Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Pedro Santaeulalia

"A Convento Jerusalén vienes a ganar o a ganar el primer premio"

El ocho veces vencedor de la Especial compite con el mayor presupuesto y una falla «sin excusas»

"A Convento Jerusalén vienes a  ganar o a ganar el primer premio"

"A Convento Jerusalén vienes a ganar o a ganar el primer premio"

Ocho primeros premios de Especial tiene Pedro Santaeulalia. Seis menos que Regino Más, pero con muchos años por delante todavía para acercársele. Este año, buena parte de las miradas estarán puestas en su «Ocaso de los Dioses».

¿Qué le da más presión: que lleva el mayor presupuesto con diferencia (230.000 euros contra 170.500 del Pilar) o el hecho de que el año pasado no consiguiera la victoria? ¿O las dos cosas?

La presión que siento es la de competir, la que tengo todos los años. Competir con mayor presupuesto es algo que tengo asumido desde las épocas de Nou Campanar, pero también tengo que recordar que he ganado varias veces el primer premio de la categoría sin ser el que más dinero llevaba. No ganar el año pasado, por supuesto, es un motivo de presión más, pero a estas alturas soy capaz de convivir con ambas cosas y preparar el proyecto con mucha seguridad. La última vez que gané en inferioridad, sin ir más lejos, fue aquí, cuando le gané a Julio Monterrubio.

Usted acabó el ejercicio bastante enfadado con el veredicto; después aún le recuerdo con «rebote» ¿Aún le recome lo que usted considera un veredicto injusto?

Nunca dejaré de decir que no estuve nada de acuerdo con el veredicto. Pero quizá a partir del boceto nuevo... ya se sabe lo del Ave Fenix y todo eso. Lo único que quisiera es que no hubiera como una especie de predisposición.

Algo harían con su falla que no fuera perfecta.

No estar de acuerdo no quiere decir que uno no analice profundamente su trabajo. Este año hemos trabajado algunos aspectos. Sobre todo, nos hemos planteado una cuestión capital: que no haya ninguna excusa. Que no puedan decirnos que falta algo. Que no haya ningun «Es que». Tenemos unas bases más consistentes e incluso hemos incorporado más retrato. Es una redonda y completa.

Boceto en la mano, con mucho volúmen, un argumento que se esgrimió el año pasado para la victoria del Pilar.

Lleva mucho volumen, pero con calidad. A estas alturas, creo que tengo claro lo que es volumen, pero siempre hemos tenido la máxima de que una falla no puede ser grande y estar mal hecha. Ha de tener unos mínimos que, obviamente, hemos procurado que se cumplan a rajatabla.

Es su quinta falla en Convento. De momento ha sido primero, tercero, primero y segundo. Por lógica numérica tocaría ganar.

A Convento Jerusalén sólo puedes venir a ganar. Es una falla ganadora, como ha demostrado repetidamente. Por supuesto que alguna vez puede suceder que no ganes, pero yendo en condiciones tienes que ganar.

Compartir el artículo

stats