Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance

Los expertos rebajan a 104 millones la cifra de negocio de las Fallas

La Universidad de Alicante calcula que el número de foráneos es de 865.000, nunca más de un millón, y que el impacto económico es muy inferior a los 500 millones de los que se habla

Los expertos rebajan a 104 millones la cifra de negocio de las Fallas

Los expertos rebajan a 104 millones la cifra de negocio de las Fallas

Ni el número de turistas es tan elevado como se dice ni tampoco lo es el supuesto impacto económico sobre la ciudad. Las Fallas son un elemento dinamizador de la economía local, pero no están suficientemente aprovechadas. Solo el factor «chauvinista» propio de todas las sociedades invita a pensar lo contrario, caer en la autocomplacencia y desaprovechar elementos de la fiesta que aún están por explotar.

Son conclusiones y opiniones del experto en márqueting turístico Vicente Pizcueta, apoyadas por un informe del Instituto de Investigaciones Turísticas de la Universidad de Alicante sobre el impacto económico de las Fallas. Son conclusiones, además, que surgen en pleno debate sobre la necesidad de analizar ese impacto y rediseñar la fiesta, análisis para el que se dio el primer paso en el Pleno del Ayuntamiento de Valencia del pasado viernes al aprobar por unanimidad una moción socialista que proponía encargar al Instituto Valenciano de Actividades Económicas (IVIE) ese trabajo.

Los datos

En el informe del Instituto de Investigaciones Turísticas de la Universidad de Alicante, cuyo estudio de campo se realizó en 2012, se parte del supuesto máximo de personas que asiste a los actos públicos de la semana fallera (5 días), que según la Policía Local, puede llegar a 1,5 millones. Y luego los disecciona (encuesta) para llegar a la siguiente realidad: de ese flujo de personas, 635.000 son residentes en Valencia y un máximo de 865.000 son de fuera, nunca 1 millón.

De estos últimos, un 37,5% (325.000) son «excursionistas», personas procedentes de la propia provincia de Valencia que sólo vienen a pasar el día; un 11,6% (100.900) procede de la Comunitat Valenciana; un 40% (353.000) llega del resto del España y el turismo extranjero representa algo más del 10% (86.000).

En total, se contabilizan 546.150 estancias en Valencia, que si se dividen por los 3,2 días de media que pasan en la ciudad (encuesta), quedan 167.000 visitantes netos. Además, un 60% duermen en casas de amigos y familiares (329.165), un 27,4% en hoteles (149.645) y un 8,2% en casas propias (44.895).

Por último, el estudio refleja que el valenciano se gasta una media de 30,5 euros al día y que el visitante consume por valor de 245 euros, incluyendo alojamiento, restaurantes, compras y transportes, lo que significa que el impacto económico es de 104 millones de euros, muy lejos también de los 500 que se utilizan como referencia, según explicó Vicente Pizcueta.

Esto demuestra, a su juicio, que ni los visitantes ni el impacto económico es el que se supone y que las Fallas «están muy poco explotadas en cuestiones turísticas». A pesar de ser «una fiesta sin comparación en Europa», cree que «el margen de mejora es espectacular» y que el «chauvinismo» de los valencianos se está tornando negativo para la fiesta, pues a veces se habla de reventón y «aquí siempre hay libres plazas hoteleras».

Compartir el artículo

stats