Turismo y viajes
Colores rojizos al atardecer

La puesta de sol en la Albufera

Es también interesante ver las casas de aperos, las barcas y la barraca, la casa típica de la Albufera

31-10-2013Meneame
Dos pescadores pescan en el lago
Dos pescadores pescan en el lago. Manuel Molines.

La puesta de sol en la Albufera es una de las más bellas estampas de Valencia. El cielo se cubre de matices rojos y amarillos al tiempo que el Sol se pierde en el horizonte para dejar paso a la Luna. Precioso paisaje donde los pescadores surcan las aguas del parque natural para pescar anguilas, lizas y lubinas, y los agricultores trabajan en los arrozales. Asimismo, las 21.120 hectáreas de superficie del parque natural sirven, en invierno, de abrigo para especies únicas de aves acuáticas. Es también interesante ver las casas de aperos, las barcas y la barraca, la casa típica de la Albufera, el Cabanyal, El Palmar, El Perelló y Alboraya. Por todo ello, es considerado como uno los humedales más representativos y valiosos de la Comunitat Valenciana y de la cuenca mediterránea.


Sueca, próxima al Parque de la Albufera, es conocida por elaborar una exquisita paella valenciana que respeta los cánones tradicionales. También por la calidad de su arroz, cultivado en la marjal de la Albufera . Su economía se ha sustentado en la agricultura y la pesca, como lo reflejan los pueblos de El Perelló y el Mareny. También las barracas (antigua vivienda valenciana) que hay en la zona. Su cercanía con el Mediterráneo permite disfrutar de sus playas, ubicadas en un entorno natural único. Asimismo, la ciudad exhibe un interesante patrimonio cultural de herencia árabe (acequias). También destacan las iglesias de San Pere y Nuestra Señora de Sales. En Sueca disfrutará de los grandes placeres de la vida rodeado de un maravilloso paisaje

Comparte esta página


El tiempo