01 de octubre de 2018
01.10.2018

60 años esperando a la corte fallera

Primado Reig-San Vicente de Paúl celebra la elección de María Cavero, la primera de su historia

30.09.2018 | 22:30
Los falleros de Primado Reig-San Vicente de Paúl arropan a María Cavero en el casal al acabar la elección.
La fiesta de las falleras 2019 tras la Fonteta.

«Toda una vida, casi sesenta años (este año plantan su falla número 59) llevaba esperando la comisión de Primado Reig-San Vicente de Paul que el tren de la corte de honor (o, por qué no, el de la fallera mayor de València), pasara por la puerta de su casal. Con la particularidad de que, en los últimos años, no hacían más que acumular preseleccionadas finalistas. Es la comisión que más tiempo llevaba esperando (si contamos al Camino Barcelona como comisión ininterrumpida, que cumple 56 años este ejercicio). Razón más que suficiente para que, ya con lo hecho, María Cabero haya pasado a la historia del barrio. No es de extrañar por ello que el casal de la calle Motilla del Palancar fuera una fiesta el sábado por la noche y numerosos falleros lo celebraran.

Esta vez sí. Algo que exteriorizaba la joven pareja que ejerce de presidentes, Marta Muñoz y Adrián Martín. «¡Es que llevábamos tres años seguidos yendo a la Fonteta. Y, sí, esta es la primera vez que nos volvemos a casa contentos de verdad». Una falla de barrio, tranquila, forjada, por ello, en ese punto de adversidad. «¿Que si era difícil regresar los años anteriores sabiendo que no habían elegido a nuestra fallera? No, porque... estábamos acostumbrados». Algo así como un sino. «Lo extraordinario de verdad es esto. Teníamos la pequeña esperanza...». Y se hizo de rogar: María fue nombrada la penúltima. La nueva cortesana (o la nueva fallera mayor de València) acaba de finalizar la carrera de Ingeniería Química y estaba pendiente de iniciar un máster. Con la particularidad de que se le comunicó el nombramiento por teléfono cuando estaba pasando una temporada estudiando en Suecia.

¿Qué ha cautivado de ella en el jurado? «Es una persona muy transparente, extraordinariamente agradable. Los ha debido enamorar por cómo es. Es la autenticidad, representa los valores de una fallera: serlo desde que nació, lo vive como la que más...». Ahora la comisión está feliz de pensar que «vamos a ser anfitriones de todas ellas».

Además de San Vicente de Paúl, otras tres comisiones se han estrenado en el palmarés de tener fallera mayor de València o corte de honor a lo largo del periodo que empieza en 1980 con la elección democrática de la máxima figura representativa.

Se trata de las comisiones de, como queda dicho, Camino Barcelona-Travesía de Moncada gracias a Raquel Avivar; Maestro Serrano-Alicante con Neus Lozoya (han esperado 36 años) y Músico Espí-Grabador Fabregat (44 años), gracias a la niña Zaira Nácher.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook