Vila-real

booked.net

Un abanico de oportunidades

Vila-real brinda un abanico de posibilidades que van desde una gastronomía de calidad a una intensa actividad cultural y deportiva, con el Villarreal CF, cuyo centenario se celebra a lo largo de 2023, como insignia de un dinamismo que tiene su reflejo en numerosos clubs, instalaciones y competiciones. 

A orillas del río Millars, Vila-real posibilita vivir la naturaleza, rutas y paseos en el Termet de la Mare de Déu de Gràcia, uno de los entornos naturales más emblemáticos de la comarca, enclavado en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del cauce fluvial. El Termet alberga la ermita de sabor barroco dedicada a la patrona de la ciudad, la Mare de Déu de Gràcia. 

Otro patrón de la ciudad es San Pascual Baylón, siendo la Basílica y la Real Capilla de San Pascual, obra del escultor local e Hijo Predilecto de la ciudad, Vicente Llorens Poy, una de las joyas patrimoniales. Además cuenta con la campana de volteo más grande y uno de los mejores carrillones del mundo.

Asimismo, Turismo de Vila-real recomienda visitar la plaza de la Vila y la Iglesia Mayor San Jaime, declaradas Bien de Interés Cultural, la Capilla del Cristo del Hospital, el puente sobre el río Mijares o la Torre Motxa.

 
La Torre Motxa es el principal testigo del pasado medieval de Vila-real / A.V.

También las fiestas declaradas de interés turístico provincial como la Xulla y la Cabalgata de los Reyes Magos, y de interés autonómico como la Feria de Santa Caterina y la Semana Santa. El ayuntamiento ha trabajado en la última década en la implementación de cuatro marcas de ciudad —Ciencia y la Innovación, Educadora, de Congresos, Festivales y Eventos y Salud y el Deporte— que ayuden a generar o atraer nuevas oportunidades. 

Paseos y rutas

Para ahondar en los atractivos urbanos y paisajísticos de la localidad castellonense desde el ayuntamiento ofrecen tres rutas. La primera es una ruta botánica que discurre junto a la margen sur del río Mijares, desde el molino de la Ermita hasta el puente medieval de Santa Quiteria. El camino sigue parcialmente el cauce de la antigua acequia mayor de Vila-real, en desuso desde finales del siglo XIX, para finalizar en el puente medieval de Santa Quiteria, declarado Bien de Interés Cultural. 

El recorrido ofrece al visitante la posibilidad de contemplar un interesante patrimonio natural y cultural: arqueología hidráulica, una frondosa vegetación de ribera o el molino Bisbal –un molino que fue utilizado como molino de harina y más adelante como molino industrial– son algunos de los elementos de una ruta apta para todas las edades, con varios miradores en los que parar y disfrutar de las preciosas vistas.

La segunda ruta se adentra en la vila y los arrabales. Desde la oficina de Turismo, ubicada en la casa natal del guitarrista Francisco Tárrega, parte esta ruta urbana que recorre los principales puntos de interés del centro de Vila-real, coincidiendo con la antigua vila medieval y los arrabales. La ruta visita espacios emblemáticos de la ciudad como la mencionada basílica y plaza de San Pascual, la Casa de Polo, el Gran Casino o el Hostal del Rey, entre otros.

La plaza de la Vila es la plaza principal del centro histórico / A.V.

Turismo citrícola

Por último, la ruta de la naranja ofrece la posibilidad de conocer la historia de una localidad estrechamente ligada al cultivo y la comercialización de dicho cítrico.  Esta singular ruta turística permite conocer una explotación agrícola para comprobar cómo se cultiva y comercializa la naranja, así como degustar todas las posibilidades que ofrece hoy en día, desde zumos hasta licores o gastronomía.

La visita, organizada por la empresa vila-realense Matafruits, incluye también un recorrido por los principales atractivos de Vila-real