EUROCOPA

El debut más duro de Ucrania en la Eurocopa: goleada, apagón durante el partido y banderas prorrusas de los ultras rumanos

El 3-0 ante Rumanía con el que Ucrania empezó su andadura no pudo seguirse completo en el país por un corte en la TV

Los jugadores de la selección de Ucrania cantan el himno nacional de su país antes de su debut en la Eurocopa frente a Rumanía.

Los jugadores de la selección de Ucrania cantan el himno nacional de su país antes de su debut en la Eurocopa frente a Rumanía. / EFE

Denís Iglesias

"Ucrania será la revelación de la Eurocopa", fue el comentario más repetido en la previa al debut del equipo del mítico Serhiy RebrovDovbyk, máximo goleador de LaLiga; Lunin, campeón de Europa con el Real Madrid; el capitán ZinchenkoMudryk, el hombre por el que el Chelsea pagó más de 100 millones... Alicientes que quedaron completamente desdibujados por la goleada de Rumanía (3-0). Una jornada triste para un país que se ha tomado el torneo como una cuestión nacional.

Serbia y Rusia, aliadas contra Ucrania

Quedó claro desde la interpretación del himno que los internacionales ucranianos corearon envueltos en la bandera bicolor. Algo que se ha convertido en un ritual. Pero hubo rivalidad de distintivos en la grada del Allianz Arena de Múnich, donde estaban prohibidas las banderas rusas. El veto lo sortearon los ultras rumanos, que desplegaron enseñas de la República Popular de Donetsk, territorio ocupado por Rusia, que está presente en la Eurocopa.

No como equipo, porque se mantiene la prohibición a sus combinados nacionales, pero sí con la simpatía de determinados hinchas. No fueron ni una ni dos. Las banderas prorrusas gotearon toda la grada de Rumanía, como igualmente sucedió en el Serbia - Inglaterra del domingo. Cabe recordar que el combinado que dirige Dragan Stojković jugó en marzo en Moscú en el que fue su primer partido contra un equipo de la UEFA.

Las simpatías del cuadro balcánico con Rusia traspasan el fútbol. Serbia es un país aliado del Kremlin, por lo que las banderas que combinan emblemas rusos y serbios son frecuentes. Esto ha indignado a la Asociación Ucraniana de Fútbol que preside Andriy Shevchenko, quien ha pedido a la UEFA que persiga la exhibición de estos símbolos. Fue un debut aciago en todos los sentidos para el conjunto del Este que tuvo un difícil seguimiento en Ucrania.

¿Por qué se cortó la retransmisión?

Según informaron a EFE ciudadanos de diferentes regiones del país, la retransmisión del primer partido de los de Rebrov en la Eurocopa, ante Rumanía, se interrumpió poco después del comienzo de la segunda parte. Después, el servicio de televisión digital de pago se interrumpió por el mal tiempo. “Es algo que ya ocurrió con otro servidor hace algunos años en un partido internacional de primer nivel por la sobrecarga de usuarios en la red”, señaló a la agencia un seguidor ucraniano al poco de producirse la interrupción del servicio.

Para Ucrania, la clasificación para la Eurocopa en la repesca fue un triunfo moral y social. Desde el inicio de la invasión han tenido que jugar fuera de sus fronteras. Su cuartel general está en Polonia, que alberga a un millón de refugiados. La de Alemania es la primera gran cita deportiva para la selección de Rebrov después de la invasión. A través de la misma, Ucrania espera llamar la atención del mundo, que ha girado el foco hacia Oriente Próximo, en busca de un nuevo paquete de ayuda para avanzar en un conflicto cronificado.

Duras críticas de Rebrov a su selección

De hecho, en la previa a la Eurocopa, la Asociación de Futbol de Ucrania (UAF, por sus siglas en inglés) lanzó un video en sus redes sociales en el que 13 de sus internacionales solicitan ayuda a los países participantes del torneo continental. “A nuestras ciudades les encantaría recibir la Eurocopa, pero ahora están luchando, no por el torneo, sino por la libertad”, expresan en el vídeo. “El futbol es como todos los deportes, no está más allá de la política y de la guerra. Llamamos a todos los países de la Eurocopa 2024 a ayudar a Ucrania”, finaliza la campaña.

En la previa al debut de la selección de Ucrania, la UAF también mostró en las calles de Múnich una de las gradas del Estadio Sonyachny de Járkov que fue destruido por bombas rusas. "También el fútbol sufre en las guerras", es el mensaje que acompaña a esta pieza de historia viva de un país que confía en remontar el vuelo en una Eurocopa donde se juega su propia existencia. Una presión excesiva que puede jugar en su contra. Y más teniendo en cuenta comentarios como los del seleccionador Rebrov tras la derrota ante Rumanía: "El resultado fue inesperado para todos. Yo lo tengo claro: "Si queremos conseguir algo en la Eurocopa, cada jugador debe dar el máximo. Desafortunadamente, esto no ha sucedido. Tenemos que ser más serios en el próximo partido".