«Contribuir a un futuro mucho más justo e igualitario». Con estas palabras, el director territorial Este de BBVA, David Conde, inició su intervención el pasado martes en el Club INFORMACIÓN durante la entrega a las asociaciones ganadores este año de la tercera edición de los Premios BBVA Futuro Sostenible con presencia en la provincia. Estos premios forman parte de una iniciativa del banco para colaborar con la sociedad mediante la entrega de donaciones a aquellos proyectos solidarios que ayudan a construir un futuro mejor.

«Las ONG’s trabajan todos los días por un mundo mejor y lo que esperan los clientes de BBVA es algo más que crear valor para los accionistas», destacó el responsable de la entidad financiera, quien puso en valor esta iniciativa solidaria del banco para «crear un impacto positivo en los lugares donde estamos presentes, involucrándonos en la sociedad y poniendo al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era».

David Conde, director territorial Este de BBVA. Rafa Arjones

En esta tercera edición, Fundación Salud Infantil de Elche, Fundación Lukas de San Juan y Fundación Francisco Luzón han sido las tres asociaciones reconocidas por este este galardón. En toda España, los Premios BBVA Futuro Sostenible han entregado un millón de euros a las 23 ONGs seleccionadas entre las 214 organizaciones que se han presentado para poder impulsar unos proyectos solidarios que contribuyan al crecimiento inclusivo de la sociedad.

“Estos premios contribuyen a construir un futuro más justo e igualitario gracias a la labor de las ONGs”

David Conde - Director territorial Este de BBVA

Esta ayuda económica es posible gracias a BBVA Asset Management, la unidad del Grupo BBVA que engloba las gestoras de fondos de inversión y pensiones a nivel global, con el lanzamiento de la Convocatoria Solidaria BBVA Futuro Sostenible ISR con la que la gestora dona anualmente una parte de la comisión de gestión cobrada en el fondo solidario BBVA Futuro Sostenible ISR.

Luis Vadillo, director de Negocio de BBVA Asset Management, puso en valor este fondo de inversión al demostrar que tanto la entidad financiera como los clientes pueden aportar y ayudar a la sociedad. «Muchas veces parece que estamos en torres de cristal y no estamos pegados a la sociedad. Y no es así. Con estas acciones y estos premios trabajamos para que nadie se quede atrás, ayudando a las ONGs en sus objetivos».

Luis Vadillo, director de Negocio de BBVA Asset Management. Rafa Arjones

Desde su punto de vista, la finalidad del fondo y del banco no es solo conseguir una rentabilidad financiera sino también una rentabilidad social. «Y esto es algo que piden cada vez más los clientes», enfatizó, tal y como demuestra el hecho de que el fondo BBVA Futuro Sostenible ISR es el segundo más solicitado de la entidad con más de 1.800 millones de euros. «La sostenibilidad es una disrupción que ha venido a cambiar muchas cosas», apuntó el director de Negocio de BBVA Asset Management, quien también auguró que pronto lanzarán más soluciones de inversión en el mundo sostenible y solidario.

“Nuestros clientes, con el fondo de inversión BBVA Futuro Sostenible ISR, impulsan también proyectos solidarios”

Luis Vadillo - Director de Negocio de BBVA Asset Management

El ejemplo de la Fundación Iniciativa Social Educación y Familia

El acto contó también con la participación de Joaquín Lleó Sapena, director ejecutivo de la Fundación Iniciativa Social Educación y Familia, una de las ganadoras de los Premios de 2020 por el proyecto «Despierta Sonrisas» con el que la entidad ofrece mayores oportunidades educativas a los niños para tener más posibilidades «sin depender de su origen social o económico», señaló.

Sobre el premio recibido, Joaquín Lleó explicó algunas de las iniciativas que han podido afrontar gracias a la cantidad económica aportada por el BBVA en un año como el del 2020 marcado por la pandemia. «Promovimos e hicimos actividades para paliar el cierre escolar, haciendo especial hincapié en el apoyo emocional y educacional», indicó. Además, crearon un área virtual de recursos con juegos, manualidades,... y se elaboraron cuadernillos que se repartieron casa a casa en los barrios donde trabajan.

Joaquín Lleó Sapena, director ejecutivo de la Fundación Iniciativa Social Educación y Familia. Rafa Arjones

Al respecto, recordó que este apoyo anímico para los estudiantes era más solicitado por parte de los directores de los centros que el del propio material. La Fundación también llevó a cabo actividades más allá de las escolares, como una campaña de captación de fondos para la recogida de alimentos con la que combatir situaciones de emergencia alimentaria en «familias que comen con lo que ingresan al día». El reparto de alimentos se hizo con la colaboración de la Asociación de Vecinos de Colonia-Requena.

“El premio nos permite ofrecer mayores oportunidades a los jóvenes e iniciar actividades que van más allá de lo educativo”

Joaquín Lleó Sapena - Director ejecutivo de la Fundación Iniciativa Social Educación y Familia

Después del confinamiento se realizaron actividades de apoyo escolar fuera de los centros, según las normativas sanitarias, para ayudarles a hacer tareas cotidianas, compensando y paliando el retraso que se había producido en varios jóvenes por el cierre de las aulas y la brecha digital existente. Asimismo, también han podido contratar a una persona para movilizar y conseguir más voluntarios y captar más personas capaces de hacer las actividades «extra» que la pandemia ha generado.