15 de marzo de 2018
15.03.2018

Patrocinado por:

Auto Sweden TurianovaCoviñas Seda Mahou

Tortajada se gana todas las 'miradas'

La comisión infantil de Maestro Gozalbo-Conde Altea se hace con el oro después de dos años en el segundo puesto gracias a la obra del artista Iván Tortajada «Mirar dentro» - Convento Jerusalén y Duque de Gaeta se quedan a las puertas del éxito

15.03.2018 | 18:49
Tortajada se gana todas las 'miradas'
Tortajada se gana todas las 'miradas'
Así es la falla infantil de Maestro Gozalbo.

No todo es lo que parece, ni tampoco se debe juzgar a un libro por su portada. «Mirar dentro» y ahondar más allá de la superficie. Es la moraleja que deja la infantil de la comisión Maestro Gozalbo-Conde Altea y por la que ayer se alzaban con el primer premio Especial, dejando una imagen bien merecida tanto por la falla como para el artista Iván Tortajada Estellés.

Ayer fue la confirmación «del niño prodigio». Un joven artista que llevaba dos años luchando por el oro desde el segundo puesto y que ayer hizo las delicias del jurado. Y es que ha nacido una estrella. Realmente, ya estaba en el firmamento desde hacía unos años, pero le faltaba rematar con el máximo galardón de la fiesta en su versión infantil.

A estas alturas todavía se cuestiona por qué Tortajada sigue dedicándose a hacer fallas y no emplea su talento en otras actividades más lucrativas. Pero eso es lo que gana la fiesta y lo que ganó ayer Maestro Gozalbo-Conde Altea. Comisión y artista escriben, de este modo, su nombre en la historia de la fiesta. Dos años logrando el segundo premio y ayer volteó el veredicto del año pasado con Convento Jerusalén. Maestro ganó, Convento quedó segundo y Duque de Gaeta, tercera.

Iván Tortajada es un de esos casos que surgen cada muchos años. Desde pequeño, el artista creaba fallas con sus familiares que solía llamar «El pedàs», porque las hacían con pedazos de madera. Hasta debutar en la Especial había conseguido el primer premio en todas las fallas que había plantado sin excepción. Tras arrasar en Corretgería, ya era el momento de dar el salto. En València y en Alicante, donde también mantiene la condición de invicto. Con un estilo muy personal, ha tenido la suficiente tranquilidad como para no desfallecer en los dos años que se quedó con la plata.

De este esfuerzo resulta su obra. Geometrías imposibles, colores desbordantes... Un paseo bajo la obra del artista Iván Tortajada deja sin aliento. Decenas de miradas se posan sobre el que les observa. Una mirada recíproca que da enseñanza, que hace mirar bajo la tierra para descubrir la huerta escondida hace años, que pone en el punto de mira a más de uno... «Todo depende del cristal con el que se mire», reza el monumento. Por eso se llena de viejas tortugas con gafas de buceo, hombres con gafas de la felicidad, o chimpancés con «mono-óculos». Una obra a la que, además, se añaden pequeños detalles de flores sintéticas que recubren el manto de una tortuga que hace las veces del manto de la Mare de Déu, y también pequeños mechones de pelo que se enredan entre la trenza de la niña que sale del libro de cuentos.

«Con ojos de niño», Tortajada explica que su obra no es sino «una lección, una herramienta de aprendizaje de valores para que ya desde pequeños vean que lo importante no está en la superficie... Que lo importante está en el interior, por eso la figura central es una figura femenina que lleva el corazón en la mano. Hay que mirar en el corazón de las personas para saber realmente dónde está lo que tiene valor».

Anoche la comisión Maestro Gozalbo hizo historia. Y Carla Sancho, la fallera mayor infantil y Rubén Tejero, el presidente infantil eran conscientes. «Nos vamos a quedar toda la noche mirando la falla», reconocían llenos de emoción y con un brillo en los ojos indescriptible.

Miguel Prim, el presidente de la falla aseguraba ayer que para ellos su mayor logro ha sido «mantener una comisión unida, una comisión que camina siempre en la misma dirección». «Somos 300 almas latiendo en un mismo corazón», decía Prim, pero ayer ya eran 301.


La falla infantil ganadora de 2018 está muy cerca del Ninot Indultat, que pertenece a su vecina comisión de Almirante Cadarso-Conde Altea y se salvará del fuego de la Cremà con una tierna escena del artista Manuel Algarra.

Un recorrido por la falla Maestro Gozalbo-Conde Altea


Premios de Sección Especial
La lista de premiados sigue con Císcar Borriana, del artista Bernardo Estela, en cuarta posición; Reina-Pau-Sant Vicent (Joan S. Blanch), en quinta; Sueca-Literato Azorín (Rojas Soler), en sexta, y Gayano Lluch-Doctor Marco Merenciano, en séptima (Sergio Amar).

Las tres últimos monumentos infantiles galardonados son los que han plantado Zapadores-Vicent Lleó (Ángel Navarro), en octavo puesto; Exposició-Misser Mascó, en noveno (Ariadna González y Xavier Gurrea), y Malvarrosa-Antoni Ponz-Cavite, en el décimo (Miguel Hernández).

Ingenio y gracia 
En el apartado de Ingenio y Gracia de Sección Especial también se ha proclamado como vencedora el 'Mira adentro' de Iván Tortajada para Maestro Gozalbo-Conde de Altea, seguida de Duque de Gaeta-Pobla de Farnals, de Julio Monterrubio, y Exposició-Misser Mascó, de Ariadna González y Xavier Gurrea.

La Junta Central Fallera ha distinguido a cinco fallas de Sección Experimental: Jesús Morante y Boràs-Caminot, de Ricard Balanzá; Ripalda-Beneficència-Sant Ramon, de Vicent Almela; Borrull-Socors, de La Comissió; Tres Camins-Pinedo, de Anna Ruiz Sospedra, y Dalt-Sant Tomàs de Víctor M. Valero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaza de la Virgen

València, 46001

17 y 18 de marzo

De 16:00 a 00:00