Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Emilio Miralles

"Pasar de Especial a fallas pequeñas no es fácil de digerir"

El artista que mejores resultados presentó en 2014 vuelve a la alta competición en Primera B

"Pasar de Especial a fallas pequeñas no es fácil de digerir"

"Pasar de Especial a fallas pequeñas no es fácil de digerir"

­­No hace tanto tiempo, Emilio Miralles era un habitual en la sección especial. Plantó consecutivamente desde 1999 a 2008. Sin embargo, a partir de ahí, fue alejándose de los puestos de honor, tanto de secciones como de premios. En las fallas de 2014, sin embargo, la situación dio un giro espectacular. Dos victorias, algo que sólo pudo hacer también Sergio Edo y un promedio de éxito al que sólo se acercó Javier Álvarez-Sala. La consecuencia es que ya vuelve a la zona noble. Ceramista Ros-Mortes Lerma, en Primera B, es su primer y particular gran salto adelante.

¿Cómo vivió la tarde del 16 de marzo, cuando en apenas unas horas logró dos victorias (el doble que en toda su carrera), dos terceros, un quinto, un noveno, un podio en Torrent...?

Nunca he vivido algo parecido. Recuerdo que estaba en la falla Universitat Vella y me fueron llamando uno por uno los presidentes. El primero, el de Mistral-Murta: «enhorabuena, campeón». Al poco, el de Albacete-Marvá: «¡hemos ganado!», el de Marqués de Montortal, que no tenían podio desde 2002... a cada llamada era algo mejor. Cuando llamaron de la falla Corona, diciendo no ya que ganamos el premio de experimentales y el de in genio y gracia, sino también un quinto de sección, ya fue la bomba.

¿Qué pasó para, de repente, convertirse en uno de los grandes triunfadores?

Debo entender que hicimos bien el trabajo, porque no puede ser que todos los jurados se pusieran tan de acuerdo. No sé: habíamos puesto mucho entusiasmo en el trabajo, pero también en 0años anteriores y no nos daban más que premios menores. Mira: nos tenía que tocar.

¿Llegó a perder la confianza en sí mismo al ir descendiendo peldaños tras codearse con los mejores?

La verdad es que me preocupaba porque no lo entendía. Es difícil de digerir. En algún momento me acomodé a hacer trabajos menores, pero no era mi aspiración. Soy una persona creativa y tenía ganas de expresarme como otras veces. He estilizado el trazo y la verdad es que estoy satisfecho con la evolución profesional.

¿Lo pasó mal laboralmente?

Por supuesto, acusé en algunos momentos la bajada de trabajo y el taller se redujo, pero he tenido trabajo: tanto por fallas propias como por lo que he digitalizado para otros compañeros y los trabajos no falleros: esculturas, rotondas, parques temáticos... pero me sentía incómodo.

¿Se puede vivir con las fallas?

En la medida de lo posible, si. También haciendo alguna cosa más. Pero hemos salido adelante. Hice una apuesta importante al crear la empresa (Córcholis Digital) y no podemos estar parados.

¿Mejor menos fallas pero más grandes?

Siempre me ha gustado la competición y me siento más a gusto estando al más alto nivel posible. La oportunidad de Ceramista Ros me llegó en seguida: me llamaron a los pocos días.

Pero el listón lo tiene muy alto: defender el primer premio con moderado presupuesto.

Y con unos rivales que son auténticos miuras. Aspiro a que mi trabajo guste a la comisión y que, dentro de nuestras posibibilidades, competir al máximo. En las últimas fiestas planté en Torrent una falla que debía ir a segunda categoría y se encontraron con que entraba en primera. Yendo con poquísimo dinero en comparación a las demás hicimos podio. Si el trabajo está bien hecho, cualquier cosa es posible.

Se encarga de modelar la falla Corona. ¿Es el coche de Rita Barberá?

Bueno, es de la misma marca, efectivamente. Pero no va a ser el único. Se van a plantar aquellas cosas que sobran en fallas y la primera son los coches. Pero habrá mas. Hemos hecho modelos a molde y cartón sobre coches auténticos y luego Escif se encargará de pintarlos.

¿Volvería a Especial?

A cualquier artista le gusta estar lo más arriba posible. Me conformo con ir cumpliendo etapas.

Compartir el artículo

stats