marinas y sus grandes y extensas playas con zonas reservadas para hacer deporte, le permitirán disfrutar de una experiencia diferente y dinámica.

Aquellos que prefieran disfrutar de unos días en contacto directo con la naturaleza, sin tener que meterse en las aguas del Mediterráneo, pueden optar por la práctica del cicloturismo, pues Calp ofrece numerosos servicios en relación a este deporte. El Peñón d’Ifach y la Sierra de Toix son el paraíso para los amantes de la escalada, el sicobloc o el parapente; mientras que la Sierra de Oltà, el gran pulmón verde del municipio, es ideal para practicar senderismo o BTT.

 

Todos estos son, tan solo, algunos de los reclamos que convertirán en inolvidable la visita a esta ciudad, situada en el corazón de la Costa Blanca.

© 2020 – Editorial Prensa Valenciana | www.levante-emv.com | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies