08 de marzo de 2018
08.03.2018

El túnel de Germanías también se cerrará durante la semana de Fallas

En años anteriores se convirtió en una «ratonera» con 3.000 personas bloqueadas en su interior

08.03.2018 | 04:15
El túnel de Germanías también se cerrará durante la semana de Fallas

El Ayuntamiento de València ha decidido cerrar el túnel de Germanías durante los días grandes de las Fallas para evitar que como en años anteriores se convierta en «una ratonera» extremadamente peligrosa para los peatones que quieren acceder desde el metro de Plaza de España hasta las calles alumbradas de Russafa. Ahora, todo este flujo de personas tendrán que ir por la superficie, con los caminos debidamente marcados y con vigilancia policial.

Lo mismo que el cierre de las estaciones de metro de Colón y Xàtiva durante las «mascletades», el motivo por el que se cerrará el túnel de Germanías es la seguridad, dijo Anaïs Menguzzato, concejala de Protección Ciudadana. En años anteriores se había llegado a colapsar el túnel con 3.000 personas en su interior, a razón de 8 por metro cuadrado, en algunos casos con bicicletas y hasta con carritos de bebé.
Así pues, para este año se pensó desde un primer momento en tomar medidas. En caso de que las obras de remodelación del túnel no hubieran llegado a tiempo, la idea era haberlo cerrado durante todas las fallas, explicó Menguzzato. Pero como han terminado las obras, la opción ha sido cerrarlo durante determinados días y determinadas horas, también teniendo en cuenta que con la remodelación, el túnel el paso se ha estrechado.

En concreto, la previsión del consistorio es cerrarlo del 15 al 20 de marzo, de 9 a 11 de la mañana y de 19 a 2 de la madrugada, coincidiendo con los momentos de mayor afluencia de personas a las calles alumbradas de Russafa.

«Se trata de un paso de peatones que no está concebido para soportar una afluencia de público tan multitudinaria y además se ha estrechado con las obras de reforma, por lo que lo más aconsejable es cerrarlo durante los espectáculos de iluminación», dijo la concejala.
Ahora, ese flujo de personas tendrán que pasar por la superficie, donde se habilitarán pasos de personas con vallas y vigilancia policial para que nadie cruce la Gran Vía de Germanías de manera indebida. Por parte de la Concejalía de Protección Ciudadana se colocarán también carteles informativos para que los usuarios conozcan el horario de cierre del paso inferior.

Itinerarios en el barrio
Por lo que se refiere al barrio de Russafa, Menguzzato recordó que este año se han incrementado también las medidas de seguridad alrededor de las calles iluminadas. Así, las calles Sueca y Cuba tendrán acceso de vehículos de emergencia y dispondrán de vías de evacuación hacia Les Centelles y Filipinas respectivamente.

Y al igual que el año pasado, se trazarán itinerarios de entrada y de salida de peatones para ordenar el fujo de personas y ganar fluidez. Para ello se volverán a poner grandes portadas en las principales calles de acceso a esas zonas iluminadas con la correspondiente cartelería. «Yo creo que el cierre del túnel completa la seguridad de toda la zona, que es lo principal», dijo la concejala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook