Super Motor Levante
COMPETICIÓN

Campeones de la eficiencia

Super Motor Levante participó y venció en las 24 Horas Híbridas de Toyota celebradas en el Circuito de Albacete

22-09-2016Meneame
Podio de los ganadores de las 24H Híbridas de Toyota
Podio de los ganadores de las 24H Híbridas de Toyota. Toyota.

VICENTE MONTORO Muchas veces nuestro trabajo nos da muchas satisfacciones, y esta ocasión claramente es una de ellas. Cuando Toyota nos invitó a participar en la segunda edición de las 24 Horas Híbridas no me lo pensé: no me lo pierdo. Y allá que me fui al Circuito de Albacete con la idea de pasar 24 horas intensas. Y a fe mía que así fue.

Al llega Pronto conocí a mis compañeros de viaje, seis periodistas de motor, David Ayala de MotorGiga, Néstor Abarca de Coches.net, Mario Cortijo de Autocasión, Daniel Valdivieso de Hightmotor y Samuel Saco de Marca Motor, además de Carlos Díaz, que se ganó su plaza en un concurso organizado por Toyota en Redes Sociales, y por supuesto un servidor en representación de Levante EMV y SuperDeporte.

Pronto nos pusieron al tanto de toda la reglamentación y posibles sanciones. Voy a intentar resumirla para que entendr nos encontramos ya los equipos ya montados por la marca, no valía eso de juntarte con tus amiguetes.áis en qué consistía realmente la carrera: Un Auris híbrido sin ningún tipo de modificación, 24 horas, un depósito de 45 litros más cuatro adicionales de 20 litros, dos cambios obligatorios de ruedas y una hora como máximo por turno de conducción. Gana el equipo que más vueltas dé al circuito.

Por su experiencia votamos por unanimidad a David Ayala como jefe de equipo. La pregunta no se hace esperar ¿Queremos ganar o disfrutar y pasarlo bien? La respuesta por parte de todos fue clara: Queremos ganar. Yo los miraba y pensaba ¿Estarán todos realmente convencidos? ¿Sabrán lo que ello significa?

David desenfundó su portátil y nos pusimos a montar la estrategia de carrera. Ser pacientes y mantener unos ritmos de consumo y velocidad dentro de unos márgenes que nos dejaran primero terminar la prueba, para a partir de ahí tener un remanente de combustible que nos permitiera elegir nuestro ritmo en la parte final de la carrera. Y gestionar muy bien el paso por boxes. Un mal repostaje o cambio de rueda a destiempo podía dar al traste con todo.
El Excel echaba humo. Tomábamos tiempos y consumos de cada uno de nosotros a cada vuelta, las 24 horas, sin desfallecer.

He de decir en honor a la verdad que los Auris se comportaron de una forma más que excelente ¿Alguien piensa que un híbrido es aburrido de conducir? Pues que se lo quite de la cabeza. Conjugó a la perfección eficiencia, economía y una capacidad dinámica envidiable. Y fiabilidad, porque la presión a la que lo sometimos durante 24 hora seguidas, es digna de mención.

Además montaban los nuevos neumáticos Michelin CrossClimate, de los que pudimos probar su excelente respuesta tanto en seco como en mojado, ya que estos chicos de Toyota, muy eficientes ellos, apalabraron una buena llovida desde la una de la madrugada hasta pasadas la cuatro. Todo un detalle que añadió más picante a la competición.
Esta estrategia nos llevó a estar las primeras horas los últimos hasta con casi tres vueltas de desventaja, con el consiguiente cachodeo de algunos integrantes del resto

Y cuál es mi sorpresa que comienzo a comprobar con satisfacción que ya vamos terceros. La estrategia comienza a dar resultado. Los equipos empiezan a darse cuenta de que su velocidad inicial penalizaba el consumo a medida que tenían que parar a repostar y a realizar cambios de ruedas.

A mí me tocó en un par de ocasiones priorizar la velocidad al consumo. Teníamos que recortar distancias. Y el Auris se portó, vaya que si se portó. Aguantó como un jabato las trazadas a alta velocidad, frenadas bruscas y recuperaciones poderosas. Cuando se le necesitaba el motor eléctrico estaba ahí, aportando potencia.
Sigue pasando el tiempo y a falta de cuatro horas nos situamos líderes ¡Increíble! Faltando menos de dos sube Néstor, que había demostrado ser el más eficiente conjugando consumo y velocidad, con la idea de asentar, e incluso aumentar, la ventaja de más de dos minutos que teníamos con respecto al equipo situado en segunda posición. Y le toca a David. Es hora de ratificar el trabajo de más de 23 horas.

Yo tranquilo. Me voy a comer junto a otros miembros del equipo. Cuando nos reincorporamos vemos al resto frente a las pantallas de tiempos, nerviosos ¿Qué pasa? En eso veo pasar por línea de meta una exhalación con forma de Auris. Pues pasa que todos han entrado ya en reserva "profunda", esa que te aparecen las dos rayitas y ya no te marca autonomía. Y todos automáticamente pusieron rimo de "de perdidos al río". Por si fuera poco a David le tocó lidiar con el piloto del equipo 1 que le iba restando tiempos a una media de entre 12 a 14 segundos por vuelta. No entendíamos nada. Lo comprendimos cuando nos enteramos de que lo conducía Marcos Martínez, piloto profesional. A David le tocaba sacar lo mejor de sí mismo. Y lo hizo, aguantó la presión como un campeón. Todos esperábamos la última curva, si la encaraba por delante ganaríamos puesto que todos los Auris eran iguales. Y así fue, por centésimas ganamos. Después de 24 horas, ganar por centésimas?

Una cosa tengo que decir, y es que la reserva del Auris es un "pozo sin fondo". No se terminaba nunca.
Luego vinieron los abrazos y las risas, pero el regusto que te deja una victoria tan trabajada es difícil de transmitir con unas breves palabras.

Nuestros números de la victoria: 505 vueltas al circuito, 1.792 km recorridos, 24 horas, 6,8 l/100 km, dos litros de combustible sin utilizar y conocer a seis grandes personas. Valió la pena.


Comparte esta página

MOTO GP

Moto GP

Moto GP 2014

Sigue en directo el mundial de Motociclismo y mantente informado con las últimas noticias de actualidad.

CONCESIONARIOS VALENCIA

Coches Valencia

Encuentra tu concesionario

Conoce toda la actualidad de las principales marcas en Valencia y descubre las últimas novedades y lanzamientos.