02 de marzo de 2018
02.03.2018

Fallas 2018: Primera 'mascletà', máxima protección

Un día gris y un amplio dispositivo de seguridad enmarcaron un disparo clásico y solvente de la pirotecnia Peñarroja

02.03.2018 | 04:15
Fallas 2018: Primera 'mascletà', máxima protección
Fallas 2018: Primera 'mascletà', máxima protección

Un día nublado y desapacible tiñó de gris la primera mascletà del ciclo fallero, en la que la Pirotecnia Peñarroja volvió a demostrar solvencia y agradó al escaso (para lo que tiene que venir) publico que se congregó en la Plaza del Ayuntamiento. Como estaba previsto, la seguridad tuvo también su protagonismo, con las vías de evacuación abiertas en cinco calles y un dispositivo policial que el alcalde, Joan Ribó, justificó ante la necesidad de proteger a los ciudadanos en su «grado máximo».

Si algo está claro es que Peñarroja conoce sus clásicos y sabe lo que tiene que hacer un 1 de marzo. Lleva años disparando ese día y, tal como reconocían, «posiblemente si no fuera así, no lo haríamos». Cumplieron más que sobradamente ante un público que aceptó de buen grado las bondades del fuego. «Ha salido a la perfección, como estaba previsto. Hemos venido a hacer una mascletà clásica, sin florituras, y con mucho ritmo, como gusta en València», explicó Pepe Nebot Peñarroja, que dedicó sus 115 kilos de pólvora a la «fiesta valenciana».

Por lo que se refiere al balcón municipal, este primer día transcurrió sin especial animación. Un palco planito, en el que Rocío Gil y Daniela Gómez estrenaron indumentaria y donde las cortes disfrutaron del estreno «verdadero» del espacio. Como representante político, el protagonista fue el diputado de Ciudadanos Toni Cantó, que estuvo acompañado de los portavoces de la formación en las Corts, Mª Carmen Sánchez, y en el consistorio, Fernando Giner.

A las falleras, por cierto, también les afecta la normativa de seguridad. Se acabó lo de aparcar en Periodista Azzati. Allí solamente las recogen para irse, cuando los asistentes han «escapado». Al llegar, tienen que quedarse en San Vicente.

Dispositivo de seguridad

Y es que la seguridad lo inunda todo, con calles convertidas en vías de evacuación y un dispositivo policial sin precedentes diseñado a raíz de los últimos atentados yihadistas. A este respecto, el alcalde de València, Joan Ribó, aseguró que «todo ha funcionado de una manera normal. «Tengo que decir a los ciudadanos que las Fallas necesitan tener la máxima seguridad y mecanismos de evacuación para que si hay alguna emergencia las ambulancias puedan entrar y salir con rapidez. El objetivo, dijo, es ofrecer a la gente «el grado máximo» de protección, lo mismo que los efectivos de limpieza trabajan para recuperar con la máxima rapidez la normalidad tras el disparo.

Respecto al dispositivo policial, la concejala de Ciudadanos, María Dolores Jiménez, denunció ayer que de los 40 policías locales que iban a venir en comisión de servicios sólo han llegado 17 debido a la descoordinación del equipo de gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas