Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falla el Quint devora 176 kilos de marisco

La comisión de Mislata celebra su tradicional almuerzo de «rojos», gambas, sepia y pulpo

En la falla Quint-Pizarro, de Mislata, no saben lo que es el ácido úrico. Gambas, gambones, rojos, sepia, cangrejo o pulpo en ingentes cantidades fueron ayer devorados por sus falleros durante la 15 edición del Almuerzo de Marisco, un evento que crece con el paso del tiempo y que este año ha congregado a 180 hombres -solo participan varones- alrededor de unas parrillas, crustáceos, moluscos y litros de cerveza.

En concreto, falleros, amigos y familiares de esta comisión consumieron ayer 50 kilos de rojos, 28 de gamba rayada, 15 de navajas, 15 de pulpo, 13 de gambón, 18 de gambas peladas, 4 de langostinos cocidos (para el aperitivo), 15 kilos de muslitos de cangrejo y 15 de sepia. En total, 176 kilos de mariscada. A todo ello le sumaron más de 350 litros de cerveza, 80 botellas de vino, otras tantas de licores varios y 18 bandejas de pasteles. El almuerzo también contó con jamón, queso, otros entrantes y el café de rigor.

«Cada año viene más gente, es un encuentro con mucho éxito», explicó Vicente Bellver, el encargado de organizar la cita. La presidenta de esta comisión, Pilar Ramón, explicó que las mujeres de la falla «no tienen envidia porque también se van otro día ellas solas almorzar». Aunque, reconoció, «no nos pasamos tanto y solo vamos las de la comisión, no viene gente externa a la falla». «Es un acto solo para hombres porque nos gusta un día al año estar un poco más libres», explicaba uno de los participantes. Esta mezcla de ambiente entre fallero y de despedida de soltero se prolongó desde las 8 de la mañana hasta las 18 horas de la tarde.

Compartir el artículo

stats