Sant Vicent del Raspeig

booked.net

Una ciudad de progreso y oportunidades

La evolución de una ciudad determina que se vuelva atractiva o no para aquellas personas que buscan una nueva residencia y también para los turistas que optan por un destino para sus vacaciones en la Comunitat Valenciana. A más servicios, oferta cultural y de ocio o deportiva, un municipio gana enteros para crecer. 

Este es el caso de Sant Vicent del Raspeig, la ciudad de la provincia de Alicante que más crece a nivel demográfico – ya es la sexta en población de toda la provincia – y una de las poblaciones españolas con más inversión sostenible

Se trata de una población que genera innovación, inversión y creatividad y, por tanto, empleo. Una ciudad tolerante y responsable en el campo energético. Una ciudad participativa, solidaria y responsable, atractiva tanto para jóvenes y mayores, como para las familias, los turistas e inversores. Y una ciudad con oportunidades para vivir, invertir y progresar. 

El progreso es sinónimo del crecimiento de la localidad durante los últimos seis siglos. Su origen se remonta a 1411 cuando el santo valenciano Sant Vicent Ferrer predicó por estas tierras, motivo por el cual la población adoptó su nombre. Hasta 1848, la partida del Raspeig formaba parte de la ciudad de Alicante aunque se convirtió en un municipio independiente tras el proceso de segregación

Hoy por hoy, aquella pedanía o cruce de caminos se ha convertido en un municipio con más de 56.000 habitantes, que es todo un reducto universitario, ya que acoge el campus principal de la Universidad de Alicante con aproximadamente 30.000 estudiantes.

Además de la innovación y la inversión, algunas de las claves que favorecen el crecimiento de la localidad de Sant Vicent del Raspeig son el excelente clima, las magníficas residencias y las buenas comunicaciones con las que cuenta el municipio.

La línea 2 del TRAM conecta Sant Vicent del Raspeig con la capital, Alicante.
La línea 2 del TRAM conecta Sant Vicent del Raspeig con la capital, Alicante.

 

Ciudad deportiva

Si hay uno de los aspectos por los que destaca Sant Vicent del Raspeig es por su extensa y dilatada tradición deportiva. A diario, el equipo municipal se encarga de impulsar el deporte y ampliar su variada oferta, entre la que se encuentra el judo, la gimnasia rítmica, el BMX, la natación, el baloncesto y mucho más. De hecho, la localidad celebra la Gala del Deporte como homenaje a los deportistas locales desde hace más de 21 años.

La oferta deportiva de Sant Vicent del Raspeig es muy variada, con actividades como BMX, judo o gimnasia rítmica.
La oferta deportiva de Sant Vicent del Raspeig es muy variada, con actividades como BMX, judo o gimnasia rítmica.

Es por ello que la ciudad también apuesta por el turismo deportivo como sinónimo de crecimiento sostenible y está insertándose como uno de los núcleos principales del turismo deportivo dentro de la Costa Blanca y considerado como clúster deportivo por la Comunitat Valenciana.

Entre las instalaciones deportivas, la ciudad dispone de uno de los primeros circuitos de BMX de toda España que se inauguró en 1999, cuando muy poca gente practicaba este deporte; un velódromo de 21.000 metros cuadrados y piscinas municipales. 

 

Urbe moderna que conserva sus tradiciones

La población de Sant Vicent del Raspeig dispone de múltiples zonas verdes, pensadas para la ciudadanía.
La población de Sant Vicent del Raspeig dispone de múltiples zonas verdes, pensadas para la ciudadanía.

Sant Vicent del Raspeig ha sabido combinar el progreso para convertirse en una urbe moderna, cosmopolita y enfocada a las personas con la perpetuidad de sus raíces y tradiciones populares. 

A lo largo de sus calles y rincones, se alzan edificios singulares como la iglesia de Sant Vicent Ferrer, la casa consistorial, el Mercado Municipal o el ayuntamiento; y, también, otros edificios que suponen hitos arquitectónicos como la biblioteca municipal, la facultad de Educación o el Jardín Vertical de seis pisos de altura. En adición, entre sus calles se encuentra el  museo en la rehabilitada Almàssera dels Assegadors, que ofrece al visitante la posibilidad de descubrir todo el proceso de elaboración del aceite de oliva en una antigua almazara. 

 

Fiestas de Interés Turístico

Las fiestas populares son otro de los grandes atractivos de Sant Vicent del Raspeig, que cuenta con una larga tradición festera. Dos de sus festividades han sido reconocidas con la denominación de Fiesta de Interés Turístico. 

La primera de ellas es las Fiestas Patronales y de Moros y Cristianos, declaradas como Fiesta de Interés Turístico Autonómico. Se celebran en el mes de abril en honor a Sant Vicent Ferrer, con múltiples actos culturales, lúdicos y religiosos. 

Las fiestas patronales en honor a Sant Vicent Ferrer celebran su día grande el segundo lunes después de Pascua.
Las fiestas patronales en honor a Sant Vicent Ferrer celebran su día grande el segundo lunes después de Pascua.

Uno de los más singulares es la Fiesta de la Flor, en la que se reparten cientos de claveles, acompañados por el baile de los “nanos” o cabezudos al son de la dulzaina y el tabalet. También es significativa la representación de los Miracles de Sant Vicent Ferrer; pequeñas piezas teatrales que reviven los milagros y vivencias del santo valenciano. 

Los actos de las fiestas patronales se combinan con las entradas de Moros y Cristianos, que llenan de color las calles y cuyas comparsas participan también en los actos del día grande de las fiestas patronales. 

Al ritmo de la música de las marchas, las comparsas moras y cristianas despliegan todo su esplendor durante los desfiles más importantes, entre los que se encuentran la Entrada Mora, la Entrada Cristiana, la Embajada Cristiana y la Entrada Infantil. Además, la música tiene un gran protagonismo en esta fiesta y, por ello, se celebra una Entrada de Bandas, el mismo día del Pregón..

Las Hogueras de Sant Vicent del Raspeig, que cuentan con 10 comisiones, están declaradas Fiesta de Interés Turístico Provincial.
Las Hogueras de Sant Vicent del Raspeig, que cuentan con 10 comisiones, están declaradas Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Por su parte, las Hogueras y Barracas cuentan con el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Provincial. A diferencia de las de Alicante, estas fiestas se celebran en julio, el primer fin de semana del 16 de julio, en honor a la Virgen del Carmen. 

Los monumentos – repletos de crítica, arte y emoción – son el centro de la fiesta, alrededor de la que gira toda la programación de actividades. La localidad cuenta con un total de 10 hogueras y 20 barracas que son el alma viva de la festividad. 

Una de las costumbres más singulares de las celebraciones son las calles engalanadas, una de las actividades más antiguas del municipio. Las calles se adornan siguiendo cada una de ellas una temática concreta, elegida por los vecinos de la zona. Durante las fiestas, estos espacios al aire libre sirven para acoger cenas y actividades, en las que se reúnen y divierten los vecinos de la localidad.