14 de marzo de 2018
14.03.2018

Un mensaje de amor en forma de pez

Las falleras mayores y cortes de honor exhiben peces de papel en recuerdo del niño Gabriel Cruz y le dedican la «mascletà»

14.03.2018 | 04:15
Un mensaje de amor en forma de pez

Toda la vida como espectadoras, con la única licencia, si se quiere, de poder bailar al ritmo de la música de la megafonía. No está de menos que, dentro del proceso de modernización del cargo de corte de honor, éstas puedan lanzar algún mensaje. Leve e imposible de no ver con agrado. El día ocho llevaron lazos morados. Anteayer, crespones negros por el fallecimiento de un operario de Ricardo Caballer. Ayer, peces de papel, que llevaron en las manos. Un gesto de amor y solidaridad. Ni siquiera lo hicieron ostentosamente, cuando el público miraba. En el momento del «senyor pirotècnic» sí que lo mostraron y después repitieron, puertas adentro, en el balcón. Es un gesto cuanto apenas, que a todos debe poner de acuerdo, pero no deja de ser un pasito, que humaniza y da vigor al cargo. «Queríamos dedicarle la mascletà a Gabriel y sobre todo a su madre y al resto de la familia. Les mandamos mucha fuerza» decía después Rocío.

Fue el turno de la Pirotecnia Crespo, que se mostraban satisfechos al acabar. Vicente Rodríguez aseguraba que «el guión ha salido como tocaba. Ha salido redondo. Son cinco minutos de adrenalina a tope: tienes miedo de que se corte el cable... el turbo a dos bandas ha quedado bien, el digital ha hecho el tipo ametralladora y el "colp de só" ha salido muy bien». Lo de la ametralladora, después del anuncio de Netflix, sonaba a contagio de ideas. Los seguidores de Alzira se dejaron ver por la plaza. No fue el disparo del fin del mundo, pero tuvo elementos originales que le dieron una cierta personalidad.

Fue el día de rendir homenaje a las mujeres de la primera promoción de la Policía Local. Se reunieron 17 de las 29 que, en 1981, ingresaron en el mencionado cuerpo municipal, enfrentándose a las reticencias de parte de la sociedad, que no las aceptó inicialmente. La concejala Anaïs Menguzzatto mostraba su satisfacción «porque la presencia femenina en la Policía Local sea cada vez mayor, porque de esa manera el cuerpo está mucho más de acuerdo con la realidad de la ciudad, donde hay más de un 50% de mujeres. Nuestro objetivo es que el porcentaje de mujeres en la Policía sea similar al que hay en la sociedad». Sandra Gómez vivió por primera vez el disparo a pie de plaza y por allí también andaba Pere Fuset. Miss y Mister València, en el balcón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook