29 de junio de 2018
29.06.2018

Preselecciones

Pla del Reial-Benimaclet, Quatre Carreres y Russafa B aportan las primeras aspirantes al sueño de ser fallera mayor

Cuenca Tramoyeres protagoniza el único doblete de la noche

30.06.2018 | 01:26
Pla del Reial-Benimaclet, Quatre Carreres y Russafa B aportan las primeras aspirantes al sueño de ser fallera mayor
Pla del Reial-Benimaclet, Quatre Carreres y Russafa B aportan las primeras aspirantes al sueño de ser fallera mayor
Pla del Reial-Benimaclet, Quatre Carreres y Russafa B aportan las primeras aspirantes al sueño de ser fallera mayor

Parece que fue ayer, pero el ciclo se repite. Parece que fue ayer cuando las preselecciones de 2017 se estrenaban con las primeras siete candiatas mayores y otras tantas infantiles. Meses después, Paula Miquel y Marta Sobrino consiguieron redondear la epopeya en la Fonteta. Esas historias han empezado a repetirse con la reedición, curso 18-19, del ritual de elegir representantes de la fiesta.

Las preselecciones arrancaron con calor sofocante en los pabellones de Jardines del Palau, y prisas por acabar el del Sur, lo que retrasó el acto de Pla del Reial-Benimaclet. Se completó la noche con Quatre Carreres al otro lado del estanque, con una presentadora especial: su fallera más famosa el pasado año, Clara María Parejo, fallera mayor infantil de València, que lo hizo acompañado de su hermano.

Rocío Gil, Daniela Gómez y sus cortes de honor empiezan a conocer a aquellas que van a sucederlas en la historia de la fiesta, aunque eso no llegará hasta dentro de tres meses y medio.

La lectura de las actas dieron paso a las primeras alegrías y las primeras decepciones. E inmediatamente, a algunas curiosidades. Éstas llegaron sobre todo, en Russafa B. Susaya Yagüe, de Peris y Valero-Cuba, por ejemplo, es hermana de Virginia Yagüe, componente de la corte de honor de 2010. Y la infantil Adriana Molina Bernabé, de Cádiz-Los Centelles, es hija de Raquel Bernabé, componente de la corte de honor infantil de 1996 y ganadora en su momento de primer premio de sección especial con su falla de entonces, Sueca-Literato Azorín.

Otra curiosidad fue la elección de Rebeca Pardo, de Exposición-Micer Mascó. Es la fallera que adquirió el "traje de la solidaridad" organizado por Álvaro Moliner con diferentes donaciones de proveedores y cuyo importe fue a parar íntegramente a Casa Caridad.

Los éxitos quedaron muy repartidos. Tan sólo Cuenca Tramoyeres-Guardia Civil seguirá soñando por partida doble, al superar el escollo sus dos falleras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook