Sagunt

booked.net

Escapadas en el tiempo

Si hay una ciudad en la que se puede viajar en el tiempo, esta es Sagunt. Aquí la historia ha dejado vestigios de otras culturas, y un poderoso patrimonio industrial. Así que la ciudad cuenta con un importante legado patrimonial que da la oportunidad de realizar un viaje a través de las diferentes épocas y civilizaciones que han poblado la localidad. Toda una vivencia para el turista, que se adentra en una experiencia para todos los sentidos. 

Los restos del paso de la historia por Sagunt comienzan con los íberos, de los que se conservan los restos de murallas del poblado de Arse. Estos se pueden observar, con la caminata a través de un sendero local que recorre el perímetro exterior del Castillo.

 

Saguntum, legado de época romana

Pero, sin duda, la civilización que mayor legado ha regalado a la ciudad es la romana. La escapada romana a Saguntum, desencadenante de la segunda guerra púnica, entre cartagineses y romanos, permite realizar un recorrido por toda la ciudad, con la visita a los diferentes vestigios que aún conserva como la Via del Pòrtic. Se trata de una calzada romana de 60 metros de longitud, que era un ramal de la famosa Via Augusta a su paso por la ciudad. También se puede visitar el Foro romano, restos del circo y de villas romanas, y el teatro, único romano en la Comunidad Valenciana, donde aún hoy es posible asistir a diferentes actos culturales y festivos.

 

El Teatro de Sagunt es el único de la Comunitat Valenciana. Tiene una programación escénica durante todo el año.
El Teatro de Sagunt es el único de la Comunitat Valenciana. Tiene una programación escénica durante todo el año.

El monumento está ubicado en las faldas del monte del Castillo y es, sin duda, una de las joyas de la época romana más importante que se conservan en España. Su aspecto actual es el resultado de las numerosas acciones de restauración y rehabilitación que se han realizado a los largo de los años. 

Es una construcción del siglo I que consta de dos partes diferenciadas. Por un lado, la cávea o el graderío conformada por tres secciones de forma semicircular; y, por otro lado, la escena, de gran amplitud, que se alza hasta la altura del pórtico superior del graderío. 

Durante todo el año, el teatro alberga una extensa programación teatral bajo el nombre de Sagunt a escena, que incluye representaciones teatrales, conciertos de música y expectáculos de todo tipo.  

Un recorrido urbano a través de sus monumentos  

El recorrido por el tiempo continúa en la época medieval. Entre todo el patrimonio de ese periodo, destaca el Castillo, una fortaleza musulmana del s. XI; aunque, actualmente, se mantienen murallas de diferentes épocas, por lo que el monumento constituye una verdadera amalgama de civilizaciones. En su interior, se encuentran restos íberos, romanos, medievales y modernos. La importancia arqueológica y patrimonial del conjunto arquitectónico supuso su declaración como Monumento Nacionaluno de tantos de los que hay en la Comunitat Valenciana – en 1931.

 

 

La visita a Sagunt no puede completarse sin descubrir las iglesias de El Salvador y la de Santa María. Este edificio, que también tiene la categoría de Monumento Nacional, es un templo de estilo gótico ojival valenciano. Su construcción se inició en 1334 sobre la antigua mezquita mayor de Murviedro, pero no se finalizó hasta bien entrado el siglo XVIII. 

El resto del casco antiguo de la localidad guarda otros edificios de estilo gótico, como los palacios, y restos de la Judería que, aún hoy después de más de cinco siglos, conserva su trazado original. Su importancia se muestra a través de sus calles y restos como el cementerio judío y la mikvé.

Si la visita se alarga durante toda la jornada, es recomendable ascender al Calvario para disfrutar de las mejores vistas del atardecer. La ermita de la Soledad regala las mejores postales de toda la ciudad; un lugar ideal para los aficionados a tomar fotos y publicarlas, posteriormente, en las redes sociales para obtener unos altos niveles de interacción.

 

El Grau Vell, con su conjunto fortificado, es un ejemplo genuino en toda la Comunitat Valenciana.
El Grau Vell, con su conjunto fortificado, es un ejemplo genuino en toda la Comunitat Valenciana.

Por último, la ciudad de Sagunt conserva el único ejemplo de grau antiguo de toda la Comunitat Valenciana: el Grau Vell; que conserva un conjunto fortificado junto al mar. Desde allí, se inicia un recorrido por la “Marjal dels Moros” que enamorará a los amantes de las aves.

Sagunto es también industria y arte urbano 

En la zona del Puerto de Sagunto, el turista encontrará un registro completamente diferente: una auténtica experiencia industrial, con una de las últimas Factory Town de España. 

De hecho, esta zona de la localidad surge durant el período de la expansión del tejido industrial; una historia que se puede descubrir en el Centro de Interpretación de la Via Verde de Ojos Negros – la vía verde más larga de España -, donde se puede descubrir la narración de la historia del ferrocarril de la CMSM. 

 
La arquitectura del Port de Sagunt refleja el nacimiento de esta zona de la ciudad al amparo de la expansión industrial.
La arquitectura del Port de Sagunt refleja el nacimiento de esta zona de la ciudad al amparo de la expansión industrial.

 

Sagunto es también industria y arte urbano 

La experiencia turística de Sagunt se completa con sus playas de aguas cristalinas y transparentes. Los 13 kilómetros del litoral de la capital de El Camp de Morvedre cuenta con cuatro de las mejores playas de toda España: Puerto de Sagunto, Almardá, Corinto y Malvarrosa. Gracias a sus dunas naturales y la flora y fauna autóctonas, las cuatro cuentan con el reconocimiento oficial de bandera azul de Europa y sellos de calidad medioambiental, que acreditan su excelencia y enorme prestigio. 

Los 13 kilómetros de costa de Sagunt albergan cuatro de las mejores playas de España.
Los 13 kilómetros de costa de Sagunt albergan cuatro de las mejores playas de España.

Durante la época estival, las playas de Sagunt ofrecen un sinfín de experiencias como actividades acuáticas, alquiler de hamacas y sombrillas y, al atardecer, música en los chiringuitos que invitan a disfrutar de las noches cálidas a orillas del Mediterráneo. 

Viajar en el tiempo es, por tanto, una realidad en Sagunt; una auténtica explosión de diferentes culturas, civilizaciones y épocas. La localidad es, sin dudarlo, una ciudad costera con playas de gran diversidad y decorada en forma de Arte Urbano. Un lugar con infinidad de rincones en los que hacerse la foto más especial

Para más información, se puede visitar la web de turismo de la ciudad de Sagunt.