Lejos de intentar apagar una polémica que parece ser el lema de las Fallas 2015, el PP no es que huya del «caloret» o intente alejarse de la polémica... sino todo lo contrario. Quiere más. De hecho, han hecho suyo el lema «I love caloret faller» con unas chapas que repartieron en el balcón del Ayuntamiento el pasado domingo, el día de la primera «mascletà» del calendario fallero, y que ayer fueron absolutas protagonistas.

El PP encargó 200 chapas que desparecieron el mismo día del reparto. Ayer, con un balcón lleno hasta la bandera, todo el mundo preguntaba por las insignias, mientras los concejales del equipo de Gobierno de Rita Barberá las lucían en la solapa, con orgullo. De esta forma, el error cometido por la alcaldesa Rita Barberá durante la Crida „que ha generado a nivel nacional fotomontajes, aplicaciones de móvil, vídeos e incluso canciones„ ha quedado justificado por la «sátira, la ironía y el humor» que caracterizan las Fallas.

Tal es el éxito de las chapas «oficiales» del «caloret», que el PP está estudiando «encargar más», según afirmó ayer el concejal de Fiestas, Francisco Lledó. «Es un gesto cariñoso hacia la alcaldesa, no es, para nada, la ostentación de un error. Sorprende mucho que este mensaje genere tanta controversia y que no se diga nada de otros, como los de la 'Antifalla', con cóckteles molotov vestidos de fallera. Me gustaría que se diera más repercusión a estos carteles que a otros, que solo tienen como finalidad mostrar un gesto cariñoso hacia la alcaldesa». Otros concejales del consistorio, como Alfonso Novo o Alfonso Grau, repitieron el mismo argumento de Lledó y el resto de ediles de la corporación que no se quitaron la chapa ni un instante y calificaron las de 2015 como «las fallas del 'caloret'».

Reirse de uno mismo

De hecho, el presidente del PP en Valencia y concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, explicó que la iniciativa fue 'pensat i fet' como «una muestra de respaldo y de apoyo a la alcaldesa». Y dio un paso más, al bromear con que, a raíz de todas las canciones surgidas sobre este asunto, «cualquier día la ponemos por megafonía porque tiene tirón y enganche, pero ya lo veremos». Ahora bien, desde la concejalía de Fiestas negaron que esa sea una idea en firme, y recordaron que la megafonía «depende de Protocolo». El vicealcalde de la ciudad, Alfonso Grau, por su parte, indicó que la iniciativa «le parece bien» y admitió que cada cual es «muy libre de criticar e interpretar las cosas como quiera». «El significado es la sátira propia de las fallas y yo creo que es fundamental en las fallas que seamos capaces, y, ese es el gran acierto de la ironía, de reírnos de nosotros mismos», apuntó.

Sin embargo, el portavoz socialista, Joan Calabuig, afirmó que las instituciones tienen «la obligación de cuidar el valenciano» y aseguró que las chapas que luce el PP implican «abundar en el desprecio del valenciano y de los falleros». «Esta especie de ostentación de la ignorancia nos parece muy triste».