Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ruzafa

El ministerio inspecciona una antena de telefonía móvil que amplía la señal

Vecinos de la calle Sueca se quejan de una instalación que hoy visita la jefatura provincial de Telecomunicaciones

El ministerio inspecciona  una antena de telefonía móvil que amplía la señal

El ministerio inspecciona una antena de telefonía móvil que amplía la señal pablo ortega

El objetivo es que todo aquel que se acerque hasta Russafa para ver las luces que decoran el barrio y son visitadas a diario por miles de personas no se encuentre con una falta de cobertura que inutiliza los móviles y pone nervioso al personal. Por ello, el ayuntamiento ha permitido la instalación de una de las antenas móviles de telefonía „de las varias que se sitúan en puntos estratégicos de la ciudad donde hay grandes aglomeraciones„ en la calle Sueca, justo antes de la espectacular iluminación que ganó la falla Sueca-Literato Azorín.

Sin embargo, la antena en cuestión se sitúa frente al número 27 de la calle Sueca, muy próximo a las viviendas. Y los residentes no es que consideren «molesta» la instalación, sino que temen «que sea un peligro para la salud porque no supera la altura de los edificios y si hay radiación viene toda a nosotros», explicó ayer uno de los afectados.

Es más, uno de los vecinos decidió tomar cartas en el asunto y no ha parado hasta conseguir que hoy, técnicos de la jefatura provincial de inspección de Telecomunicaciones revisen la antena «y nos confirmen que está instalada según la normativa y que no supone riesgo alguno para nuestra salud». «Lo primero que hice fue llamar a la OCU y ellos me recomendaron que me pusiera en contacto con el ministerio, concretamente con la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. Desde allí han encargado la inspección y me parece lo más correcto para quedarnos todos tranquilos», explicó este vecino. Desde el ayuntamiento, sin embargo, le aseguraron «que no nos preocupáramos porque la antena estaba bien orientada, pero no nos fiamos».

Los afectados lamentaban ayer «este atropello» y pidieron que, al menos, «la antena no funcione las 24 horas». «El dormitorio está al lado de la antena y como no nos gusta la idea, hemos trasladado la cama al salón. Nadie querría tener una antena así en la puerta de su casa», añadió otro de los vecinos.

Compartir el artículo

stats